depressed
  • Sex & Love

    9 años a distancia no sería tan raro si no fuera porque no nos vimos ni una sola vez.

    Share on Facebook110Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Me tengo que comer más de media historia para resumir esto, porque es muy largo, 9 años dan para mucho.

    Yo tenía 15 años y tenía 10 kg más que las chicas “normales”. A mi no me importaba mucho, hasta que me topé con gente a la que esos 10kg le pesaban demasiado. Insultos, humillaciones, en fin… De todo un poco. Nunca había tenido una relación seria y “normal” solo algún que otro rollete a escondidas ( por lo de los 10 kg). Le conocí un noviembre, le conocí sin querer, agregué mal una dirección en el messenger, y no era la suya, era la de su novia, bueno, medio ex novia. El caso es que no sé por qué ese mismo día me agregó él. Creo que en una semana nos contamos toda nuestra vida, yo salía mucho, tenía mi grupo de amigas y estaba todo el día en la calle, pero con el tiempo me apetecía más quedarme en casa para hablar con él. Le conté de todos los insultos y humillaciones a las que me enfrentaba prácticamente todos los días, y de los chicos con los que había estado y que les daba vergüenza que la gente supiera que habían estado conmigo. Me decía unas cosas…. Que ahora mismo las recuerdo y me vuelvo a derretir, pero la más importante de todas era que a él esos 10 kg de más no le importaban en absoluto. A los dos meses me pidió salir y por supuesto le dije que sí, aunque al principio no me tomé esa relación muy en serio y seguía haciendo las cosas de antes.

    Si lo pienso, creo que el primer error grave que cometí fue una noche que estaba por ahí con mis amigas y él me llamó y me dijo que me echaba de menos y a ver si iba a tardar mucho en irme a casa. Me faltó tiempo para irme corriendo a casa (tonta, tonta, tonta). Desde entonces ya hubo muchos más errores, le presenté a todos mis amigos, a las chicas las agregó encantado, no sé como, pero todas acababan tonteando con él… Me enfadé con la mayoría. Lo peor llegó cuando me enteré de que estaba tonteando con mi mejor amiga. Volvió a pasar con otra, también dejé de hablar con ella y poco a poco me quedé completamente sola. Todo se complicó demasiado, dejé los estudios y lo único que hacía era estar en casa hablando con él y eso me consumía.

    Bueno, a pesar de todo los 4 primeros años podría decir que fueron buenos.. No salía de casa, no tenía amigos, no paraba de engordar, pero fueron buenos. En ese momento solo me importaba estar con el, quererle y esperar a que llegara el día en el que nos por fin nos viéramos y llevásemos a cabo todos nuestros planes. Toda una vida planeada, pero cuando nos íbamos a ver siempre pasaba algo y a mi la cosa empezó a mosquearme mucho. Mientras tanto yo no paraba de engordar, tenía mucha ansiedad, el hecho de no vernos me dejaba el autoestima por los suelos porque estaba convencida de que era cosa mía, que era porque estaba gorda y no era suficiente. Cuando se dio cuenta de lo enganchada que estaba a él la cosa empezó a cambiar, me insultaba, me exigía estar disponible para hablar con él las 24h del día, si me llamaba y no me cogía el teléfono….madre mía, eso era impensable. La música que me gustaba era una mierda, las películas que me gustaba eran una mierda, los libros, las series TODO LO QUE A MI ME GUSTABA, ERA UNA MIERDA. Solo los tontos ven eso, solo los gilipollas escuchan eso etc etc etc…. Y si él me recomendaba algo y al tiempo dejaba de gustarle pero a mi seguía gustándome, más de lo mismo, tonta, gilipollas, imbécil, inútil… Lo de inútil y fracasada era muy recurrente.

    Un año, 2 días antes de mi cumpleaños dejó de hablarme durante 5 meses, 5 meses en los que pensaba que me moría sin el, y luego volvió como si nada, y tonta de mi ahí me quedé, sin preguntar, sin exigir, muerta de miedo por si se volvía a ir. Era tan estúpida, lo pienso y ni siquiera sé como pude aguantar todo eso, pero no concebía mi vida sin él, lo era todo para mi y yo no podía dejarlo.

    Los dos últimos años fueron los peores de todos: insultos cada día, frases tipo “te vas a quedar sola”, “nunca vas a encontrar amigos y si los encuentras estarán contigo por pena”, “nadie te va a querer” y muchas más que prefiero no escribir.  Acabé con un nivel de ansiedad horrible, ataques y más ataques, a urgencias, atracón, ataque, urgencias, atracón, ataque, urgencias y así hasta que acabé en el psiquiatra y de ahí al psicólogo porque no quería tomar nada, ansiedad por las nubes, trastorno por atracón, insomnio, casi 60kg ganados en 4 años…

    Salía de casa dos veces al mes y si podía evitarlo lo evitaba, me daba miedo, pensaba que me podía pasar cualquier cosa. Y llegó el fin, decidí que tenía que acabarse, era o él o yo y claro su actitud me ayudó mucho. Cada vez que sonaba el teléfono sentía pánico de pensar que era él, me llamaba de madrugada porque se aburría y le daba igual si estaba dormida o despierta, me llegó a decir “das asco, ojalá te mueras” y nada más acabar esa frase “es broma” y ahí acabo todo. Con la ayuda del psicólogo conseguí desengancharme aunque tuve mis recaídas, demasiadas…. Pero ya me daba igual. El caso es que hay muchas cosas que se han quedado grabadas.

    ¿Cómo pude estar tanto tiempo con alguien sin verle? ¿Cómo pude dejarme así? Ha dejado una marca muy grande dentro de mi y no sé si conseguiré borrarla algún día. Lamento no tener un final feliz para vosotros, solo una pregunta, ¿Cómo pude dejar que acabara así?

    Eli

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login