ya no estoy gorda
  • Querido diario

    Ya no estoy gorda y es… diferente

    Share on Facebook472Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Cuando en el colegio y en el instituto los compañeros de clase se burlaban cruelmente de mí y me ponían apelativos “cariñosos” en relación con mi sobrepeso, mi madre al verme llegar a casa entre lágrimas, siempre me repetía que mi cuerpo cambiaría al llegar a los 30, que siempre era así con todas las mujeres de mi familia. Claro, en aquel entonces, y durante mucho tiempo después pensé que esas palabras eran apenas un intento de consuelo para que me aferrara al mito esperanzador del patito feo que se convierte en cisne.

    Un trastorno alimenticio en la adolescencia, 25 kilos recuperados, 10 años después y un índice de grasa corporal actual del 16% , puedo decir : “Mamá, tenía razón”. Ahora  puedo enfundarme en esos shorts minúsculos del Bershka, correr durante 50 minutos diarios sin que mis rodillas se resientan y echarle los trastos a chulazos 4 años más jóvenes que yo con altas probabilidades de éxito. Según mis amigos de sexo masculino, me he convertido en lo que ellos denominan “un pivón”. Evidentemente, no ha sido únicamente mérito genético, ya que mi reciente afición por la vida saludable y el fitness me ha hecho replantearme todos mis hábitos alimenticios, pero el hecho es que con 29 años me encuentro físicamente mucho mejor que cuando tenía 19. Y no solo en el nivel físico, sino también emocional, a pesar de no tener pareja , ni trabajo estable, soy mucho más feliz que entonces, y aunque el físico no lo es todo, sí que sentirse a gusto dentro de la piel de una te hace sonreír con más ganas al Sol cada mañana.

    Siempre admire y envidié a las mujeres que , independientemente del tamaño de sus caderas, eran felices con sus cuerpos y regalaban vitalidad y optimismo a raudales. La gran mayoría de las mujeres que leéis esto, sois así, y gracias a vosotras el mundo es un poco más hermoso. Sin embargo, yo no era así, intentaba aparentarlo, pero no lo era del todo. Supongo que el hecho de que en mi familia, todas las mujeres hayan sido deportistas y maduritas interesantes, condiciona mucho mi perspectiva de lo que yo debía ser. Al final los genes han sido fuertesy me he convertido en una de ellas…Perfecto, ¿no?…Ahora puedo ir a playas nudistas sin miedo a esconder las lorzas, y saltarme la cola de más de un garito desplegando sonrisa y pierna tonificada.

    Suena como el paraíso, ¿Verdad?.

    Pues no, no lo es. Y a continuación os explicaré los inconvenientes de lo que pasa cuando te conviertes en cisne:

    1 – Parece obvio pensar que tienes que renovar tu vestuario, ya que hoy caben dos como tú en el vestido que llevaste a la boda de tu hermano.

    Si has sido un poco soñadora o compradora compulsiva puede que tengas en el armario alguna  falda talla M con etiqueta y todo que te compraste pensando en el “ya adelgazaré” y que quizás no este apolillada y puedas usar. Si no, prepárate a tener que ir de tiendas ,y fundir la tarjeta de crédito – que si eres poco amiga de multitudes, es un infierno-. También tendrás que despedirte de aquellos conjuntos que tan bien te quedaban…O probar a lavarlos con agua a 70º a ver si encojen.

    2 –  Tu culo grita que tienes apenas 20 años, pero tu cara ha envejecido unos 5.

    De repente aparecen arrugas y marcas faciales que cuando tenías cara bollito no se veían. Antes parecías Mérida de Disney, ahora eres más como Cruela de Vil y ni todo el maquillaje del mundo va a evitar que reflejes la edad que tienes.

    3 –  De repente, en tu grupo de amigos de “toda la vida”, dejaste de ser la tía enrollada para convertirte en objetivo.

    Esto puede dar lugar a serios problemas si tu no estas interesada en ningún colega del grupo. Al principio, puede resultar halagador, pero piensa que, si ese chico que te conoce de siempre no se fijó en ti con 20 kilos de más…¿De verdad merece la pena?.

    4 – Cuando estas gorda, piensas que estando más delgada conseguirías conquistar a todos los hombres que te propusieras.

    Y sí, lo haces : Te puedes llegar a acostar con el gogo de la discoteca, el rubio de sonrisa perfecta del Tinder, y el dios de ébano del gimnasio serán tuyos durante una, dos o tres noches, pero nunca los retendrás. ¿Por qué?… Les acojonas. Seamos coherentes : Las mujeres que hemos sido gorditas, hemos tenido que desarrollar una vida interior bastante más rica que aquellas que lo han tenido siempre fácil por ser monas desde la cuna. Leemos, estudiamos, somos graciosas y tenemos una resilencia mental superior a la media… (siempre generalizando, claro). Si eso da miedo al común cobarde de los hombres, imaginaos cómo es cuando encima el envoltorio tiene tanto músculo como ellos.  A veces creo que voy a morir sola con mis perros y rodeada de suplementos de proteína.

    5 – Tus amigas empiezan a odiarte secretamente.

    Antes salir contigo molaba, porque era la gordis del grupo y ellas brillaban a tu lado, ahora es al revés: Ellas con 30 años ya tienen celulitis, brazos descolgados y tripita…y tú un tatuaje nuevo en el costado que dejas relucir con tu crop top. Adivina quién va a ser el objetivo principal cuando salís a cenar… Y ellas no lo van a reconocer conscientemente, pero la inquina de “sus bromas de amiga” se ve aumentada exponencialmente, y te las encontrarás desvelando anécdotas embarazosas a tu ligue yogurín de turno. Si las confrontas, ellas dirán que “no saben por qué lo hacen”, y es cierto: No lo saben.  Es algo atávico, ya que al fin y al cabo somos animales y de repente, te has convertido en competencia.

    6- Tus intereses cambian.

    Cosas que antes te parecían importantes como las tendencias de moda, series de Showtime  y tu ex, pasan a ser poco relevantes. Quizás es porque estas más centrada en tus entrenamientos y en tus objetivos personales a largo plazo, pero ya esas crónicas eternas y análisis pormenorizado de las conversaciones de whatsapp de tus amigas y sus ligues, te parecen una pérdida de tiempo. Para ellas, tu plan de entrenamiento semanal y tus zumos detox serán una “obsesión enfermiza”, aunque ellas fumen compulsivamente y adoren la bollería industrial en las noches de chicas.

    7 – Vas a volver a sentirte muy sola.

    ¿Recuerdas ese sentimiento de cuando eras adolescente y te sentías diferente? Pues ahora es muy parecido, ya que tus amigos – a excepción de los gays – van a querer acostarse contigo, tus amigas con pareja  irán distanciándose de ti debido a maternidad, las solteras se distanciaran por otros motivos y al final te encontrarás recorriendo el mundo tú sola con tu mochila de recuerdos y unas ganas enormes de exprimir cada instante.

    La vida tiene fases muy extrañas, y no la de todo el mundo sigue el mismo orden ; así también los cisnes a veces no siempre son las aves más felices del estanque, ni tampoco los patos deben de sentirse los parias por ser patos.  Lo importante es no juzgar al resto de las aves por no llevar el mismo estilo de vida que los demás. Al fin y al cabo, todos tienen alas y derecho a poder volar para alcanzar sus sueños.

    Autor: Guiomar Alba

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a info@weloversize.com.

    • Elena

      Resumen de lo que significa estar delgada según este artículo:
      -Todos los hombres (menos los gays, claro) quieren follarte
      -Tus amigas te tienen envidia, además te boicotearán tus ligues yogurines (porque sólo ligas con yogurines siendo delgada, antes no)
      -Tienes menos vida interior ( a no ser que antes hayas estado gorda claro, en ese caso lees, estudias y eres más divertida que la media…)
      -Cosas como la moda o largas charlas con tus amigas sobre sus ligues pasan a un segundo plano, tú tienes “objetivos personales a largo plazo”
      -Morirás sola sólo con la compañía de tus gatos

    • Elena Aviles Martin

      me parece el claro ejemplo de “la gorda que adelgaza y se cree mejor que el resto” yo entiendo que tener un físico 10 es el sueño de mucha gente, pero creo que distanciarte de los tuyos viene más por tu visión de que ellas te envidian y ellos te quieren follar que porque realmente te envidien y te quieran follar

    • Carolina

      Estoy aluciflipando. Así, literalmente. ¿Has adelgazado y enserio me estás diciendo que todos tus amigos menos los gays quieren follarte? ¿Y enserio me dices también que con casi 30 tacos te has hecho un tatuaje enorme en la espalda? ¿Y que te alejas de tus amigas porque ligas más que ellas? ¿No será que a ti el pavo te ha llegado ahora y no cuando tocaba? Porque chica, de verdad, tengo 10 años menos que tú y mis prioridades son bastante más maduras que las tuyas, y desde luego no entra en mis planes hacerme un tatuaje a los 30…
      Deberías plantearte que igual el problema no está en los kilos, sino en tu cabeza. La gente se aleja porque no soporta cómo eres, no porque ahora estés según tú “buena”.

    • Helen

      Bueno, el caso es no estar contenta, en cierta manera aunque te cuides tienes suerte porque hay gente que es gordi toda su vida y que no se hartan a bollos ni fuman ni nada, el gordo lo tiene jodido toda su vida y nunca ser, aceptado, nunca tendrán la seguridad de un delgado y por más que se cuiden nunca parece que hagan suficiente, el delgado puede elegir de alejarse de las envidias pero el gordo si aparta de su vida a los que le insultan se queda solo porque es probable que eso incluya a su familia, esta si cabe más solo si hace eso, que si, que en parte tienes razón por las envidias por guapa, pero que un gordo sufre toda su vida y es probable que su situación no mejore y si mejora tranquila que siempre habrá alguien que le recuerde que es gordo o cuando alguien se enfada el insulto de gordo no lo quita nadie por mucho que te quieran

    • Mac

      Ya vale de machacar a la muchacha, hombre. A mí me parece que solo quería dar otra idea de “el paraíso de la delgadez” (con el que imagino que muchas soñamos cuando llevamos toda la vida con sobrepeso u obesidad), una en la que no todo está mitificado, porque -queramos o no- todo lo que nos rodea nos hace pensar que la vida será más fácil cuando adelgacemos esos 20/30/50 kilos y la gente nos mire con otros ojos, pero ligar a los 30-40 siendo una mujer heterosexual puede ser deprimente (y queramos o no, ahí se va parte de nuestra autoestima o felicidad muchas veces), y como eso muchas otras cosas.

      Yo aplaudo este artículo, porque nos hace pensar (que es de lo que se trata), estemos de acuerdo o no con las “reglas generales” (que, hay que decir, dudo que os encajen siempre en el resto de los artículos de la web) y creo que también nos puede ayudar a ser más conscientes de las cosas buenas que tenemos -además de que es recomendable adelgazar poco a poco para no tener que renovar el armario de golpe. xD

    • Isla

      Me da la sensación, y a lo mejor es apreciación mía solamente, que este post es un poco “cry” : mirar que desgraciadita soy ahora que estoy to buena,la de cosas horribles que me pasan por no estar gorda. Me tengo que comprar ropa, mis amigas me odian, mis amigos quieren follarme…
      En fin… creo, y como digo es mi apreciación, que la autora achaca sus desgracias a sus kilos y no a su actitud/personalidad. Y se equivoca. No pudo ser feliz siendo gordita, ni lo sera siendo delgada, porque no es por culpa del peso.

    • porencimadelamedia

      La superficialidad viene en todas las tallas

    • Mawca

      Antes vuestra página molaba, en serio. Antes. Y ya no lo digo sólo por artículos tan ajquerosos. Sí, con J. Y no vengáis con el rollo de “testimonio de lectora”, que el criterio para publicar sigue siendo vuestro, ¿cierto? Este artículo no da lugar a debate, da lugar a cerrar la página y dejar de leer.
      Antes a la semana teníais varios artículos de los que llegaban a la gente, por una cosa u otra, de un tema u otro. Ahora toda la página parece cortada por el mismo patrón, habéis perdido la originalidad y chispa inicial. Qué penita. Y lo digo de corazón, sin sarcasmo alguno, ojalá volváis a molar tanto, aún tengo fe en vosotr@s.

      • weloversize

        Es imposible mantener la calidad y la chispa en el 100×100 de las publicaciones, sobre todo teniendo en cuenta que sacamos una media de 5 artículos diarios. Además de que estamos en agosto y nosotras también necesitamos vacaciones…

    • https://www.facebook.com/app_scoped_user_id/10152442310770382/ Shelkie

      No suelo comentar mucho, pero es que tengo taaaantas cosas que comentar sobre este texto…

      Yo creo que el punto 5 (que tus amigas te odien) esta relacionado con el punto 6 (“estas más centrada en tus entrenamientos […], pero ya esas crónicas eternas y análisis pormenorizado de las conversaciones de whatsapp de tus amigas y sus ligues, te parecen una pérdida de tiempo”). Tal vez ahora estés tan obsesionada con mantener tu nuevo físico “perfecto” que hayas dejado de hacer lo que solías hacer con tus amigas (y en parte hizo que se convirtieran tus amigas), y por eso ahora ellas no es que te odien, pero tenéis menos cosas en común (a mi personalmente las personas que solo saben hablar de las repeticiones que hacen en el gimnasio me aburren soberanamente). Ahora también te digo, si les has dicho esto a ellas (cito): “Ellas con 30 años ya tienen celulitis, brazos descolgados y tripita…y tú un tatuaje nuevo en el costado que dejas relucir con tu crop top…”, entonces probablemente si que te odien un poquito XD.

      Otra cosa cosa, me parece muy estrecho de miras decir que una persona tiene más vida interior sólo porque ha sido gordo, y lo de que somos más graciosos de dónde lo has sacado? menudo topicazo!! No me puedo creer que alguien diga algo así. Mi versión de la historia es que ahora te ligas a buenorros que solo quieren sexo (en general con chicas con cuerpazo) y les da igual si luego tienes un máster en física cuántica o no has leído un libro en tu vida: van a pasar de ti porque sólo querían sexo.

      Sobre tus últimas conclusiones

      – “tus amigos – a excepción de los gays – van a querer acostarse contigo”. En serio?? Supongo ahora eres de las que piensan que si alguien no quiere sexo contigo es porque es gay, porque lo único que cuenta es el físico. No sé entonces porque las gordas desarrollamos vida interior, si eso no nos va a servir para tener sexo…

      – “tus amigas con pareja irán distanciándose de ti debido a maternidad”. Tú misma estás diciendo que es por la maternidad, que tiene que ver que hayas adelgazado con esto???

      – “las solteras se distanciarán por otros motivos” Por lo que decías antes de que te tienen envidia o son otros y tampoco tiene que ver con tu pérdida de peso?

      – “al final te encontrarás recorriendo el mundo tú sola con tu mochila de recuerdos y unas ganas enormes de exprimir cada instante”. Me encanta que tengas unas ganas enormes de exprimir cada instante. Si es sola porque quieres hacerlo sola, genial, pero si quieres hacerlo acompañada seguro que encuentras alguien (amigos, pareja, o familia).

      Me gusta tu última frase sobre los cisnes, creo que el no juzgar a nadie y aceptarse y sere feliz con como es cada uno es básico, y para mí es la filosofía WLS (por eso os quiero mucho por crear este blog :__) )

      Que quede claro, no te quiero atacar, simplemente señalar que hay más puntos de vista en la vida. Has probado a hablar con tus amigas? No sé, yo perdí 20 kilos (después gané 30) y no me pasó nada de lo que dices… yo disfruté como una loca probándome ropa y comprando lo que mi (pobre) economía de estudiante me permitía, mis amigos y familiares estaban contentos y orgullosos de mi (básicamente porque me veían muy feliz, no sólo por la imagen), los intereses se mantuvieron (sigo siendo una friki) y tuve problemas con los chicos igual que tengo ahora (e igual que la mayoría de mis amigas delgadas).

      En fin, perdón por la parrafada, pero no lo he podido evitar. Ánimo y a ser feliz 😀

    • Raquel Aso Peropadre

      Yo que he sido exgorda y ahora exdelgada, (baje 20kg y los he vuelto a cojer)creo que todos los peros que pone al final son falsa modestia,yo cuando bajé 20kg y los tios que antes ni me miraban me hacian el pasillo,me habrian la puerta y casi hasta me hacian la ola,me sentia como la reina del mambo y la autoestima por las nubes,cuando pasas de gorda a flaca en este mundo de estereotipos absurdos,todo va a mejor,eres la reina de la disco y hasta del super,por que que coño,estas tremenda y ahora te miran por pivon y no por gorda.Asi que creo que la autora del post,ahora que esta flaca está encantada de conocerse y todo lo del final es pura palabreria. Un consejo,hay que quererse estando gorda o flaca,no por ser el pivon del grupo eres mejor.

    • Lb

      Llevo un tiempo siguiendo el blog y me encanta. No suelo comentar por falta de tiempo, pero esto me ha llegado al alma. Siento mucho que mi primer comentario vaya a ser negativo, pero creo que este artículo no está a la altura de la página.

      Lo más preocupante es que con la edad que tiene la autora todo lo base en ligar o conseguir la atención de los hombres. ¿En serio? ¿De verdad crees que todo se basa en estar buena y que solo por estarlo los hombres van a querer follarte, todos, sin excepción? No sé a qué clase de hombres conocerás, pero deberías ampliar un poco tus miras.

      Me podría creer que una amiga o dos te cojan tirria por ligar más que ellas, pero que todas ellas no lo soporten porque ahora eres competencia…me parece más percepción tuya. Que igual sí te han cogido manía, pero será por tu actitud (“Ellas con 30 años ya tienen celulitis, brazos descolgados y tripita…y tú un tatuaje nuevo en el costado que dejas relucir con tu crop top”). Por no hablar del “Antes salir contigo molaba, porque era la gordis del grupo y ellas brillaban a tu lado” ¿brillar? ¿en qué sentido? que sales de fiesta y eres la que más liga, entiendo. Eso tendrá sentido con 16-18 años pero a estas alturas me parece bastante inmaduro. La vida es mucho más que ligarte a un tío, vamos, me parece a mi.

      Y lo que me ha parecido más grave y ,además, contradictorio con todo lo demás que escribes, es el punto cuatro. Primero, lo de que los hombres se acojonan ante una mujer con vida interior…repito, cambia de ambientes. Y peor aún, que las mujeres gorditas habéis tenido que desarrollar más vida interior que las monas porque lo tienen más facil. Increíble. Menos mal que aclaras que es sin generalizar, que si no…porque claro, las chicas monas no tienen problemas. Y como no tienen problemas no tienen que leer, ni cultivarse, ni ser resilientes. Ahí, con un par.
      En primer lugar, se puede ser gordita y mona, eso para empezar. Y también se puede ser delgada y fea (¿esas tienen un mundo interior rico o no? ). En segundo lugar, se puede ser mona y tener problemas, parece que para ti todo se reduce a la báscula. Hay problemas mucho, mucho más graves que tener sobrepeso, supongo que eres consciente. Y por último, resulta que es posible tener cultura, intereses,simpatía, sentido del humor y mil cosas más sin que sea para suplir una falta de atractivo físico.

      Muy decepcionante. Como he leído en algún comentario, creo que deberías replantearte ciertas cosas.

      • weloversize

        Como ya hemos dicho más abajo, esta es la historia personal y el testimonio de una lectora, en ningún caso WeLoversize se pronuncia sobre el tema.
        Nos gusta publicar toda clase de puntos de vista para poder debatir al respecto :)

    • Elle P.

      Aquí el problema está en cifrar la felicidad personal en el peso que se tenga. Muy inconscientemente (aunque a veces no tanto) gran parte de las personas pensamos que cuando hayamos adelgazado X kg, o tengamos determinado cuerpo, de repente, todos nuestros problemas se disolverán y alcanzaremos el nirvana. Pero no. No ocurre así por varias razones, pero la principal es que aunque puede que desaparezcan ciertos problemas, aparecen otros. A lo lo mejor ya estaban allí, pero ocupando un segundo plano, esperando que el gran problemón del peso se resolviese para empezar a asomar la cabeza. O a lo mejor son nuevos (todos conocemos a alguien que ha perdido peso y de repente le ha cambiado el carácter).

      La cuestión es, al fin y al cabo, plantearnos objetivos de vida menos efímeros que tener tipazo (que ojo, tampoco hay por qué descuidarlo), porque al final todos vamos a acabar con la pata de gallo y estrías en el trasero.

    • Patty

      No creo que este post sea muy adecuado para este blog. Hablas de “cisnes”, estereotipos…lorzas de forma muy despectiva… Yo soy gorda y un PIVONAZO en mayusculas y mucho menos me considero un patito feo por no tener cuerpo estereotipado. Quiero creer que estas tan contenta que te has expresado mal en algunos momentos. Pero dejame que te diga que si sientes inquina por parte de tus amigas no es por tu aspecto fisico ( yo tambien me pongo mi crop top y estoy estupenda) es tu actitud lo que las hace estar asi contigo…sin ir mas lejos te has puesto en un escalon superior a ellas por tener un cuerpo10 y porque ellas tienen celulitis y brazos colganderos…..con amigas como tu no es necesario enemigos. Me parece genial y es para sentirte orgullosa haber conseguido el cuerpo que querias pero conserva tu personalidad.

      • http://weloversize.com Elena Devesa

        este post es el testimonio de una lectora y cómo ella se siente, es su opinión personal. En ningún momento WeLoversize se pronuncia al respecto.

      • https://anonimoesnombredemujer.wordpress.com/ Anonimilla

        Pues yo sí creo que el comportamiento de sus amigas no es por la actitud de esta chica. Hay amigas que te tratan genial y es todo muy bonito cuando estás gorda, te ponen en un escalón inferior ellas sin que te des cuenta, y cuando cambias de cuerpo y subes la autoestima ya no están cómodas con tu subida de escalón, y es el momento de darte cuenta de que su amistad no era tan sincera como parecía.

    • Sofia

      Pues yo he adelgazado 20 kgs en un año y salvo lo de la ropa no he “sufrido” nada de lo que está chica cuenta. Mis amigos siguen siendo mis amigos, mis amigas siguen siendo mis amigas, no he acojonado a ningún tío al ligar, siguen gustándome las mismas cosas y teniendo los mismos intereses y los sigo disfrutando. Cambiar de forma de vida no es incompatible con mantener tu vida el equilibrio entre ambas existe y el truco está en alcanzarlo, no en cambiar uno por otro.

    • Maika Aguete Rodriguez

      Yo me he quedado sorprendida al ver que una mujer de esa edad basa toda su felicidad en su cuerpo y en que ahora se puede acostar con un yogurin.
      No se, normalmente las personas que escriben aquí te mueven algo por dentro que no sabias que estaba, o te ríes, siempre dependiendo del tono del texto. Pero esto, sin ánimo de ofender, me ha parecido ridículo. Hace dos o tres años adelgace muchísimo, y lo unico que hacia era obsesionarme por no volver a engordar y mirarme en todos los espejos de la casa como una subnormal, debo decir en mi defensa que tenía 22 años, y eso no me dio la felicidad. Es más, creo que siento más felicidad y satisfacción cuando me término un libro de 2000 páginas que cuando estaba delgada.
      Y si tus amigas sólo te miran como una “competencia” hazte un favor a ti misma y cambia de amigas, porque menudo grupito.

    • blaugrau

      Este post me ha inquietado un poco, no sé por dónde empezar. Primero, pido perdón de antemano si soy un poco cruel en mis comentarios, un testimonio sincero se merece un respeto. Segundo, querrás decir resiliencia mental (?). Tercero, entiendo que sufrir esa clase de abusos y desprecios a edad tan temprana tiene que marcar mucho y siento mucho que tuvieras que pasar por ello, algunos ninhos (no todos, digan lo que digan) pueden ser unos cabrones. Pero creo que tanto sufrimiento y el hecho de haberte convertido en “cisne” te han dejado un poco confusa mental y emocionalmente: si tienes casi 30 y escribes estas cosas, creo que deberías plantearte tus valores porque no lo tienes nada claro. Siento un poco de lástima al pensar que tu físico haya condicionado siempre tanto tu vida, primero para hacerte sufrir, ahora para darte alegrías, alegrías en las que pareces basar toda tu felicidad. No te creas mejor que nadie por haber adelgazado, igual que no deberías haberte sentido peor que nadie por estar gorda.

    

    Login