Follodrama: Mimosín
  • Sex & Love

    Follodrama: Mimosín

    Share on Facebook114Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Testimonio anónimo:

    La historia va así: conocí a un chico alto, guapo, recio y demás adjetivos propios de un prospecto de encamamiento y a encamarnos nos fuimos.
    Fue entonces cuando el chico en cuestión hizo un acto de magia: de ser ese chico alto guapo y recio hizo ABRACADABRA y se convirtió en un niño mimosín con una voz MUY AGUDA. Pero MUY AGUDA.

    Yo ni me había quitado los pantalones y el tío estaba ya en un mar de ¡SÍ! ¡SÍ! ¡SÍ! ¡SÍ! ¡SÍ! ¡SÍ! ¡SÍ! ¡SÍ! Fue en ese fatídico momento que me di cuenta de que el tío había visto mucho porno en su vida, había prestado atención sólo a las partes sonoras y no había follado JAMÁS. Quinientos treinta y siete SIs agudos más tarde le pedí que se fuera de mi casa. No supe de él nunca más.

    Quien más, quien menos, todos hemos pasado por una experiencia sexual que nos ha traumatizado de por vida (os sorprendieron sus padres, su tatuaje te impidió concentrarte, el lugar no fue especialmente idílico, tenía filias raras e inesperadas…).
    ¡Folladrama!
    ¡Exorciza tu polvo más desastroso! ¡Ríete (por no llorar) de aquel “Follodrama”! :

    Escríbenos a [email protected] utilizando como asunto: “Follodrama” contándonos de manera anónima (o no), la experiencia sexual que peor te haya tocado la patata. ¡Cuantos más detalles, mejor!
    Cuéntanos tu follodrama con independencia de tu género, orientación sexual, signo zodiacal y el tipo de relación que mantuviste (individual o acompañado/a de un número indeterminado de personas). Follodramatizarlo es cuanto menos, una manera elegante de contar a los cuatros vientos que aquello fue un desastre.

    Cada semana elegiremos un testimonio de todos los que nos enviéis, y Ana Belén Rivero lo garabateará.
    ¡Queremos conocer tu Follodrama!

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Ana Belén Rivero

    Animalito del 82. Cuando los gatitos de internet me lo permiten actualizo mi webcomic de humor http://anabelenrivero.com. Luchando por poder vivir del dibujo (pero sólo porque no fui admitida en el casting de La Voz Kids).

    • Jud

      Comenté en el Follodrama anterior quejandome de que más que follodramas hablais de polvos malos sin más, así que voy a dejar un par de Follodramas particulares intentando aportar algo un poco distinto.

      Primer fin de semana de agosto, fiestas y acampada en el río (playa fluvial) de mi pueblo. Lo más importante primera ocasión para follar sin problemas de tiempo/sitio con mi por aquel entonces novio formal. Pasamos más tiempo en la tienda de campaña individual del decathlon que de fiesta. Mucho calor fuera, dentro de la tienda más, poco espacio, sudor… Al segundo día nos cansamos de eso y nos fuimos a “dar un paseo”. Estabamos en pleno polvo de campo, yo arriba, todo muy bien, se pone el encima para acabar (que un polvo de campo es un polvo rápido, no era menester alargarlo). Me empieza a picar todo, me pica la espalda, las piernas. Todo. Pero a esas alturas del polvo no íbamos parar. Me quejo, me rasco, pero acabamos como podemos.
      Al levantarnos vimos todo un hormiguero, de hormigas rojas, de las que pican y duele… Por algún motivo a él no le picaron… A mi me masacraron… Los dos siguientes días de acampada rascandome, tenía un montón de picaduras horribles (en coño también). En fin, todo un follodrama.

      Otra vez, cuando mi novio estaba pasando unos días en mi piso de estudiante me entró una vena “Holliwoodiense” y compré fresas y nata. Tomamos las fresas, yo empecé a hacer el tonto, que si “te mancho por aquí”, “tienes nata por allá”… y al lío. Yo toda emocionada “pintándolo de nata” y el muerto de risa.
      El: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
      Yo: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ
      El: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
      Yo: jajajaja…. eh, vamos a lo erótico de la cuestión?
      El: JAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJA
      Yo: si, ya, es gracioso, pero centrate, no te pone que te haga así… ?

      Me pongo “al chollo” oral, no solo a chuparsela si no a dar rodeos, lamerle por el pecho, todo con MUCHA nata… Él intentando aguantar la risa, pero se le hacía imposible… así que desistimos. Acabó pegajoso él, pegajosa yo, pegajosa la cama y lo peor, yo cachonda y sin polvo. Un (no)follodrama para recordar.

    • Elinda

      Estoy de acuerdo.

    • Berta

      Sorry pero creo que hay montones de follodramas mejores en los comentarios del primer follodrama…

      • http://weloversize.com/mi-cuenta/ana-belen-rivero/ Ana Belén Rivero

        Hola Berta:
        Ya irán saliendo más follodramas conforme les corresponda salir.
        Un poquito de paciencia por favor, de mis dos manos sólo una dibuja.

        Y no saldrán los de los comentarios, lo harán los que hayan llegado al e-mail (por aquello de que hay una pequeña norma de participación y tal).

    

    Login