Siempre que me preguntan si hay algo con lo que no podría vivir, mi respuesta siempre es la misma. No podría vivir sin música. Y es que soy de las que le ponen banda musical a su vida. Qué le vamos a hacer. Yo voy de buena mañana en el metro y mentalmente me monto unos musicales de oscar. Por eso, tengo mi lista de películas favoritas que seguro te gustarán si siempre has querido vivir en un musical:

  • West Side Story. El clásico por excelencia. Nos lo puso mi profesora de música cuando era una adolescente en el instituto y me quedé prendada de por vida. Una clásica historia de Romeo y Julieta galardonada con 10 oscars. No digo más.
  • Dirty Dancig. No permitiré que nadie te arrincone Baby. Muero con esta película y con Patrick Swayze, para qué vamos a engañarnos. Tiene esa frescura de los amores de verano junto con el primer amor adolescente. Baby me parece una pánfila, pero me enternece su inocencia.
  • Grease. La habré visto mil veces. Típica historia de chica buena se enamora de chico malo y chico malo cambia por amor. Cliché como ninguno y una de las culpables de la estúpida idea de que las mujeres tenemos el poder de cambiar a los hombres si conseguimos enamorarlos. Por eso nosotras adoramos a Rizzo. Pero quitando estos estereotipos de mierda, es un clasicazo y no mientas, tú también te sabes todas las canciones.

    ¿Quién no ha bailado esto una y mil veces?

  • Sweeney Todd. Todos tenemos un lado oscuro, y en temas de cine, el mío es Tim Burton. Me encanta este director. Y me encanta todavía más que siempre escoja a Jonny Deep para sus películas. Sweeney Tood no será uno de sus grandes éxitos, pero conseguir hacer una musical con una película tan oscura me parece maravilla. Y sale Jonny Deep. Punto.
  • Burlesque. Esta la descubrí con un amigo en el cine y me fascinó. Una pobre chica que lucha por sus sueños escapando de un pueblo y trabajo de mierda. Me encanta el aire sesentero de todos los espectáculos y sueño con encontrarme un bar de esas características. A parte, cuenta con Cristina Aguilera y Cheer como protagonistas. MARAVILA.
  • Mamma Mia. Vale, aquí puede que me mandéis un poco a la mierda, pero me ENCANTA. Mi madre era muy fan de ABBA y de pequeña siempre me cantaba sus canciones. Así que esta película está entre mis favoritas. Sueño con enfundarme alguna vez en mi vida en un mono de brilli brilli y darlo todo.

    Algún día me enfundaré en uno de estos. Prometido.

  • Los Miserables. Otro clásico llevado a la gran pantalla. Este musical francés llegó a nuestras vidas de la mano de un reparto estelar que ayudó a conseguir varias estatuillas doradas. Ambientado en principios del siglo XIX en una Francia revolucionaria. No te lo puedes perder.
  • Chicago. Otro clásico de Broadway. Me gusta porque esconde detrás una historia oscura y una dura reflexión sobre la avaricia, la fama y la justicia. A parte, pienso que Renee Zellweger y Catherine Zeta Jones interpretan unos de los mejores papeles de sus carreras.
  • Sonrisas y lágrimas. De pequeña me encantaba esta película. Y seguro que no soy la única que se sabe de memoria la canción del dichoso Do, Re, Mi, Fa, Sol. Una bonita historia ambientada en tiempos de guerra.

    El Do, Re, Mi, Fa, Sol es peor que una droga

  • Moulin Rouge. Esta he de decir que me la descubrió mi pareja. Le encanta esta película y a mi me encanta más él desde que me dijo que si alguna vez nos casamos, nuestro baile sería el Tango de Roxanne. No sé qué se fumó ese día, pero la película me parece espectacular. Y conocer la faceta de un Ewan Mcgregor cantante es bien. Muy bien.
  • La La Land. Una historia de amor de las más bonitas que he visto en la gran pantalla. Interpretada por nuestro amado Ryan Gosling  y Emma Stone.Porque luchar por nuestros sueños siempre será una apuesta segura. Aunque a veces para ganar, tengamos que perder.
  • El Mago de Oz. Los musicales no serían lo mismo sin esta adaptación del libro de Lyman Frank Baum. La he visto en varias versiones y me sigue pareciendo una maravilla. ¿Quién no ha soñado nunca en tener unos zapatos rojos de brilli brilli y seguir el camino de baldosas amarillas?Hay que verla una vez en la vida sí o sí. Por toda la ternura y bondad que desprende.

    Me los pido por Navidad

  • Cantando bajo la lluvia. Otro de los clásicos de Hollywood. Todos recordaremos al chalado que no paraba de cantar bajo la lluvia, pero para mí lo mejor es cómo refleja la manera en que el ser humano se enfrenta a los cambios y a la adversidad.
  • 7 novias para 7 hermanos. Esta quizás no es muy conocida, pero es una de las favoritas de mi madre (A quién le debo mi obsesión por los musicales). Me encanta principalmente por el personaje de Milly. A muchos les parece machista, y lo es. Pero teniendo en cuenta el contexto de la época en que se grabó, pienso que Milly rompe precisamente con muchos estereotipos femeninos. Y me gusta por eso precisamente.
  • Pesadilla antes de navidad. ¿Ya os he dicho que me gusta Tim Burton verdad? Pues esta es una de sus obras maestras. Película obligada en épocas navideñas para escapar un poco de tanto empacho de amor y felicidad.

    Otra manera de ver la Navidad

¿Y a vosotras? ¿Qué otras películas os hacen querer vivir en un musical?

loading...