Cultura

Cómo bajar del coche sin enseñar las bragas y otras 210 cosas que debes aprender

En Loversize sabemos los problemas diarios a los que nuestras lectoras se enfrentan, y nuestro mayor objetivo es hacer vuestra vida más fácil.
 Si alguna vez te has visto obligada a hacer malabares para bajarte de un coche sin enseñar las bragas, has tenido que bailar con un hombre más bajo que tú y no has salido del paso bien parada, estás harta de escuchar que las mujeres no sabemos qué es un ‘fuera de juego’, o simplemente quieres aprender a estrangular a un hombre con tus muslos y sin romperte una sola uña, éste es tu post, o mejor dicho, tu libro.
211cosas
211 cosas que una chica lista debe saber’, de Bunty Cutler (hermana del Tom Cutler, autor de ‘211 cosas que un chico listo debe saber’ y del que Bunty tomó la idea). Es un libro por y para mujeres comprendidas entre los 9 y 99 años, plagado de divertidas y sutiles ironías, consejos para el día a día tan descabellados como (in)útiles e información valiosa para estar siempre a la altura de las circunstancias, porque seamos sinceras, ¿cuántas de nosotras no se ha querido hacer la listilla con el técnico guapo que nos arregla -inserte aquí cualquier cachivache de hogar-?
El libro está dividido en siete apartados: La reina de la cocina; El ama de casa perfecta; La anfitriona perfecta; Cómo estar estupendísima; Conocimientos prácticos para mujeres; ¡Viva el deporte!; y Cómo portarte mal. En esencia es una parodia de los manuales para señoritas que se escribían a principios del siglo XX. Personalmente, mi artículo favorito es “Cómo perder tres kilos en seis horas” (no apto para adictas a dietas milagrosas), fueron mis páginas reveladoras, (vale que sigo siendo ancha de huesos, pero eso no es culpa de la autora).
 feminist-housewife
En general, esta obra es para que disfrutes leyendo, y en particular para que aprendas esas cosas que crees que nunca te hará falta saber, pero de repente, llega el momento en el que tienes que deslizarte por una barra de bombero y… En Loversize no queremos que hagas el ridículo. 

Compartir:

Login