Captura de pantalla 2015-07-23 a las 12.40.55
  • Sex & Love

    No me gustan los novios de WhatsApp

    Share on Facebook1,213Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Que no, que no me gustan. Los novios de WhatsApp. Son esos novios que una se echa sin querer, que no te das ni cuenta y de pronto ni sabes desde cuándo te escriben por la mañana desde el curro, te dan las buenas noches, te dicen lo mona que estás en las fotos de Facebook, de esos novios que recuerdan que le dijiste que ibas al dermatólogo, que le dan uso a iconos que nadie utilizó jamás, los de la última página, sí, los de las flechas y los relojitos y los signos del póker… esos novios virtuales que sin embargo nunca hacen nada para quedar en persona.

    Sí, amigas, los novios de WhatsApp viven en el País de Nunca Jamás… te los follarás.

    El novio por WhasApp te crea adición. Llevas 30 años sin él pero de pronto tu Iphone ya no tiene sentido sin sus mensajes. Tiene el botón cedido de tanto click-click. Te arranca la sonrisa de gilipollas que todos tus compañeros de trabajo ven mientras estás en la reunión de la mañana, te hace que te multen por utilizar “un dispositivo móvil” mientras conduces, te gastan los datos porque a tu habitación de los cojones no llega el wifi y wuasapeas hasta las 4 de la mañana… TODOS LOS DÍAS. Un novio de WhatsApp te acompaña (virtualmente) hasta en las bodas aburridas, te consuela por una pelea con tu jefe y por supuesto te manda fotos guarras.

    Pero no, querida, no sabes cómo tiene la polla. Igual es eso, piensas, este tío no quiere quedar porque la tiene pequeña… Es una de las teorías. Hay más: que está liado con otra, que tiene novia, mujer, hijos, perro y casa en la playa. Pero es raro, porque tu novio de WhatsApp no tiene límites horarios. Te escribe a cualquier hora y en cualquier lugar. Coño, para eso es tu novio de WhatsApp, aunque no le hayas oído la voz, o con un poco de suerte sí, porque te mande notas de voz…

    Otra teoría es que sea tímido, reservado, mojigato… pero te niegas a que esta sea la verdad, porque ¡ojo! a un novio de WhatsApp lo carga el diablo, porque COMO NO LO CONOCES BIEN EN PERSONA, lo que haces es idealizarlo. Diseñarlo a tu gusto. Entonces es imposible que sea tímido, reservado y mojigato, porque te has hecho una idea de él libre como el viento, y no, imposible, él NO es así. Tu novio de WhatsApp es maravilloso, divertido, bromista, inteligente, cachondo, coqueto, cariñoso, sagaz, ágil, espontáneo… además es guapérrimo, claro, sólo tienes de él la foto de perfil y en esa todos estamos hiperbuenos.Captura de pantalla 2015-07-23 a las 12.42.43

    Así que me estoy volviendo loca porque lo conozco tanto que sé que quiere tener hijos, sé todo sobre sus relaciones anteriores, sobre sus padres, vecinos, colegas y gato, sé que ganó un concurso de poesía una vez en el colegio y sé que no le gusta el marisco, pero aún no sé si tiene una malformación testicular, si le huele el aliento, si come haciendo ruido o si le huele el sobaco.

    Por tanto, en esa búsqueda de respuestas vitales, un amigo mío el otro día me lo definió perfectamente:

    – Es que la gente que hace eso suple así sus necesidades afectivas. Seguramente tú le gustes para “algo más”, no para un polvo. Entonces te mantiene ahí, dándole vueltas a eso de quedar, mientras gana algo de tiempo, porque en cierto modo cree que si quedáis, ya al día siguiente se va a enganchar y te tendrá casi que
    pedir matrimonio. Así que mantiene viva contigo esa necesidad afectiva de que haya alguien ahí, al otro lado, compartiendo su día a día y manteniendo una relación pero sin ataduras físicas. Y sí, tal vez se acuesta con otras, pero no les gustan como tú. Está seguro de que tú también estás en su mismo punto y por eso cree que puede mantener eso bastante tiempo.

    Yo miré a mi amigo, que mola mucho, pero que últimamente se está poniendo demasiado en modo-tía, ladeé la cabeza y dije:

    – Fijo que la tiene pequeña.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Marina

    Soy periodista deportiva, soltera, hetero y bruta, muy bruta. Algunas veces las cosas me pasan a mi, otras no, pero tengo la manía de contarlas todas...

    • Celia Garcia

      A mi ya me cabrea si tienes interés queda conmigo y dejate de historias

    • Canelafina

      Como dice un amigo, soy muy tikismikis, si no es para follar o para vernos y tener algo más, llámese novio, amante, amigo, follamigo… ¿Para que perder el tiempo? También es cierto que ya tengo 50 y pico, y a estas alturas, gilipolleces, ni las justas!

    • sandra

      Pues yo creo que tienen la necesidad de tener una relación de esa forma, porque pueden ser y decir lo que no son en la vida real. Juegan con la ventaja de que no tienen que dar la cara cuando explican algo, y sinceramente aunque nos cuenten esas cosas….a caso sabemos que todo lo que nos cuentan es verdad??? Como somos capaces de averiguarlo????….nada chicas y chicos creo que se dicen muchas mentiras y que luego son difíciles, cara a cara, de sostener……

    • Lucy VanPelt

      Yo creo que lo de tanto whatsapp es malo tambièn para los novios normales y corrientes, joer, que no se puede estar siempre conectados a todas las horas del dia y de la noche… cuando no se esta juntos también hay que seguir cadauno con sus vidas… ahora no hay ningun limite economico a la pesadez de estas cosas, y creo que no es bueno, que opinais las mas jovenes? A mi mis hijos me preocupan un poco, lo digo en serio. Aunque un poquito de envidia tambien tengo, eh!

    • https://www.instagram.com/yongrim/ Miss Brightside

      Me siento como si fuese la protagonista del artículo, de verdad, porque actualmente me siento en esta situación… Y la voy a contar porque llega un punto en el que no sé por donde tirar, así que quien quiera leer, bienvenido es.

      Llevo hablando con un chico desde Abril del año pasado, y no exagero cuando digo que hablamos todos los días, a todas horas; no importa que ambos estemos en nuestro respectivo trabajo, o con la familia, o simplemente haciendo el vago en casa. Y la verdad es que, ambos hemos hablado tanto de lo bueno como de lo peor de nosotros, en el sentido de nuestras historias (yo mis depresiones, mi TCA y varios, y él me cuenta sus problemas con la familia, dinero y similares), y aún así, aunque quiera no idealizarlo, sí que reconozco que jamás he tenido tal conexión con alguien en mis 21 primaveras (Sí, aún es pronto btw) y hasta amigas y familia me lo dicen, que no es normal la conexión que tenemos (acompañado de “Ese chico es gilipollas”). Con amor.

      ¿Cuál es el problema? Que llegué a pedirle de quedar tres veces, porque joder, me hacía ilusión conocerle. Claro que me gustaba y aún me gusta, si hasta tuve las narices de decirselo porque ya me estaba cansando un poco de tanto marear la perdiz. Él también me dijo que le gustaba, pero que no podía permitirse estar en una relación, que tenía miedo de que una vez quedaramos yo le gustase más y yo sin embargo no sintiera lo mismo… En fin, excusas. Lo respeté y me dije “Bueno, lo has intentado al menos, tú ya has hecho tu parte” e intenté dejarlo de lado.

      Estuve hasta un tiempo sin hablar con él, porque boba de mi, pensé que podría seguir hablando día tras día con él y que mi corazón estuviera tan pancho. Pues no. Así que sin más, dejé de hablarle, sin explicación ninguna. Eso en septiembre, y otra vez (boba de mi) ya le echaba en falta. Aguanté hasta diciembre del 2015… Y volví a hablarle. En ese entonces yo estaba saliendo con un chico, a lo que pensé que no pasaría nada. Y de hecho, no hubo problema ninguno; él también estaba saliendo con otra chica (lo que me sorprendió por los motivos citados anteriormente), así que volvimos a hablar como si nada, como siempre.

      Hasta amigas mías me han robado el móvil con buena fe y hablar con él para decirle “Oye, ¿Por qué coño no quedáis? Que no os vais a casar, solo conoceros, joder.” y sinónimos varios a lo que yo luego les respondo “Gracias, pero os mato”. Pero nada, él ignora la situación.

      Actualmente, hace un mes que dejé a mi pareja y hasta a él le expliqué sobre eso. Hablamos de todo, en serio, hasta me decía las mañanas que se despertaba con la tienda de campaña y mi cara en plan de “Eh… Pos ok(?)” y luego nos echábamos unas risas. Para que os hagáis una idea de las conversaciones que hemos llegado a tener.

      Y no sé que hacer con esta situación, de verdad. Le quiero, y le aprecio muchísimo, porque lo considero un amigo de la hostia, pero no puedo sentir que es real si no lo veo en persona, o si no tiene la intención de quedar. Es que, no creo pedir tanto, en serio. Y eso me cabrea, me enfado conmigo porque sinceramente no sé que hacer con la situación: si dejar que la cosa siga, si cortarlo de raíz, si volver a hablar por 345353656 vez…

      Si alguien ha llegado a leer hasta aquí, gracias, de verdad. <3 Y si tenéis consejos o ayudas, las recibiré encantada.

    • emmalicius

      Maldición con los novios de whatsapp !!! a mi también me a ocurrido lo mismo y de verdad que jode mucho … no había meditado en los contras de porque nunca aceptaba que quedásemos… lo cierto es que como mencionaste… para el, este tipo de relación parecía ser genial, dudo mucho que le oliera el sobaco o el aliento a mil cebollines… ( bueno una nunca sabe ) pero lo que si se, es que uno suele por completo idealizarles mucho, te crees que es perfecto! y en mi caso me hubiese encantado algún día verle… el era todo lo que mi mente idealizo en un perfecto muchachon… según el cocinaba, iba al gim y ademas amaba mucho a su familia… y la verdad esa fue la razón de nuestro ciber-rompimiento… hay días en que le extraño bastante!!

      Digo tener quien te salude por las mañanas, quien te diga “Princesa” y que te extraña o que te encandile con…. ” eres la mujer mas maravillosa que he conocido, tan dulce y tierna ” MOLA y MOLA MUCHO…

      así que en conclusión este tipo de relaciones no suelen ser efectivas y desde mi punto de vista creo que la razón de no vernos fue que — LA TIENE PEQUEÑA.

      (Aunque esta de dudarse, un día quería mandarme una foto de su amiguito)…. “joder” que ocurre con estos hombres??????

    • Mary Maria

      A mí me pasó, nos vimos unas cuantas veces y al final lo mandé a freír espárragos. No concretaba bien lad cosas ni qué quería de mi. Era como una aplicación de ligoteo-fotos sesis…

    • Desengañada

      Yo también lo tuve aunque en mi caso el era de otra ciudad y si nos vimos, 4 veces a lo mejor para el tiempo que duró que fue más del que tenía que haber sido y sí, la tenía pequeña, aunque creo que el no lo sabía, claro está yo se la alababa en las fotos mintiendo cual bellaca…

    • Virgo83

      Comparto a grandes rasgos el artículo, aunque no por supuesto todas sus opiniones que son subjetivas y personales. A final de cuentas, lo que rechina es que se cruzan la comodidad que aporta la tecnología, con la frialdad que tiene o puede traer muy pronto (con estas tribulaciones) el frío texto y lo meramente virtual.

      Porque sí, porque es muy cómodo para lo hasta a las propias relaciones comunes, antes obligaban si no a un SMS -con lo caros que siempre son en España-, a una llamada de teléfono (igual tan cara, o más), o a una visita a casa de fulano/a y picar a su portero ó… llegar allí y llamar a grito “pelao” desde la calle.

      Pero surge la dicotomía… porque se cae en ese medio de hoy, pero se obtiene y encuentra mucho de lo que normalmente se dice que no hay. O qué dónde se meten. O que terminan pasando de ti (por cierto, nótese, que no estoy mencionando sexos para nada… aunque sobre y todo resuena esto en contra de uno de ellos).

      Pero como bien dice con mucho humor la autora de una u otra manera: te mola, no pasas sin ello, pero… “lo olerás/verás pero no lo catarás”. Que yo deduzco aún más, pues leo que hay el buen rollo. Gusta de momento lo que se tiene. Pero parece que el/la otro/a no se lanza.

      Y bueno… ¡¿POR QUÉ NO SUGIERE UNO/A EL QUEDAR?!

      A mí me pasó algo curioso con una chica que conocí, y que a veces nos seguimos hablando, pero que no llegamos a quedar. Y pasó justo al revés. Había y hay buen rollo. Pero sugirió ella quedar. Y resulta que le digo que sí, y dudó y se echó atrás. Al tiempo, otra vez y parecía más lanzada, pero de nuevo igual: le digo que sí, que vale, y otra vez…

      Bueno pues nada, como dice la autora… será que lo veré, pero no lo cataré.
      Qué sé yo. Igual la muchacha es que igual en vez de un chirri normal, tiene complejo de tener una picadora de carne manual. O tiene cierto complejo de al llegar al momento de quedarse en paños menores, tener que cerrar las ventanas porque atrae a las gaviotas… por hacer alguna coña con la típica del tamaño de nuestros miembros. xD

      Para que veas que estas habas se cuecen en todos lados. xDDDD

      Esto hace tiempo. Desde entonces claro, nos escribimos pero menos. Pero seguimos hablando. No tanto como buenos días y noches, y esa pesadez y dependencia del móvil ni mucho menos. Pero sí que en más de una vez, si no escribo yo escribe ella, chateamos un tiempo, nos ponemos al día, nos reímos con alguna cosa u otra y según ella misma: “ya te echaba de menos”.

      —–
      ¿Y qué le hacemos? Porque se enfríe alguna relación con algún conocido porque simplemente se enfría, y no va a más, tampoco evitamos la vista ni ponemos cara de perro cuando nos crucemos con él por la calle ¿no? Y si sólo apetece a ambos charlar un reír un poco sin más de cuando en cuando si se da, pues ya está. Pues yo lo veo igual.

      • emmalicius

        exacto y que no se lance jode muchísimo !!! porque finalmente, francamente uno ya sabe que este tipo de medios son solo para echar un polvo !! hasta que uno de los dos se engancha, o ambos tal vez… pero por la maldita indecisión ni uno se decide !! :(

    • Cuchi

      Yo también tuve uno de estos novios de whatsapp, y no, el mío no la tenía pequeña, de hecho el año pasado me casé con él… Igual es la excepción que confirma la regla? 😉

    • Inma Rodriguez

      Es leer estos artículos y sentirme anticuada, en mis años mozos el Whatsapp y tantas aplicaciones de las que aquí comentáis no existían, mi móvil es del año la polca, en definitiva ni idea de lo que es tener pareja vía móvil y ahora pos como no me ligue a mi mujer, claro que tendría que cambiar de terminal primero… ji,ji,ji

    • Ali

      Solo una cosa, yo he tenido uno de esos y por lo menos el mio, la tenia pequeña. Lo que más costó fue que aun sabiendo que no queria estar con el, lo idealicé e incluso esa relación ficticia. Pero me quedo con algo muy positivo, que los hechos valen más que las palabras, así que sus hechos me mostraron lo que realmente es, una mentira. Lo triste de esto es que el que es así lo es siempre, así que mejor cosas reales que mentiras.

    • NaiaraB

      Como si fuera yo quien lo ha escrito :0

    • juls

      Me ha pasado esto exactamente y lo he mandado a freír espárragos, al final una se cansa

    

    Login