tipos-amantes
  • Sex & Love

    ¿Qué amante te ha tocado esta vez?

    Share on Facebook18Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Después de unas cuantas aventuras, vividas por ti misma o narradas por alguna de tus colegas, comienzas a darte cuenta de que hay características amatorias que no siempre se repiten; y algunas,  ¡gracias a Dios que no!  Podrás reconocer estos perfiles con o sin luz, eso a gusto de la consumidora. Los principales son :

    1. El altruista :

    Este es nuestro favorito. Es el que te da placer sin esperar nada a cambio, el que se pone cachondo de comerte el toto y no lo utiliza como moneda de cambio. Vamos, lo normal pero … ¿ una especie en extinción ?

     

    gaga

     

     

    2. El empujador :

    El antagonista del anterior, que nos da repelusito. No solo es que no lo pide, sino que su delicada sutileza la demuestra empujándote la cabeza hasta la altura de su miembro y directamente plantándotelo cual Calippo. En serio tío; NO.

     

    shit

     

     

    3. El empotrador :

    Nos vuelve locas. Este además muchas veces suma un factor sorpresa extra. Has conocido a este chaval cuyas piernas son la mitad de las tuyas y no está precisamente musculado, pero Voilá! de repente te ha agarrado los muslos, los ha levantado y ha rodeado su cintura con ellos. Te sientes como una pluma; una pluma sexy a la que follar en el aire. Tu cara de excitación y sorpresa es un jodido cuadro. Si te empotra contra la pared te vienen mil escenas de cine super eróticas a la cabeza ¡Te encanta este tío!

     

    hips

     

     

    4. El polvo cadáver :

    Parece que respira pero hasta lo dudas. No se mueve absolutamente nada, toda instrucción es insuficiente con este personaje. Antes de sacar las placas y hacerle una RCP le preguntas: ¿estás bien? ¿quieres hacer otra cosa? Y el tío para tu sorpresa e incredulidad dice que está disfrutando. WTF? Seguro que no repites, no hay nada más desconsolador que tener que buscarle al pulso al tío con el que te lías.

     

    areyouok

     

    5. El dialogador :

    Que sepa decir lo que quiere; proponer algo nuevo, interesarse por lo que te gusta y llevarlo a termino es de lo más sexy que puede caer en tu cama porque desborda seguridad y apertura. Adoramos a este personaje y queremos más. Ni que decir que el sexo fluye estupendo con las cartas bien puestas sobre la mesa.

     

    givemefive

     

     

    6. El apuntador :

    Nos pone de los nervios. Cual comentarista de fútbol no para de relatarlo todo; pero todo-todo; que si …“ subo por la banda izquierda, me acerco a tu entrepierna y… uuuuy! Fallé! Salgo del pezón, te recorro hasta el ombligo… ”. Ya te da igual que sean cosas sexies o no, no te puedes evadir al éxtasis y te acaba cortando el rollo a machete. ¡Gracias chaval !

     

    stop

     

     

    7. El comunicativo :

    Nunca viene mal que te digan lo atractiva que le resultas o lo mucho que le pones, para dar un empujoncito a la líbido, y por qué no, ¡a tu estima!. Escuchar que se vuelve loco por tus pechos, que le flipan tus labios, o lo cachondo que le pone tu culazo no solo es excitante sino que te hace sentir más cómoda para sacar a tu bestia interior sin pudores.

     

    whisper

     

     

    8. El intenso :

    Pero que no se pase de la rosca, que una cosa es la sinceridad y un comentario motivador y otra la sobreactuación descarada. Le mete tanta intensidad que no sabes si sigue un guión que repite cada sábado noche o si está bajo los efectos de las drogas. Algunos de estos llegan a soltar un “Te quiero” solo por meterle películeo a la historia. ¡Terroríficos!

     

    byebye

     

     

    Después de una buena clasificación en la que hallarás miles de subcategorías, ¡Suerte y que encuentres una buena combinación ganadora !

     

    fingers

     

     

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Srta B Goode

    De la generación que creció con Jim Henson y lloró cuando David el Gnomo se convirtió en árbol. Enamorada del amor y de la buena cocina, lo mismo me da una lápiz para dibujar que para escribir. Fantasiosa y cantante de ópera en la ducha. Bailar me lo cura todo.

    

    Login