maxresdefault
  • Lifestyle

    Por qué San Valentín me parece una mamarrachada

    Share on Facebook213Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    ¡Oh, San Valentín!

    Ese halo de amor eterno, los adolescentes hiper-hormonados regalando rosas, tarjetas y caramelos con forma de corazón, anuncios y escaparates copados de purpurina y peluches eternamente cursis como muestras de amor…

    ¡Ais! ¡Si es que es todo romanticismo! … ¿no?

    Pues no, queridos míos. Hay gestos de amor y gestos de… ugh… Espera…

    Y es que hay muestras de afecto que harían vomitar al unicornio más curtido a tequilas.

    ¿Tenéis estómago suficiente para esto? Pues…

    ¡Feliz San Valentín, perris!

    • Dulzura roñosa. Ooooow… ¡caramelitooooos! ¿En serio? Cielo, invítame a una buena pizza que ya la mordisqueo yo para darle la formita de corazón dichosa si quieres.

    candy-1678933_1920

    • Peluches, peluches y más peluches. ¡Y cuanto más feos y cutrones mejor! Esos corazones de terciopelo con un “I love you” bordado en hilo plateado en la parte delantera y un “made in China” en la etiqueta. Ay, señor, dame alcohol para soportarlo.

    kermit-1651325_1920

    • Bésame, bésame mucho… Sí, bésame, bésale, bésala… ¡¿PERO ES NECESARIO HACER TANTO RUIDO, POR DIOS?! Que el amor es algo precioso, lo sabemos todos, pero ese sonido de ventosa desatasca-inodoros es muy irritante…

    latest

    • “Nuestro amor será eterno…” ¿Como un puente? Típico tópico. Chatos, seguid poniendo vuestros candadicos, ya veréis qué poco dura dicha construcción. Puede que no sea tan buena idea, ¿Hum?

    love-600488_1920

    • Amor… de madre. Nada mejor que ese tatuaje clásico y refinado en letras elegantes y delicadas con el nombre de tu querido chu-chu-chu-chuuuurri en el brazo, el pecho, cuello… No olvidarse de las estrellitas alrededor, ¡por favor! Y es que, llevar juntos más de 30 días, bien merece un gesto así.

    tattoo-702133_1280

    • Te quiero, te adoro… Y te compro un loro. Y a las pruebas me remito. Como en el punto anterior… exaltaciones de amor exagerado y adolescente. Precioso, cómo no. Pero no si estás con amigos, porfi. Di no a las Crepusculadas.

    beso

    • HAMOR, con H de Hortera. ¿Por qué? Por favor, explicadme. ¿Qué os hace pensar que toda esa purpurina, brilli-brilli y horteradas varias made in choni quinceañera que nunca son monas tienen que resultárnoslo ahora? No a las declaraciones de amor messenger, please ;-* (L).

    glitter-1844480_1920

    • “Be my valentine”. Porque sí, porque no hay nada más bonito que esas tarjetas terriblemente perfumadas, rosas y mal editadas con escritos tan originales como sensibleros tipo “Mi corazón palpita, como una patata frita”. Me derrito.

    roses-1984537_1280

    Y, sí, siendo sinceros, todos llevamos dentro a alguien dulce y pegajoso como un chicle de fresa, y nos encaaaaanta estar con nuestra pareja. Pero es que, al fin y al cabo, ¡qué bonito es el amor y qué grima nos da cuando es ajeno!

    XOXOXO 😉

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Sara Jotabé

    Sara nace con una libreta debajo del brazo allá por 1993 y desde entonces no ha parado de dibujar e inventarse historias cuyo parecido con la realidad, a veces, es pura coincidencia. Graduada en Bellas Artes, Master en Educación y enamorada de los pequeños detalles, sigue pensando que los juguetes cobran vida cuando nadie mira.

    

    Login