dejar-de-usar-tinder
  • Sex & Love

    Lo que aprendí al dejar de usar (temporalmente) las apps de ligar

    Share on Facebook45Tweet about this on TwitterEmail this to someone
    Al separarme se pusieron de moda las apps de ligar. Al principio entre no querer estar sola, querer recuperar el tiempo perdido en tema de conocer chicos, y que todo era muy fácil quedé encantada. Tanto, que probé casi todas las apps creo yo.
    giphy
    Después de un año acabé saturada. Una gran mayoría de tíos que marean, que no saben lo que quieren, que desaparecen y dedicar demasiado tiempo a chateos que no llevan a ningún lado.
    Por mi paz mental decidí pasar de ese tema y dejar que la vida fluyera, trayera, aportara,…
    Después de dos años sin entrar en ninguna app de ligoteo, muy feliz y muy tranquila, me encontré  hablando con una amiga de las historias del Tinder. Me sorprendí a mí misma dándole ánimos para quedar con gente, conocer chicos… “Total”, le decía,  “si te lo tomas de la forma correcta y con alegría y precaución lo máximo que pierdes es un café con alguna persona que no te ha gustado…”
    Decidí aplicarme el cuento, ya que después de dos años esperando que la vida trajera, nada nada nada ha aparecido por aquí más que restos de contactos que me quedaban de las apps.

    ¿Qué he aprendido? ¿Qué ha cambiado?

    Primero que mi filtro para dar likes han cambiado bastante. Ya paso de fotos de torsos, gimnasios, demasiado aventureros… Creo que he aprendido a leer qué clase de persona o qué puede buscar detrás de todas esas fotos. Si muestra carne le interesa carne, fácil. Detrás de fotos de fiesta y aventuras mil, alguien que seguramente está demasiado ocupado para quedar contigo… Y así suma y sigue.
    No dar likes a cascoporro, que luego viene el agobio. Cuando he tenido unos cuantos matchs no busco más y me dedico a dar oportunidades de calidad a los que estoy conociendo. En el pasado descarté gente muy maja por no dar abasto de tantas citas, no quiero volver a hacerlo.
    Que la mayoría de veces sale mal: es normal que un tío no me guste porque es diferente a la foto, es  normal que después de acostarnos desaparezca, hable menos o se dedique a marear…  Y la vida sigue igual y sigues igual de feliz. No es tu culpa, es que en este mundillo las cosas funcionan así.
    Aprendes a identificar señales de mareadores, gente que ni sabe lo que quiere, desesperados por tener pareja solo por tener compañía y los que solo quieren llevarte a la cama en cuanto les venga bien…
    A todos esos…
    giphy (1)
    Te priorizas: lo que te mereces, lo que te gusta, lo que no aceptarás y tu bienestar ante todo. Eso sí, me lo tomo como una oportunidad más, una forma de pasarlo bien, de conocer gente e intento disfrutarlo… Y si me apetece, pues como una forma de tener rolletes que te hacen pasar un buen rato. Que estamos en el siglo XXI, y a las mujeres también nos apetece mucho.
    En fin, no sé si estoy intentando convencer para dejar estas apps durante un tiempo si te has saturado, si para volver a ellas si las borraste… O me intento convencer a mí misma que esto ha cambiado, que hay cosas positivas y que hay que ir haciendo lo que a una le apetezca, ¿no crees?

    Verónica Oliva

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login