angry-girl
  • Sex & Love

    Los hombres son muy simples… ¡¡los cojones!!

    Share on Facebook15,351Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    El mes pasado (POR FIN!!!) conociste al hombre perfecto: un tío majísimo, muy interesante, gracioso, culto, independiente, vivía solo en una casa que estaba recogida, no tenía ningún cadaver despiezado en el congelador, era un tío muy educado pero te echó un polvo contra la pared que te dejó las piernas (y otras cosas) temblando más de media hora…
    Vamos, lo que viene siendo perfecto!!!

    Y encima parecía un chico muy natural y espontáneo… sin miedo a demostrar su interés en ti.
    Hasta que repente: PLOF!! De repente un día sin previo aviso… te dejó de contestar al whatsapp.
    Te metías cada media hora como una psicópata para ver si se había conectado… y ahí estaba: última hora de conexión hace cinco minutos.
    “O sea que se ha conectado y no contesta… ¿Por qué cojones no contesta?”

    Estuvo tres días sin contestarte, y la única vez que lo hizo fue casi casi hasta borde…
    Y de repente: te volvió a escribir para decirte que si querías ir el fin de semana con él a una fiesta a la que iban a ir todos sus amigos, y así te los presentaba.
    O_O
    No entendías nada, pero pensaste que lo mismo es que había estado muy ocupado o algo así… y le quisiste dar otra oportunidad.

    Fuiste a la fiesta, él estuvo encantador contigo, muy a gusto… te habló de presentarte a más gente… pero a la hora de acompañarte a casa te dijo que tenía que marcharse porque al día siguiente madrugaba… y te dejó a la puerta de casa con un palmo de narices, un calentón importante y una cara de gilipollas que no se te quitó hasta el día siguiente.

    Y tú diciendo ¿Pero qué leches pasa aquí? ¿Por qué de repente no quiere echar un polvo conmigo?
    ¿Acaso estará con otra tía? A lo mejor es que he ido muy rápido y se ha acojonado… Pero no, porque ha sido él el que me ha querido presentar a sus amigos… Entonces, para qué me manda venir y luego pasa de mí?

    giphy

    Y así, a trancas y barrancas, llevas un mes entero. Unas veces pasa de ti como de comer mierda… y luego cuando lo tienes delante se deshace como un corderito… para volver a desaparecer y no contestarte los mensajes al día siguiente otra vez.

    Hasta que un día, hablando con tu amiga la casada te dice “Pues hija, búscate otro… Con lo simples que son los tíos”.

    ¿Que los tíos son simples? ¡¡SIMPLES, LOS COJONES!!
    En la vida he conocido yo un tío al que haya entendido.
    ¡¡¡EN LA VIDA!!!

    Ya me gustaría a mí que fueran tan simples como nos dicen en la tele que lo son. Que les pongas una teta y una videoconsola delante y vayan detrás como un perro detrás de una chuleta… Pero no!!!
    Bueno… A lo mejor si te gustan los tronistas de hombres mujeres y viceversa, sí… Pero los que me gustan a mi son muuuuy retorcidos!! Mucho peores que las tías (o por lo menos que la mayoría de mis amigas)!!! Ni yo con la regla soy tan inestable.
    Que digo!! Ni mi mejor amiga cuando estaba embarazada, comiendo pepinillos bañados en chocolate, y con las hormonas disparadas era la mitad de inestable que los tíos que me gustan!!!

    ¿Soy yo? ¿Acaso es que tengo un radar localizador de tarados complicados y emocionalmente bipolares?

    Si ya con 20 años los tíos que me gustaban me parecían inestables, con treintaypico no os quiero ni contar, porque a estas edades ya todos arrastramos taras y traumas de relaciones anteriores:

    • Uno que acaba de salir de una relación traumática y lo ha pasado fatal… y aunque le gustas mucho intenta no pillarse para no volver a pasarlo mal
    • Otro que pilló a su novia anorgásmica de toda la vida tirándose a su jefe como una poseída y ahora desconfía de que todas las tías son unas zorras y unas mentirosas
    • Otro que tenía una novia histérica que lo sacaba todo de quicio, y ahora en cuanto tú abres la boca se piensa que le dices todo con doble sentido y se pilla unos cabreos monumentales hasta por “EL TONO” con el que le has dado los buenos días
    • Otro al que su novia anterior se paso 10 años tratándolo como un despojo y ahora mea sentado para no manchar, y te pide permiso hasta para sonarse los mocos, por si acaso te molesta
    • Otro que ha visto como todos sus amigos han ido cayendo y volviéndose unos calzonazos uno tras otro, y en cuanto le dices “Pásame la sal, por favor”, te dice como una fiera”¿Ya me estas dando órdenes? ¿Qué pasa que me quieres domesticar? Pues cómprate un perro y a mí déjame en paz”

    O_O

    Y tú dices… ¿y dónde están los tíos esos simples de los que todo el mundo habla???… Esos tíos simples que solo piensan en comer, dormir y follar… que dicen mis amigas que abundan tanto por ahí y que yo nunca me encuentro???

    Si alguien lo sabe, por favor, que me pase sus teléfonos.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Sandra Broa

    Autora del blog "Treinta y - Diario de una treintañera". ¡Mierda! ¡He engordado tres kilos! ¡Soy una foca! Ains que disgusto... Voy a por el helado de chocolate a ver si se me pasa.

    

    Login