Vida sana

Provisiones de Lidl para un fin de semana de pelis y manta por menos de 20€

En mi vida diaria suelo apostar por los productos frescos y de temporada pero cada equis tiempo me doy el lujazo de llenar la cesta de la compra con cosas que me apasionan para pasarme un fin de semana rodeada de libros y pelis. Después de una semana de locura y en previsión de la llegada de un pedazo de temporal (con rayos, truenos, granizo, viento y de todo) este era el finde perfecto para tal menester (Velaske, yo soi guapa?). Así que, ni corta ni perezosa (porque pocas cosas hay que me gusten más en este mundo que ir con tiempo a un supermercado lleno de cosas y tocarlo todo), fijé rumbo al Lidl más cercano.

Lo primero, como siempre, es ir a por un bretzel para desayunar. Creo que no todos los establecimientos Lidl tienen una panadería guapa-guapa, pero si el tuyo la tiene esto es obligatorio. Y si usas una cafetera Dolce Gusto, de esas pijas de cápsulas, las de mentirijilla que tienen dan bastante el pego y cuestan 3’29€. No les he sacado foto (sorry) pero yo he probado el Lungo solo y, no siendo el café de mi vida, ni tan mal. Desayuno solucionado por 0’70 € y guay.

IMG_5157

Ahora vamos a solucionar lo que viene siendo la comida. Si te flipa la pasta fresca rellena tanto como a mi, tienes que probar la de Lidl porque la relación calidad-precio es maravillosa (eso sí, algún minutito más de cocción de los que ponen en el envase le hace falta). Además puedes acompañarla de un chorrito de aceite tuneado con uno de estos maravillosos sprays de especias y un poquito de queso en polvo. A tope, tenemos la comida lista en 10 minutillos por 2’78 €.

IMG_5155

Tarde de auto cuidados de esos muy gustosos. Mascarilla purificante, bien fresquita y suavecita (0,79 €) y ducha infinita con un exfoliante corporal que te deja como un melocotón y, aunque tenga un olor así bastante plasticoso, por 1,99 € le voy a dar uso de carallo.

collage

Gracias Lidl por todos esos productos de comida pseudoitaliana porque me mueri con la foccacia rellena de queso a tope (2,99 €) y con el hummus (0,99 €) que está cojonudo (con bien de pimentón, que se note que soy gallega), que van a ser mi cena de sábado mientras veo The Florida Project (que me flipó por cierto). Unas cocacolitas de gominola bien ácidas (que me van a durar toda la semana) para acompañar el resto de la película y sin palomitas que me dan muchos gases. Ya tengo montado un sábado noche violando la ley.

collage2

Además compre falafel (que sí, que es muy fácil de hacer en casa, pero son cosas que mola tener ahí para cuando no te apetece poner la cocina patas para arriba), empanadillas chinas tipo Xialongpao y unos yogures ricos, así que ya tengo víveres para el domingo también. Porque una de las cosas que más molan del Lidl son sus “comidas del mundo” que, acompañadas de una ensalada, te hacen un apaño y encima están bastante buenas (la salsa teriyaki es un primor pero justo en esta ocasión no había).

collage3

Y bueno, de la selección de quesos mejor os hablo otro día en un post dedicado en exclusiva. Pero aquí tenéis una compra de caprichos para un fin de semana perfecto por menos de 20 € (y no es un post patrocinado, ojo).

 

Compartir:

Login