maxresdefault (2)
  • Sex & Love

    Cuando todos tus amigos se están casando y teniendo hijos ( y tú también quieres)

    Share on Facebook25Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    El año que cumplí 30, una amiga de la universidad me llamó para felicitarme y entre risas me dijo “bueno y cómo te sientes? Yo a tu edad ya iba a tener el segundo hijo eh!!?”. Me reí. Pero internamente quería matarla. No sé si me molestaba más el hecho de no tener a la vista ni lo uno ni lo otro, el momento (acababa de salir de una relación muy larga) o que se pensase que realmente era algo que me tenía que preocupar.

    La verdad, en principio, no es algo que me obsesione demasiado. Pero entiendo que la gente, cuando semana tras semana, se enteran de nuevos bebés, matrimonios  (y divorcios), pues es inevitable plantearse un poco si quieres estar o no en ese punto. Y si te has dado cuenta de que sí que quieres, que más tarde o temprano te gustaría tener una pareja con la que formar una familia y todas esas cosas de mayores, pero ni siquiera tienes un amiguico, pues mira, no es el fin del mundo. Y hay muchas cosas que puedes pensar cuando te invadan las voces de tu cabeza o de tu amiga recordándote que ya tienes una edad.

    1. Hoy en día, no hay una edad para casarse, ni casi si me apuras tener hijos.
    Ya nadie piensa que haya que casarse antes de los 30, ni cosas de esas, la vida, los tiempos y el trabajo nos han cambiado mucho. Que no es lo mejor ni lo más fácil tener hijos a los 40, ya, bueno. Pero es lo que hay. ¿Qué más da?

    2. Y tampoco hay que casarse, ni tener hijos.
    Cuando te plantees si quieres tener pareja e hijos, hazlo profundamente. Quidicir, que si lo quieres porque quieres o porque crees que es la única manera de ser feliz. Que eso es lo que nos han contado siempre. Fíjate en las historias de muchas mujeres y parejas que han decidido que no y que bien están.

    3. Si no has encontrado a tu pareja, por algo será. Ya llegará, no te obsesiones.
    No hay nada peor que buscar desesperadamente porque es entonces cuando no encuentras nada. O te amarras a lo primero que cae y que muchas, muchas veces, ni siquiera te gusta.

    4. Disfruta de todos los planes que puedes hacer en solitario, disfruta de ti misma, de tu tiempo, sé egoísta.
    DE VERDAD. Aprender a disfrutar de tu propio tiempo y  de tu propia compañía es un trabajo de lo más satisfactorio: lee, escribe, mira pelis, sal a echar cervezas, haz cosas como pintar, bordar, lo que sea. Disfruta de lo que te gusta. Luego el tiempo vuela entre trabajo, pareja e hijos.

    5. BEBE
    Ya está el consejo de borracha. Pero cuando luego tengas 9 meses de abstinecia + lactancia + ten tú resaca con un bebé que a las 7 está despierto, ya te acordarás de todo lo que no has bebido.

    6. Disfruta de los bebés de tus amigas, tus primas, tus hermanas. 
    Si te gustan los niños, es lo mejor de lo mejor. Cuando se hacen caca, se lo devuelves a sus padres. Cuando lloran, ‘ay, que no quiere estar conmigo’. Cuando quiere jugar mucho, ‘uy que yo a eso no sé’.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de María Escobedo

    Periodista, craftera y grrrl dj. Retroadicta, 60's y mod lover, la vida sin buena música y buena cerveza no la entiendo. Todo lo DIY me parece mejor y más bonito.

    

    Login