Sex & Love

Follodrama: hasta los tacones de tropezones

Bueno, os voy a contar, la PEOR (y lo digo con negrita y mayúscula) cita de la historia.

Yo soy de una ciudad en la que se lleva ir de pinchos y vinos más que ir a misa, y claro, como buena joven de 22 años, decidí que no hay mejor sitio para tener la primera cita, que yendo a bebernos hasta el agua de los floreros.

giphy

He de decir que soy de buen beber, de esas que pueden beberse el tequila como el agua, y la cerveza mejor que el Colacao. De las que 8 vasos de agua no se beben en un día, pero que 3 cervezas en media hora, no es un reto.

Bueno, pues fui a dar con el personaje de mi vida, ese que al segundo vino y cuarta cerveza, iba dando traspiés y hablando en un idioma tirando a español, tirando a parsel, mejor que el mismísimo Harry Potter.

Pasada la barrera de la quinta caña, me invitó a ir a su casa a echar la última y lo que surgiera. La última se convirtió en penúltima y yo como una rosa, le pedí otra más. Él, como buen caballero, me acompañó sin saber lo que le deparaba la noche.

giphy (1)

El froti-froti llegó a la sexta cerveza y el meternos mano a la séptima, y cuando íbamos  por mitad de la octava, una que ya estaba calentita, comenzó el juego de lametón por aquí…lametón por allá…hasta que sí amigas, comencé a chupársela como si mi vida y la de mis familiares, dependiera de ello.

Pasados 20 segundos (CONTADOS), yo seguía al tema y oí…blgussuqhq (ingenua de mi, pensé que le estaba encantando y que era su forma de demostrármelo).  Peeeeeero….¡¡¡no!!! al momento, noté como un río de pota caía de su boca encima de mi cabeza.

giphy (2)

Yo me quedé pasmada, helada y muerta a la vez, a lo que él se levantó, corrió al baño, continuó vomitando y entre arcada y arcada pudo decirme…¿Te quedas a dormir?

Antes de acabar la pregunta, yo ya estaba montada en el taxi, con los tacones llenos de tropezones y una historia para no contar a mis futuros nietos.

Porque yo sabía eso de ‘Sin arcada, no hay mamada’, pero siempre pensé que la arcada debía ser mía.

Anónimo

 

Envía tus follodramas y Tinder sorpresa a [email protected]

Compartir:

Login