Hips and Curves 3
  • Sex & Love

    Cuando no eres el ‘tipo’ de tu novio

    Share on Facebook691Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Somos un cúmulo de inseguridades, no cabe duda. Estamos constantemente intentando ocultarlas, luchando cada día contra ellas, pero hay veces que, simplemente, te pueden. Y saber que no eres el tipo de chica por el que tu novio ha manifestado siempre sentirse atraído, puede ser sin duda alguna, el mayor creador de inseguridades que puedes encontrar, por muy irracional y absurdo que sea todo.

    Y es que muchas veces sabemos -porque conocemos sus gustos, porque conocemos a sus exs, o porque nos lo dice abiertamente-, que no somos el ‘tipo’ de nuestra pareja. Por ejempo, si tu novio siempre ha estado con puras flacas, y de repente ahora está contigo, que pesas 20 kilos más que él; o si siempre reconoce que le pierden los culos grandes y el tuyo es una carpeta. O resulta que cuando estás viendo una serie sabes que su favorita es la morenaza de ojos verdes y pelo largo y tú eres blanca como la leche y rubia. Es normal sentir un golpe de inseguridad ante esto, ¿no? Porque a mí me pasa.

    Y no son celos, no, es otra cosa. Es esa sensación de saber que eres todo lo contrario a sus gustos habituales, y de repente no entender muy bien cómo has llegado a estar bajo las mismas sábanas que él. Es el miedo irracional a que se dé cuenta de que no eres para nada su tipo, y se le vayan los ojos hacia otras chicas que sí son como le suelen gustar a él. ¡Como si tú no miraras también a otros chicos! Es totalmente ilógico, lo sabemos.

    Porque la realidad es que, claramente, eso de los ‘tipos’ es una tremenda estupidez que casi nadie cumple jamás al elegir a nuestras parejas. Uno se enamora (o moja braga) por el conjunto de la persona ya que, en general, son muchos más factores los que nos atraen que el hecho de que se ajuste a unos parámetros mentales que tenemos creados desde hace años sobre lo que se supone que nos gusta. ¿Cuántas veces habrá dicho alguna de nosotras que no le gustan los calvos, por ejemplo, y acabar teniendo una relación maravillosa con un señor de pelo escaso?

    Resultado de imagen de plus size girls with their boyfriends

    Así que, si lo piensas, es una tontería sentirse así de insegura si tu novio se vuelve loco por un par de tetas gigantes y tú apenas rellenas una 85B, porque al final sabes perfectamente que le encantas tal y como eres y que te ha elegido a ti por muchísimos otros motivos que nada tienen que ver con la delantera. De igual modo, estoy segura de que si analizas a tu chico, tú también encontrarás un montón de cosas que se suponía que no te gustaban de un tío y sin embargo ahí está él, volviéndote loca de amor.

    Y es que esto del amor y de las hormonas es así, señoras. Nos gusta mucho eso de decir ‘mi tipo es Chris Pratt‘ y acabar enamorada hasta las trancas de un Alfredo Landa de la vida. Así que a ellos les pasa igual, y aunque a veces nos haga sentir un poco inseguras, lo importante es que siempre, siempre, tengas claro que es una inseguridad tonta e irracional, y que no dejes que cale en tus sentimientos hacia tu relación, porque entonces sí podrías tener problemas. Así actúa la mente humana y a veces no podemos evitar que se nos caiga un poco el mundo encima con las inseguridades más tontas, pero lo importante es saber perfectamente que tu pareja no puede ser más feliz contigo, que le vuelves loco, que se la pones como un mástil y que te adora 100% por como eres, porque eres maravillosa y porque chica, ¡que él no se ha visto en otra en su vida! Que te lo digo yo.

     

    *Imágenes del post: http://www.miggmag.com/2014/06/loveateverysize-x-hips-curves.html

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Ceci Wallace

    Gordibuena consumada con más de 20 años de experiencia en el sector. Me gusta llamar a las cosas por su nombre. Adicta al Maquillaje y a McDonald's.

    

    Login