Cultura

En enero vuelve Shrill y esto es todo lo que esperamos de su segunda temporada

Hace unos meses os hablé de lo maravillosa que es Shrill cuando vi la primera temporada; la devoré de una sentada porque jamás me había sentido tan identificada con un personaje principal. Se estrenó el marzo pasado en la plataforma de streaming estadounidense Hulu y está dividida en seis episodios que enganchan un montón. Al poco tiempo anunciaron que iba a haber una segunda temporada (gritos) y hace unos días nos avisaban por las redes sociales de que vamos a poder disfrutar de la segunda temporada el 24 de enero (más gritos).

Pues bien, estoy tan emocionada que me he animado a comentar todo lo que espero de los nuevos capítulos y de paso la vuelvo a recomendar por si queda alguna persona que lea WeLoversize que todavía no la haya visto (shame, shame, shame)…

Ver esta publicación en Instagram

We can’t wait either. 😉 Swipe through for a first look into season 2 of Shrill premiering January 24th, only on @hulu.

Una publicación compartida de Shrill (@shrillhulu) el

  • Mucho body positive, mucha autoestima, mucho amor propio, mucha auto aceptación, mucha diversidad, muchos referentes y mucho de todo lo bueno de la vida. Y, sobre todo, mucha moraleja positiva; porque casi nunca estamos preparadas para los cambios, pero la realidad siempre nos supera y hay que intentar verle el lado bueno a las cosas.
  • Estoy convencida de que todas estamos deseando ver el desarrollo de la protagonista. Annie nos conquistó desde el primer capítulo, pero tiene muchas cosas que ordenar en su cabecita y estoy segura de que este proceso va a ser a tope de enriquecedor (incluso a nivel personal). Y seguro que bastante tragicómico.
  • Ojalá muchísimos outfits ultra molones que poder versionar a mi manera (las fotos de promoción nos adelantan que sí, que va a haber ropitas cuquis).
  • Una banda sonora a la altura de la primera temporada, grasias (y ha dejado el listón muy alto).
  • Que nos siga poniendo las vergüenzas sobre la mesa, bien a la vista, para que podamos revisar nuestras conductas más tóxicas: todos esos momentos en los que deberíamos habernos priorizado, todas las veces que nos dejamos marear por no molestar… en general que nos señale las cosas que también nos hemos visto «obligadas» a hacer para intentar encajar.
  • Necesitamos saber más de la «mujer de rojo», por supuesto. Probablemente Annie también lo necesite.
  • Como con Ryan tengo sentimientos encontrados (por un lado me parece lo más y por el otro no lo querría de novio de ninguna de mis amigas), no tengo muy claro qué es lo que espero de esa parte de la serie. Estaría guay que Annie se empoderase del todo y lo mandara al carallo de una vez por todas, pero al mismo tiempo lo ves ahí intentando poner todo de su parte y ternurica. Casi nada en esta vida es blanco o negro.
  • Que siga mostrando la vida normal de una gorda, con sus preocupaciones, sus anécdotas, sus liadas… su cotidianidad y ya está. Porque sí, las gordas trabajamos, tenemos broncas con nuestras amigas, tenemos cargas familiares, follamos, se enamoran de nosotras… todas esas cosiñas.
  • Bonkers forevah!

Y os digo una cosa… así como no estoy nada a favor de una segunda temporada para Euphoria (me da terror que la caguen), estoy convencida de que la segunda de Shrill lo puede petar fuertesito porque el último capítulo nos lo deja todo preparadito para seguir con la catarsis.

 

Compartir:

Login