16465856_634241440108246_3652490993686544384_n(1)
  • Vida sana

    Bizcocho de fresas y chocolate blanco ¡Yummi!

    Share on Facebook5Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Seguro que a estas alturas ya estás harta de ver el turrón y los polvorones en el supermercado por eso te traigo una receta que va a desbancar a los típicos dulces navideños.  Aunque siendo realista… el Suchard es el Suchard.

    Esta receta está patentada a prueba de manazas, ansiosos-golosos y esa clase de personas que tan sólo con levadura y un par de huevos hacen que la cocina parezca un campo de batalla. En serio, hasta mi madre que hace bizcochos que parecen armas arrojadizas ha conseguido hacerla.

    INGREDIENTES DEL BIZCOCHO

    • 250 gr de azúcar. (Azúcar del de toda la vida. Si quieres una versión más sana puedes utilizar miel o azúcar moreno)

    • 3 huevos tamaño M-L (lo suyo sería que fueran huevos “de casa” de gallinas criadas en libertad. Como nota, si los huevos en el código que traen impreso empiezan por 0 o 1 son criadas en libertad/semi libertad)

    • 250 gr de harina de trigo (Harina de la de toda la vida. Ni harina de repostería, ni harina bizcochona, ni cosas similares. Harina de todo uso)

    • 10 gr de levadura en polvo (la mítica marca que utilizaba tu abuela)

    • 100 ml de nata para montar (en estado líquido, no montada. No nos hagamos la pichurra un lío)

    • 100 ml de aceite de girasol (También sirve aceite de oliva pero subirá menos y el sabor del aceite será más intenso. También sirve mantequilla/margarina derretida)

    • 200 gr de fresas para la masa (Esto es al gusto, puede sustituirse por cualquier fruta de temporada o al gusto: mandarinas, caqui, frambuesas…etc. Nota: si utilizas mandarinas/naranjas/limones es imprescindible para que no amargue sacarle la pulpa blanca que recubre los gajos.)

    • 1 chorrito de vainilla líquida o ralladura de limón (la finalidad es sacar el olor a huevo crudo)

    • 10 fresas para decorar la tarta

    INGREDIENTES CREMA DE CHOCOLATE BLANCO

    • 2 tabletas de chocolate blanco,(150-200 gr)

    • 500 ml de nata para montar

    PREPARACIÓN

    Comienza batiendo los huevos y la vainilla con el azúcar blanco hasta que cojan una textura uniforme y pierdan un poquito el color amarillento. Ten en cuenta que has de batirlos con unas varillas (de forma manual o mecánica) pero jamás con una batidora tipo turmix.

    A continuación añade el aceite, la nata, la harina y la levadura. Bate lentamente hasta que la harina se haya integrado casi por completo o de lo contrario harás una bomba de humo “harinil”. Comienza a batir de forma más enérgica hasta que no haya grumitos. En caso de necesitarlo aquí si que ya puedes emplear la batidora de brazo.

    Lava la fruta y córtala en pedacitos de entre 1-2 cm. No hace falta que te esmeres puesto que la fruta va a ir integrada en el bizcocho. Añádela a la mezcla anterior y remueve lentamente.

    Precalienta el horno durante 10 minutos a 150 ºC (calor arriba y abajo o el simbolito del ventilador con un circulito alrededor) y mientras prepara tu molde de bizcocho.

    Para evitar que el bizcocho se nos pegue, si tu molde es de silicona tan solo has de untarlo ligeramente con aceite/margarina y espolvorear un poquito de harina, fijándote en que toda la superficie quede cubierta. Si tu molde es metálico y desmontable, mi recomendación es que coloques en la parte inferior una hoja del denominado papel  de horno, eso sí, sigue el mismo proceso de margarina-harina que el indicado para el molde de silicona.

    Deposita la mezcla del bizcocho en el molde e introdúcelo en el horno a la temperatura indicada DURANTE 1 HORA-1 HORA Y CUARTO. No abras el horno durante el proceso o harás que tu bizcocho se desinfle. Una vez listo, sin abrir el horno, déjalo reposar 10 minutos dentro. Luego sácalo y déjalo enfriar totalmente.

    Mientras tu bizcocho enfría pon en un cazo/microondas los 200 ml de nata (que viene a ser un pelín menos de 1/2 vaso), cuando esté a puntito de hervir apaga el fuego y añade el chocolate troceado. Revuelve hasta su completa disolución y deja enfríar (sí, es normal que espese mucho).

    Cuando tengas toooooodo lo anterior frio, mezcla la crema de chocolate blanco con los 300 ml de nata restantes y bate hasta que monte.Vete poco a poco, ten cuidado de pasarte o se te cortará la mezcla. Sabrás que tu mezcla se ha cortado si empieza a hacer como grumitos y se ha tornado de un color más amarillento.

    Resultado de la nata cuando se corta

    Resultado de la nata cuando se corta

    Ahora solo tienes que montar tu tarta. En mi caso yo opto por cortar el bizcocho a la mitad y rellenarlo de la crema de chocolate blanco pero puedes simplemente cubrir el bizcocho y decorarlo con las fresas.

    Y finalmente el paso más importante de todos: DISFRUTARLA.

    Yummi <3

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Alba Somoza

    Abogada con alma de repostera. Composición: 50% retranca gallega y 50% locadelcoño. Amor infinito a los unicornios. Yonki de la Nutella. Profesional en meterse en jardines.

    

    Login