Belleza

Stop brillos: trucos para un verano oil-free

Querido Dios/Alá/Buda/Shiva/Quetzalcóatl/John Lennon,

creo que ha habido un terrible error. Cuando de pequeñitas decíamos que queríamos ser estrellas… NO NOS REFERÍAMOS A QUE LA FRENTE NOS REFULGIERA COMO EL MISMÍSIMO SOL. ¿POR QUÉ? ¿Por qué cada vez que llega el verano nos tiene que brillar la jeta como si nos hubiéramos maquillado con vaselina? ¡Si habíamos salido de casa tan monas! Pues, ¿sabéis qué? Que yo me planto. Estoy hasta la pera de los cosméticos con “acabado jugoso”. En mi pueblo eso se sigue llamando “llevar la cara como una balsa de aceite”. Este verano no habrá brillos que valgan porque existen potingues milagrosos que mantendrán la zona T a raya sin que se nos quede la cara acartoná:

¡ALABADAS SEAN LAS CREMAS HIDRATANTES MATIFICANTES!

Nada nuevo, lo sé, pero para salir al mundo con la cara lavada o como base para tu maquillaje habitual, no hay nada mejor para una shine-victim. Aquí van algunas propuestas:

“Crema hidratante Yes to Tomatoes” de YES TO CARROTS

Confuso, los sé. “Yes To Carrots” es el nombre de la marca y de la línea principal de productos. “Yes to Tomatoes/Cucumber/Grape/Etc.” son las líneas para tipos específicos de piel. Y como habrás adivinado, los tomatitos son para la piel mixta/grasa.

Yes to tomatoes moisturizer

Matifica la zona T e hidrata las partes más secas. ¡Ah! Y no sólo está libre de parabenos y siliconas, sino que además la marca Yes to Carrots NO TESTA EN ANIMALES.

«Normaderm Total Mat” de VICHY

Contiene perlite, un activo natural de origen volcánico, con una capacidad de absorción 5 veces superior a la del talco. Combinado con micro-polvos de efecto secante, favorece la absorción del sebo. Además, regula progresivamente la producción de sebo y reduce el tamaño de los poros. Es un producto contundente, recomiendo utilizarla sólo en las zonas problemáticas y con mesura, extendiendo una capa muy fina. En la misma línea tenemos “Effaclar Mat” de LA ROCHE POSSAY, de textura algo más cremosa, pero igualmente ligera. También contiene perlite y Sebulyse, un activo sebo-regulador patentado por L’Oréal.


Mosaico Effaclar + Normaderm

Yes to, Normaderm y Effaclar comparten una misma pega (y de las grandes): NO PROTEGEN DEL SOL. Y salvo que te quieras pasar a la moda del bikini facial como los chinos…

Utiliza siempre un protector solar libre de aceites después de la hidratante. Ahora mismo, mi favorita es “Super City Block SPF 40” de CLINIQUE. Es ligero, protege de los rayos UVA y UVB y no contiene filtros químicos, por lo que puedes utilizarlo también en la zona de los ojos. Importantísimo esto, porque amiga… ¡tus ojos también se pueden quemar!

clinique-super-city-block-oil-free-face-protector-spf-40

O ahorra un paso usando un protector solar oil-free ligeramente hidratante. Mi básico del verano pasado fue el “Fluido solar matificante SPF 50 para piel mixta” de EUCERIN. POR MENOS DE DIEZ EUROS, cero granos, cero quemaduras y cero pecas extra al final del verano. Peca arriba, peca abajo…

Eucerin sun fluid SFP 50

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO

Las toallitas antibrillos serán tu mejor aliado este verano. ¿No las conoces? Son unas pequeñas láminas que, al entrar en contacto con nuestra piel, absorben el exceso de grasa, dejando tu piel mate sin alterar el maquillaje. La oferta es muy amplia y no es un producto caro.

Toallitas Antibrillos

Asegúrate de que tus manos estén limpias y secas cuando las utilices, porque la “toallita” también absorberá lo que haya sobre las yemas de tus dedos y, cuando quieras utilizar la cara B, ya no absorberá tanto. Y si te va el DIY, aquí tienes un tutorial para fabricar tus propias toallitas antibrillos con los protectores de WC. ¡Chúpate esa, Bricomanía!

https://petitelefant.com/home-made-diy-blotting-paper/

MÁS CONSEJITOS VERANIEGOS que nunca van a fallarte en tu lucha contra los brillos:

–      Ojito con los productos ultra-mates, ultra-astringentes, ultra-todo. Previenen los brillos, sin duda, pero no olvides que en verano tu piel está mucho más expuesta a la deshidratación. No aceleres el proceso.

–      Simplifica tu rutina diaria. No edifiques una costra de maquillaje añadiendo capa tras capa. Deja que tu piel respire y traspire si no quieres agravar el exceso de sebo.

–      EL FLEQUILLO: qué bonico queda pero cuánto da por saco en verano… O te lo empiezas a dejar crecer a partir de febrero/marzo para poder llevarlo retirado y pasar del tema… o lo llevas perfectísimamente cortado para no necesite mucho mantenimiento, porque cada vez que utilices calor y fijadores para domarlo o que lo toquetees para apartarlo de la cara, estarás agravando el problema de los brillos en tu frente.

Zooey Come On, bangs

–      Precaución con los remedios caseros sacados de internet. Algunas de las cosas que la peña se echa en la cara me dejan espantada. Uno de los recursos más recurrentes es el zumo de limón. MALA IDEA. Además de irritar la piel, tiene un efecto despigmentante que perdura horas. Si te expones al sol después de utilizarlo, puede ocasionarte reacciones alérgicas, quemaduras en las zonas más sensibles y manchas solares que se quedarán contigo hasta el fin de los tiempos.

–      Vigila tu alimentación. No te prives de la barbacoa dominguera o de un helado in the Plaza Mayor, pero no abuses si no quieres que las grasas que ingieres te salgan literalmente por los poros. La fruta, la verdura y los cereales son tus amigos.

–      NO PRESCINDAS DE TU CREMA HIDRATANTE EN VERANO. JAMÁS. Una piel deshidratada es pasto de los radicales libres, los rayos UVA/UVB, la contaminación, el cloro piscinero y la barba de tu amigo hipster. Dale de beber con regularidad.

Y con todo esto, ya estamos listas para el calor veraniego. Con esto y con un abanico, que quien dice que eso es “cosa de abuelas”, es que no tiene ni p**a idea.

 

Compartir:

Login