Twisted Faces
Sex & Love

Tinder sorpresa: embazarada en la primera cita…¡y sin sexo!

Imagen de perfil de Loversizers
Share on Facebook60Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Hace unos meses, en una temporada de ésas en la que te aburres (mucho) y estás soltera (y sin follamigos interesantes a la vista), decidí hacerme (de nuevo) cuenta en Tinder. La verdad es que ya de primeras no sé para qué, si casi me conozco a todos como si fueran de la familia (he de explicar que vivo en una pequeña zona, donde siempre te salen los mismos cuatro personajes, por lo que siempre acabo saliendo al igual que entré).

giphy

El caso es que aparece este sujeto. Parecía interesante y divertido, con muchos temas de conversación. Pues allá que voy yo, desconfiada como soy, y decido charlar con él,. Decidimos quedar un domingo para conocernos en persona. Hasta aquí parece que la cosa prometía.

Motivada como estaba, no me importó conducir casi una hora a su ciudad un domingo por la tarde con lluvia y el tiempo perfecto para un “sofá-peli-manta” de los que hacen historia (y más con el sonido chisporroteante de la lluvia). Tampoco me importó tener que andar un trecho porque cambió el sitio de la quedada, ni los veinte minutos más que me hizo esperar… Qué tonta he sido por los tíos toda la vida, ay… ¡Si es que no aprendo!

giphy (1)

Cuando por fin apareció…era el de las fotos (dato importante, como buena fan de Catfish que soy, más lo insegura que soy de todo lo que sea salido de Internet). Nos fuimos a un bar a tomar unas cervezas (yo sin alcohol, si bebes, no conduzcas…y yo tenía intención de volver a mi casa) y ahí la cosa empezó a ser un poco rara.

Aunque hablamos de todo un poco, llegó un momento en que centró TODO en que se le pasaba el arroz, que quería hijos…¿¿Hola?? ¿¿En una primera cita?? Weird. Pero ya el remate fue cuando me dijo que si yo, en un “supuesto”, me quedase embaraza de algún tío…lo tendría. Ahí ya, con toda la conversación anterior, até muchos cabos en mi cabeza y me asusté un poco. Le dije que tranquilamente, sin prisas eso se va viendo, que yo qué sabía…Y me dice: Sí, sí, sin prisas, como mucho en dos años tiene que nacer el primero…

Qué decir que yo me fui por donde había venido y nunca supe más de aquel futuro (cercano) padre.

Juls

(Envía tus follodramas y Tinder sorpresa a [email protected])



Login