Moda

Razones por las que llevar tu talla correcta de suje te va a cambiar la vida

No sabéis la de veces que nos hacéis la pregunta de «Cómo puedo saber mi talla de sujetador». Somos de la opinión de que se tendría que enseñar en las escuelas en cuanto te crecen las tetas; seguramente se mejoraría x 1000 la salud de muchas mujeres que aún teniendo 50 años siguen sin saber que llevan una talla equivocada de sujetador.

Es algo que nos impacta mucho, quizás porque hemos tenido que lidiar con unos señores pechos desde jovencitas y si no llevábamos un sujetador correcto íbamos barriendo la calle. Si crees que llevas una talla correcta de suje pero jamás te has hecho un fitting te recomendamos muy mucho que lo hagas, seguramente salgas de allí con una talla completamente diferente a la que llevas 20 años pensando que tienes. Y si todavía no te has hecho uno te vamos a dar las razones por las que llevar la talla correcta de sujetador te va a cambiar la vida a tope:

-No se te clavan los aros.

-La ropa te sienta mejor: en serio, no es lo mismo llevar las tetas en un suje de tu talla que en uno pequeño o grande. Puede llegar a cambiar por completo un cuerpo y, además de cómoda, te vas a sentir brillar.

La forma que le hacen a tus mamellas un sujetador en la talla correcta es mucho más bonita.

Puedes correr detrás del bus sin que se te escapen. Un buen suje agarra estupendamente y si tienes la necesidad de correr o moverte más bruscamente no se salen del sitio.

No tienes la sensación de llevar las tetas en la garganta. Tenemos la manía de pensar que las tetas se tienen que llevar en lo alto y no es así, las tienes que llevar de forma natural.

No te salen los michelines espalderos. A las gordas esto nos pasa mil, te salen las lorzas espalderas lleves un suje de tu talla o no, pero es cierto que si lo llevas de tu talla es mucho mejor y no se enrosca.

Evitas el efecto doble teta.

-No tienes que ir recolocando el asunto cada media hora porque se quedan en su sitio siempre.

-Puedes respirar hondo y no parece que te están ahogando con un corset.

-No te aparecen heridas por rozaduras o porque te aprieta.

-Te duele menos la espalda. Es la última razón pero la primerísima de todas. Llevar una talla correcta de sujetador te puede salvar de mil problemas con el pecho: molestias de espalda, marcas, incomodidad, roce en la piel… en definitiva, no sentirse cómoda.

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login