Lifestyle

All I want for Christmas is Un Dios del empotramiento

Ya llegan los reyes para adorar al niño, y el jingle bells, jingle bells, y Rosana sonando en las tiendas, y Mariah Carey descongelándose para cantar su «All I want for Christmas is you» y la delgada linea entre poner las luces de Navidad o un Puticlub. Siri acaba con la navidad.

Las tiendas colapsadas, la gente te etiqueta en facebook junto a 80 personas para desearte feliz año, te toca ver a tu prima la choni como 3 veces (un chupito también por cada «¿y el novio pa cuándo?») y la gente busca el espíritu de la navidad. Pues yo os digo, ojalá el espíritu de la navidad me pille cagando, porque la verdadera magia de la felicidad es no pesar 5 kilos más después de las fiestas.

 

Navidad: expectativa vs realidad
 
LO ÚNICO QUE SALVARÍA LA NAVIDAD ES LOVE ACTUALLY Y EL SUCHARD.
 

¿Seguro que queréis estar diciéndole a cada conocido que os cruzáis «feliz año» aunque no os acordéis de su nombre?

La gente se infla a pedir deseos. Que si un coche nuevo, una casa nueva, un novio, un bebé, el anillo pa cuándo. Pero yo ya me cansé de castillos en el aire. Llega un punto en la vida que una se da cuenta que no puede tenerlo todo: salud, trabajo, amor, la nevera llena… Yo creo que no he nacido para las relaciones personales. Ni para el deporte. Ni para decir «no» a cenar dos veces.

Luego además nos ponen a unos pedazo maromos en las publicidades de navidad para ponernos los dientes largos. Y yo me pregunto. ¿Dónde carallo están los hombres que salen en los anuncios de perfumes? ¿¿¿DÓNDE????? ¿¿¿Y por qué tienen tanta prisa??? Que yo soy runner pasiva y no los alcanzo. Porque también os digo amigas, es de mujeres fuertes seguir soltera con el frío que hace. Porque claro, te pasas media vida esperando al apropiado y ves que no llega y te vas a seguir diciendo lo mismo en la residencia mientras juegas a la petanca. Porque me apunto al meetic, al tinder, al badoo, al adopta y a lo mejor al amor de mi vida lo tenía que haber conocido en el Teletexto y estoy perdiendo el tiempo.

De adolescente quería que el mundo no olvidase mi paso por él y transgrediera mi legado. A día de hoy sólo espero que no se me recuerde borracha, enseñando una teta o con pantalón de pana. Que las prioridades te cambian. Y yo ahora…

ALL I WANT FOR CHRISTMAS IS UN DIOS DEL SEXO

Que no Santa Claus, que no. Menos humos, y más fuego. Que yo por navidad no quiero un pony, quiero que me empotren como un taladro hidráulico y me lo coman como si fuera un langostino envuelto en salsa rosa. Tú no me traigas bolsos ni zapatillas que ya los encuentro yo baratitos en el Primark, pero si me echas por la chimenea un rabo del tamaño de Kansas, no te preocupes que no toca el suelo.

 .
@LuciaLodermann
 .

Foto destacada

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login