Belleza

13 trucos para aguantar con tacones y no morir en el intento

Decía el famoso diseñador Manolo Blahnik que los zapatos planos hacen a la mujer caminar como un reno. Y que es obligatorio llevar un mínimo de 3 cm de tacón. Todo y ser fan absoluta de sus tacones, me gustaría decirle que se ponga cualquiera de sus stilettos de 12 cm e intente aguantarlos durante un día entero a ver cómo narices anda.

Pero bueno, lo cierto es que a algunas mujeres nos gustan los zapatos de tacón, estilizan nuestras piernas y nos sentimos más sexys y femeninas encima de ellos aunque no los usemos a diario.

Por lo tanto aquí van algunos consejos para poder llevarlos el máximo tiempo posible y no morir en el intento.

1. Acostumbrarse: Si eres de las que nunca lleva tacón, te va a ser mucho más difícil ponértelos de repente para una boda o una fiesta, unos taconazos de tacón de aguja sin plataforma. Por lo tanto como en todo en la vida hay que practicar. Ponte unos que no sean altísimos y practica por el pasillo de tu casa unos diez minutos cada día. Póntelos mientras pasas la mopa, haces la cena o lo que quieras, un pijama y unos tacones, arreglá pero informal.

2.Comprar el zapato correcto es una de las cosas importantes. Si jamás usas tacón no te compres para empezar uno de 12 cm de tacón de aguja. Opta primero por un tacón ancho y de unos 5 a 7 cm y cuando ya lo domines vas aumentando la altura.

3. La segunda cosa importante es que el zapato sea de una calidad aceptable, ya que los zapatos de tacón baratos (tipo los tacones de Inditex o de los chinos) están hechos de un material generalmente duro y que no se adapta al pie, por lo tanto no hace falta que te compres unos Jimmy Choo pero sí que cuando te los pruebes veas que son blanditos y más o menos cómodos.

4. La talla, debe ser la correcta porque si te van pequeños a parte de hacer malabares para mantenerte encima de ellos te harán rozaduras y si te van un poco grandes tendrás que hacer fuerza con los dedos para que no se te salgan y solo te falta eso querida.

5. Desde hace años, existen en el mercado unas útiles almohadillas que se colocan en la suela del pie, al comienzo de los dedos. Están creadas para aliviar la presión de todo el peso del cuerpo en esa zona y, si bien no son milagrosas, sí que son una gran solución. ¡Llévalas siempre en tu bolso! Y utilízalas cuando empieces a notar dolor.

6. Es importantísimo tener los pies bien hidratados para evitar las odiadas rozaduras. Un remedio casero –y muy muy eficaz– es untar una crema hidratante en el interior del zapato para que ablande el material.

7. Y siguiendo en la línea de lo casero, otro tip muy útil es introducir dos bolsas de agua en el zapato y directo al congelador. Una vez congelada el agua, hará que el zapato se ensanche un poco más. También se puede realizar con bolas de papel de periódico.

8. Si notas que el tacón te aprieta o roza en el talón al andar otro truco es recortar un salvaslip y ponértelo en esa parte ¡mano de santo!

9. Ponte calcetines húmedos. En esas veces que sabes de antemano que los zapatos te van a hacer daño, lo primero que puedes hacer es ponértelos en casa para ir dándoles un poco de forma. Los primeros días puedes utilizar calcetines de algodón humedecidos en agua caliente, lo que conseguirá que se adapten mejor a la forma de tu pie.

10. Raya la suela y ponle laca. Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, raya la suela con un cuchilloo rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones.

12. No estés parada o quieta con ellos demasiado tiempo. Aunque parezca al revés cuanto más andes o más te muevas menos te dolerá el empeine. Si tienes que estar por ejemplo en una fiesta o en un local pues intenta dar paseos cortos e ir alternando con sentarte pero no demasiado rato, sino al volver a levantarte notarás que te cuesta más seguir con ellos.

13. Aunque para mí el truco que mejor me ha ido en la vida y que me reveló una señora hace años es vendarse con esparadrapo el tercer y cuarto dedo de tus pies para que queden inmóviles. El motivo no sé cuál es pero al hacer esto os aseguro que podréis pasar horas con tacones altos sin que os duelan los pies.

Cuando Marilyn Monroe dijo “dale a una mujer los zapatos adecuados y conquistará el mundo”, estoy segura de que se refería a unos tacones. Pero estamos en 2018 y ¿quién dice que no lo puedes conquistar en deportivas?

Compartir:

Login