loversize2b
  • Querido diario

    Tamaños y actitudes

    Share on Facebook49Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Bien es sabido que en lo que a temas sexuales se refiere, ‘lo grande mola’ a menos que se trate de chicha, que como sabemos asquea y da miedete. No obstante, parece que si no tenemos los pechos del tamaño de cancún y el pene como la sota de bastos no producimos el suficiente deseo sexual. He aquí una de las obsesiones sexuales más comunes en todos y todas: El tamaño.

    Parece que de nuevo el marketing hace mucho daño a nuestra concepción de la realidad y es que nos meten a fuego en la cabeza que después de un físico general predeterminado, la atracción sexual se resume al tamaño de nuestros genitales o nuestros senos y lo peor es que nos lo creemos y enaltecemos esta patética oda a la superficialidad. ¿El tamaño predefine lo que somos? ¿Lo que podemos llegar a atraer? ¿Quedamos resumidos a unas formas? Y lo que es peor, los estereotipos nos hacen seres indecisos y constantemente acomplejados que podrían dar mucho más de lo que creen pero el miedo nos frena y despersonaliza.

    Nos han educado de una manera tan obsesivamente superflua que nadie está contento consigo mismo y quien se acepta y se quiere es tildado de loco o engreído. Las chicas con pechos pequeños se obsesionan porque no son “lo suficientemente mujeres” lo que se equipara al tamaño del falo en los hombres que piensan que su polla no es suficientemente grande. Los pechos grandes que todas las chicas sin ellos desean son repudiados por las chicas que los tienen ya que caen (la gravedad, queridas y queridos) y no son como esa foto de ‘x revista’ donde flotan por arte de magia. Los chicos que tienen el pene grande tan deseado por otros, en muchas ocasiones tienen dificultades en sus relaciones sexuales y a quedan insatisfechos, así que la rueda sigue girando una y otra vez sin parar.

    loversize2dNo nos aceptamos, no nos queremos, ergo nos tendemos trampas continuamente. Deberíamos empezar a pensar en como con nuestras actitudes nos boicoteamos y cortamos las alas y como la aceptación de nuestro cuerpo nos ayudaría a dejarnos llevar y disfrutar experiencias sexuales espectaculares donde dejemos de obsesionarnos con nosotros mismos.

    El primer paso está en verte con una mirada muy distinta: trata de mirarte con los mismos ojos con los que ves a la persona que deseas. Dudo mucho que todas las personas por las que sientes deseo sexual sean canónicas o ”perfectas” y aún así ¡Sorpresa! Te ponen a 100. ¿Por qué será que vemos con perfecta claridad a los demás y a nosotros nos dejamos de lado? Disfruta de ti, quiérete, date mimos y no te rechaces. Es normal que el cuerpo esté agotado y triste si nunca se tiene orgullo ni amor por él, disfruta de tus formas, tus puntos erógenos, tu rostro y tus genitales, porque son TUYOS, porque con tu actitud, con ganas de disfrutar de lo que te recorra por dentro, estás rompiendo tus propias cadenas. Es como cuando nos resistimos a gemir o hacer ruido al tener sexo, por ese apuro del ‘que dirán’… ¿Alguno de los presentes ha disfrutado más de ese orgasmo o del que ha tenido dejándose llevar por completo?

    loversize2a

    Vale, no te estoy instando a que les des diariamente el concierto de su vida a tus vecinos, pero hay que dejar de ‘aguantar'; hay que tomar aire y dejar al rechazo y la vergüenza irse de vacaciones un rato porque sean como sean tus pechos o tus genitales, van a seguir siendo deliciosamente sexuales. La belleza singular empieza donde terminan las obsesiones y el deseo de tener algo que no tenemos para poder disfrutar de lo que nos hace únicos.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Rocío Vidal

    Dibujante barcelonesa, apasionada sin remedio y directora de @kboombcn y @Sextories, en lucha por el amor propio y el gordibuenismo. Amante de los cómics, el teatro, los vestidos y la cerveza fresquita.

    

    Login