plan_A_B
  • Sex & Love

    ¿Cómo saber si eres su plan B?

    Share on Facebook125Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Te encanta, lo adoras, ese chico es tu más íntimo sueño hecho realidad. Lo miras y flotas de la emoción, sientes mariposas en el estómago cada vez que vuestras miradas se entrecruzan, solo rozar su piel por casualidad hace de tu día algo inolvidable.

    Te acercas a él, entras a formar parte de su círculo de cercanos, te haces su amiga… y un día, él se fija en ti.

    ¡HALLELUJAH, NENA!

    Entre vosotros hay una tensión sexual maravillosa, sabéis lo que queréis y sois conscientes de vuestra atracción. Eres su más íntima confidente y él para ti es…

    El imbécil que te baila el agua pero nunca se deja mojar.

    -Si eres su plan perfecto, pero nunca te es claro… eres el plan B.

    -Si ansía estar contigo, pero te oculta delante de sus amigos… eres el plan B.

    -Si ni te come, pero no te deja comer… eres el plan B.

    -Si, efectivamente, se enrolla con tu amiga la cursi pero se aburre si no está contigo… ¡eres su plan B!

    Y, cariño, créeme que vales mucho más que para ser el trozo de pizza frío de emergencia de hace dos días de la nevera.

    No eres un artículo de emergencia, ¡lo eres de primera necesidad!

    No estás ligada a nadie, ni él es nadie al que ligarse, porque, nena, ancha es Castilla y hay muchos más peces en el mar ¡que seguro están deseando conocerte!

    Además, no todo es cuestión de pájaros y mariposas… dales un toque a tus amigas y brindad por lo maravilloso de ser únicas y lo patético y divertido de la vida.

    Así que quiérete y déjate querer, y si el señorito vuelve… disculpa, pero eres una diva.

    Porque no hay nada mejor que celebrar que eres alguien de 3 estrellas Michelin.

    Y respecto a él… bueno, que le vaya bonito 😉

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Sara Jotabé

    Sara nace con una libreta debajo del brazo allá por 1993 y desde entonces no ha parado de dibujar e inventarse historias cuyo parecido con la realidad, a veces, es pura coincidencia. Graduada en Bellas Artes, Master en Educación y enamorada de los pequeños detalles, sigue pensando que los juguetes cobran vida cuando nadie mira.

    

    Login