cita
  • Sex & Love

    Una cita real no es una cita sin…

    Share on Facebook89Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    ¿Sexo? noooo, no hablo de eso pequeños saltamontes, no seáis mal pensados, a eso ya llegaremos.

    Una cita no es una cita completa sin el “PRE-CITA” agotador, que generalmente consta de:

    – Cortarte/quemarte depilándote.

    – Tener que repintarte una uña o más porque no se han secado bien y ha quedado medio rugosa.

    – Los aproximadamente 35-45 minutos que pasas primero intentando encontrar la combinación perfecta de ropa (incluye la interior), zapatos y bolso (obviously).

    – Hacer una carrera a las medias nada más meter el pie y tener que remover todo el armario para encontrar otras (que estén decentes). O acabar corriendo hacia el Opencor más cercano.

    Maquillarte y joderla en el último momento, porque cualquier mujer sabe que un eyeliner mal hecho requiere mucha destreza para quitarlo bien sin estropear el resto. Y no hablemos de un pintalabios rojo…

    you_are_so_guilty_of_making_these_eyeliner_mistakes_6

    – Alisarte el pelo, que no quede bien y tener que recurrir o bien, a volver a mojarlo e intentar domar los rizos, o sencillamente recogerlo. Y no es una elección fácil, especialmente si has intentado la primera opción y el resultado no ha sido el esperado.

    PRE-CITA superada… la cita no es 100% cita si no hay el momento en que:

    – Te cagas de frío, pero quieres lucirte. Esto abarca también la situación contraria. Sufres por el calor mientras rezas para que no aparezcan esas asquerosas ronchas bajo tu manga.

    – Te preguntas si el lápiz de ojos inferior se habrá corrido dándote un aspecto de mapache rabioso. Si te decides por ir al baño, es posible que cunda el pánico.

    Tu pareja/cita tiene algo entre los dientes y te debates entre decirle la verdad o no estropear ese bonito momento. Este punto engloba otras situaciones.

    Jared

    – Momento en que te pilla un retortijón ¡Hey! Éstas cosas pasan, no es lo habitual, pero es una posibilidad que puede agobiar. Y mucho.

    El final de la noche, ahora sí, ¿sexo o no?

    – Si es Sí.  Es sí, y ya está.

    – Si es No… Hay dos probabilidades:

    1. Te guste o no el chico, sencillamente no te apetece tener sexo.

    2. Has pillado un pedal tan gordo que te imposibilita tener sexo. AQUÍ OJITO, hay que tener especial cuidado con el MOËT CHANDON, es un arma de doble filo…

    12-soon-youre-lubricated

    Y así señores y señoras, es como es una cita real. No las chorradas que nos venden en la tv con sus maquillajes impolutos, sus miradas pícaras y el destello luminoso que sale de la sonrisa de nuestro galán. Sin embargo, a pesar de todo el estrés y situaciones incómodas que puede llegar a producir una cita, si estás con la persona adecuada nada de eso importa.

    Autor: Diana.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login