Sex & Love

5 trucos para disfrutar de tus momentos cochinotes en solitario

La masturbación es uno de los hobbies más sanos, divertidos y placenteros del planeta. Tocarse, conocerse y disfrutar de uno mismo es NECESARIO, y mucho más relajante que un baño de burbujas (además no gastas agua). Aun así hay muchas mujeres que están más perdidas que un pulpo en un garaje a la hora de darle caña al clitoris, y por eso he venido  a compartir con vosotras, queridas sirenas, algunos trucos para disfrutar como es debido de los momentos de sexo en solitario.

  1. Usa lubricante

Si eres de las que lubrica muchísimo igual no te hace falta, pero a mí me parece mucho más cómodo empezar mi sesión de masturbación con un par de gotitas de lubricante (especialmente si uso juguetes sexuales)… Noto que aumenta el placer, sobre todo cuando es lubricante efecto frío o efecto calor.

  1. Hazlo sin prisas

Uno de los mayores errores que cometemos a la hora de masturbarnos es hacerlo con prisas y de manera automática, como si nos estuviésemos atando los cordones. Sí, hay días que apetece descargar energía rápidamente porque estás más liada que una enredadera, pero de vez en cuando date una alegría y tómate tu tiempo. La masturbación es un momento para disfrutar, no para estar tensa, y el orgasmo es muy placentero pero tampoco es la finalidad necesariamente.

Algo que me gusta hacer los días que tengo tiempo es tumbarme en la cama y tocarme hasta que estoy a punto de correrme. En ese momento paro, acaricio las zonas cercanas al clítoris y cuando la activación ha bajado un poco sigo. Me parece excitante y el orgasmo final es muchísimo más placentero.

  1. Conoce cada rincón de tu cuerpo

Lo sé, el clítoris es lo más de lo más, pero hay otras zonas erógenas en tu cuerpo que también merecen atención. Prueba a estimular tu clítoris mientras usas un consolador o a acariciar tus pechos suavemente. El cuello, los muslos, el pelo, el ano… Lo que sea que te ponga cachonda puede ser un aliciente para esos momentos de soledad.

  1. Anímate y prueba un juguete sexual

Cada vez inventan juguetes más molones… Succionadores de clítoris, vibradores con estimulador para el clítoris, consoladores dobles… ¡De todo! Y créeme, cuando encuentras tu juguete ideal te sientes como Cenicienta probándose el zapato.

  1. Varía de vez en cuando

Esto está muy relacionado con el punto anterior, y es que muchas personas se vuelven “monotemáticas” cuando encuentran un juguete sexual o una técnica masturbatoria que garantiza siempre el orgasmo. Está genial saber a ciencia cierta lo que te proporciona placer, pero también es necesario explorar rincones desconocidos.

Uno de los problemas de masturbarse SIEMPRE igual es que cuando practicas sexo con otra persona, el placer es diferente y cuesta más alcanzar el orgasmo. Habitúa tu cuerpo a diferentes sensaciones y diferentes formas de placer para poder disfrutar en su plenitud del sexo.

¿Cuál es tu truco infalible para masturbarte?

Compartir:

Login