dieta
  • Vida sana

    ¿Por qué no respetas mi dieta?

    Share on Facebook262Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    La gente odia a las personas que están a dieta. Comprobado, y mucho. La cosa tocó la cumbre ayer, por tanto me fui a dormir enfadada y he despertado con dolor de cabeza, así que he dicho; esto tengo que contarlo.

    Resulta que una de mis compañeras estaba de cumple, y estaba empeñada en que comiese un trozo de cupcake, sonrío; no, gracias. -¿Es que no quieres?

    -En serio, me encantaría, pero como sabes, llevo a dieta dos semanas y no me la he saltado, mi lucha interna con mi fuerza de voluntad es brutal, pero voy ganando.

    Claro que no le dije eso, porque esto es una historia y tengo que hacerla bonita, además escondo lo cateta que soy en una imagen culta, pero más o menos le dije algo así. Ella volvió a insistir; ¡Que no!!! contesté, luego escuché que le decía a otra compañera que las dietas te agrían el carácter (sí, con esa misma cara de boba que imaginas me quedé yo).

    Al fin eran las 18,30h y me vestí para salir a correr, estaría de vuelta en la ofi para recoger mis cosas después de mi tanda de series. Volví orgullosa, sudada y asfixiada, deseando contarle a mi pareja que había aguantado 45 minutos de entreno, pero la alegría me duró poco, cuando fui a coger mi bolso y salir pitando a casa a ducharme, me dice otra de mis compañeras: ‘¿Ya has llegado?’, ‘Sí, tres cuartos de hora, ¿te parece poco?’ ‘Pues sí, poquísimo.’

    ¿En serio? Me lo dice una de mis compañeras con algo de sobrepeso que se asfixia en la carrera de 10 metros cuando se le escapa el autobús y me vuelvo a quedar con cara de boba. ¿Por qué el mundo está en mi contra? La cosa se puso peor.

    Paso a saludar a mi tía a su empresa, tengo confianza con sus trabajadoras y las veo todas allí, están celebrando el alta de una de ellas: tarta, cava, porquerías varias…La homenajeada me dice:

    Un trozo de tarta

    La miro, esto no me puede estar pasando todo a mi. A ver, respiro hondo:

    No, gracias. Estoy a dieta, prefiero pasar.

    Por un poco no pasa nada.

    Siempre dicen lo mismo, pero nunca piensan que un poco de aquí otro de allí otro de allá…Pero recuerdo a mi compañera diciéndole a la otra que mi carácter se ha vuelto agrio, así que sonrío aún más.

    -No, gracias, de verdad.

    -Has de tomarte un trozo a mi salud.

    Me encanta esa frase, como si su salud dependiese de mi culo gordo. Pensé que ignorándola y hablando con otras personas, se le olvidaría que le deseaba lo peor no comiéndome su trozo de tarta del que dependía su salud. Apareció de nuevo a la carga, con un platillo de plástico con un trozo de tarta.

    Toma, te lo he puesto mas pequeño.

    Creo que el fallo ha sido mío desde el principio. Por usar esa palabra fea: dieta. Si desde un primer momento hubiese dicho: no me gusta, no hubieran insistido dos, tres veces. El plato se acercaba peligrosamente a mi cara. La verdad es que por un momento, en su primer ofrecimiento, me fastidió estar a dieta, pues tenía una pinta estupenda, pero tres intentos después me estaba dando un asco tremendo esa trozo de nata y bizcocho.

    En serio, qué parte del no no entiendes, estoy a dieta.

    Su ‘que te lo comas’ fue acompañado de su mano estampándome la tarta en mi cara de idiota, porque es la que se me quedó cuando en el baño me estaba quitando trozos de mis gafas. ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Lo intento, soy agradable, digo que no sonriendo, rechazo con educación, ¿qué hago mal?

    giphy

    Definitivamente, a la gente no lo gustan las personas que están a dieta.

    Estefania Doñate

    Foto destacada

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    • soorawn

      Qué pena que tengas que trabajar con gentuza. Porque alguien que te da un tartazo así por las buenas no merece otro nombre.
      Por aquí hay la costumbre de comprar dulces por tu cumple para los compañeros de trabajo, pero con un retoque: como ahora hay tanta gente con problemas de alergias e intolerancias alimenticias, se suele añadir algo de fruta fresca. Así todo el mundo contento.

    • Laire

      Personalmente para estas ocasiones hago dos cosas. Aprendí a a ser asertiva de mi madre y tengo amigos que dicen que aún les suena el eco de aquella vez que he pronunciado un no tajante (si, es un tono muy claro que lleva implícita una amenaza de muerte como repitan la pregunta) hay quien me ha dicho que soy borde o cosas así pero pasa, si tu eres borde es porque ellos son gilís y tu de simpatía selectiva.
      Y la otra es mirar con una sonrisa de oreja a oreja y decir, puedo, entra en mis capacidades como ser humano, y si quisiera saltarme la dieta lo haría, pero va a ser que no. Yo me repito mil veces puedo, pero no lo voy a hacer. Si no me vuelvo loca y me dedicaría a comer foei, trufas y boletus en todas sus formas y combinaciones.

      Ánimo mujer, no te digo que pases porque esa no es la solución, pero no tienen porqué explicarte a nadie ni el porqué comes esto ni porqué no. Sobre la que te estampó la tarta en la cara ya es para darle de comer a parte (una silla en e cielo del paladar en concreto) yo soy tu y se habría comido el resto de la tarta del capón, porque si algo me jode es que jueguen con la comida

      • Leticia

        Dios es que la gente es realmente entrometida, yo NUNCA digo que estoy a dieta porque luego me dan el coñazo mas grande del mundo. Recuerdo una vez que estaba yo calladita en la mesa con la familia de mi novio comiendo lo que me parecía más sano y mi suegra me dijo que estaba comiendo poco y mi novio dijo “es que está a dieta” MAEMIA! me pase toda la comida aguantando mierdas de que si no estas gorda, que si no te hace falta… me amargaron la puta comida en serio, absolutamente toda la cena que cada X minutos salia el temita!

        • Laire

          Hombre la verdad es que yo depende del contexto y de la gente, pero como ya he dicho soy una persona a la que tachan de borde. Mi tendencia es a hacer un comentario de lo más mordaz y fulminar con la mirada. Con mi comida no se juega, y con mi no comida tampoco XD.

          La verdad es que cuesta, pero yo tiendo a explicarle a la gente que yo no comento sobre lo que comen o no y suelen entenderlo bastante bien.

          • Leticia

            yo también soy borde, y encima hablo poco, vamos que no doy pie a nada, supongo que debería aplicar más la técnica de fulminar con la mirada XD

    • Nhiary

      Yo llevo años haciendo “dietas” (llámese comer sano y lo justo y necesario) y ya soy a prueba de balas contra los ofrecimientos. Lo peor es que soy delgada, así que no sólo tengo que aguantar los típicos “Ay, pero si es un poquito no más” o “No seas tan estricta”, sino también los “¿Qué? ¿tú a dieta? ¿quieres desaparecer?”. Será que la gente cree que uno está sufriendo una tortura si no se come ese trozo de torta o que los odias profundamente al no aceptar esa hamburguesa que con tanto cariño te ofrecen.

    • Gracia

      A mí me ocurría lo mismo, entonces me inventé la excusa y digo que “estoy llenísima.. que acabo de comer un montón… ” y así por el estilo… pero lo que más me aturde es cuando tu pareja quiere que rompas la dieta e insiste en que comas. Me parece muy bien que te quiera con tus kilos de más, pero debe respetar tu decisión de hacer dieta.

    • Flor

      Te entiendo perfectamente… es como que eres tonta por intentar mantener tus propósitos, y les da igual estar jodiéndotelos.

      PD: ¿TE ESTAMPÓ UN FUCKING TROZO DE TARTA EN LA CARA? Oye, llámame tonta pero, ¿Nadie dijo nada? ¿Les pareció bien? ¿LES PARECIÓ GRACIOSO? Al final va a ser que estuvo bien y fue muy chachi porque “tu eres una borde” ¬¬

    • Shiina Mashiro

      La vida querida… cuanto más fuerte te hagas más intentarán debilitarte.

    • tereixinha

      Yo no estoy gorda, pero me cuido un huevo, y entre semana intento no cometer ningún exceso: comida sana, deporte, nada de alcohol… Y siempre tengo que escuchar el típico “pero si tu te lo puedes permitir”, sin entender que para mi el sacrificio que me supone estar como estoy (que tampoco soy ninguna sílfide, que mas de una persona me ha dicho que estoy rellenita con mi 1,56 y mis 55 kilos) me compensa, pero que sacrificio es igualmente!

    • Sara P.

      Estoy a cuadros con lo de que te estampara la tarta en la cara, no se puede ser más energúmena! Como tu dices, en estas ocasiones casi es mejor mentir para escurrir el bulto, incluso diciendo que tienes gastroenteritis o así, pero manda narices…

      Y en realidad es un problema de base que se puede ver en muchos aspectos de la vida. El que alguien haga algo que la otra persona considera incapaz de hacer por ella misma (como dice Perra de Satán), o que como tiene otras costumbres y vivencias da por hecho que lo suyo es “lo correcto” y lo tuyo es aburrido, incomprensible o en contra de la “manada”. Porque que me expliquen qué ganan ellos si tú te comes o dejas de comerte un trozo de tarta: no quieres pues ya está, el ofrecimiento educado ahí ha quedado. En fin, si fuera tú me sentiría super orgullosa de mí misma, porque con todo no sucumbiste en hacer lo que los demás te decían que hicieras. ¡Mucho ánimo!

    • Perra de Satán

      Claro que la gente odia a las personas con dieta. Básicamente porque si una persona con dieta perturba tu comodidad, sin querer, lo único que vas a pensar es “joder, ella PUEDE hacer dieta y yo no. Soy la mierda. Tendré que atacarla para reducirla a mi nivel”.

    • https://anonimoesnombredemujer.wordpress.com/ Anonimilla

      La gente no es consciente de la cantidad de “excepciones” que te intentan hacer a lo largo de la semana. Por ejemplo, en mi familia tienen costumbre de dar algún dulce a la familia cuando hay cumpleaños, bien, una excepción se puede hacer, pero te dan dulces para 3 días, y se incluye en el reparto a los primos, ya son 10 personas, lo que hace que 30 días al año comes dulces sólo de cumpleaños “a su salud”. Un mes entero sin contar cumpleaños de amigos, Navidades, Semana Santa etc. Un mes entero de dulces que no has elegido tú, no es el capricho que te ha apetecido, si no calorías por compromiso y “por no tirar”. Cuando estaba a dieta me costaba decir que no, pero he descubierto que intentando mantenerme después es aún peor, “pero si ya estás bien, qué tontería, anda, come, que por un día no pasa nada, por cierto, mañana vamos de cena, encargaremos al telepi ¿y pasado tenías comida, no? vaya semana, jeje, pues ya que estás aprovecha, la que viene ya si eso te cuidas” Yo empiezo a sospechar que hay gente que tiene poca fuerza de voluntad, que en vez de empatizar, intentan que tú la tengas igual, si no, no me lo explico.

      Nota: que nadie se me ofenda que no intento generalizar, pero es mi caso personal, que a veces mentalmente agota, porque 3 años después sigo teniendo que controlarme en las comidas, no se me acabó todo al adelgazar.

    • TúEsQueEresUnPocoRara

      Que te estampó la tarta en la cara??? Y sigue viva??? Yo me la cargo, que zorra!!!
      Yo para que pasen de mi tengo muchas excusas; eso no me gusta, me da alergia, me lo ha prohibido el médico, estoy mal del estómago… Y te dejan en paz. Pero ahhh!!! No se te ocurra decir que estás a dieta que serás crucificada!!!

    

    Login