Cultura

25 años de Solo en Casa: estrellas y estrellados

¿Os acordáis de ese rubito encantador llamado Kevin McCallister al cual sus padres abandonaban en casa en plenas Navidades? No sé vosotros, pero yo, a esa edad, les hubiese crucificado de por vida. En plenas Navidades, sin familia, sin regalos, sin fiesta, sin nada más que uno mismo… Igual tiene su gracia ahora con 30 años, que servidora detesta la Navidad, pero a la tierna edad de 8 años como que no. Pues bien, pasado un tiempo prudencial y después de un largo historial de terapias varias, Kevin se ha rebelado y ha puesto voz a su trauma infantil. Ahora, es un psicópata. 

Ayer se cumplían 25 años del estreno de la famosa saga “Solo en casa” y Macaulay Culkin regresa. Desaliñado, con el pelo largo, ojeras, fumeta… Muy a lo Kurt Cobain. La idea de recuperarle en su rol de Kevin ha sido del actor y productor Jack Dishel, que ha grabado una webserie en tono de comedia, “DRYVRS”, para la que va a contar con un famoso diferente en cada capítulo. En el primer capítulo, vemos a Macaulay transformado en taxista y contándole su experiencia navideña de cuando era un crío a un cliente que, al final, termina convirtiéndose en su conductor. Acto seguido, aparece un atracador  al cual tortura de manera muy creepy, dejando patente que odia la Navidad. El vídeo, que se publicó el 17 de diciembre en Youtube, suma ya más de 18 millones de visitas.

Y todo esto me ha hecho pensar (ya sabéis que estas fechas, aunque odiosas, le ponen a uno melancólico) en esos personajes/actores que nos robaron el corazón siendo adolescentes y que no han seguido la misma suerte en el camino del espectáculo.

19750624

Sayonara, baby!

Edward Furlong, ese chavalito de mirada profunda que apareció en “Terminator” para encandilarnos a las que tirábamos siempre por aquellos rebeldes sin causa, acabó inmerso en el mundo de las drogas, protagonizando varios incidentes de tráfico y alteración de orden público. Se ve que tratar con máquinas desde tan joven, acabó pasándole factura.

19750548

Con Anna Chlumsky nos vimos reflejadas desde aquella maravillosa “My Girl” en la que sufría el despertar adolescente romántico. Aunque pasó un tiempo alejada de las cámaras, regresó hace 3 años con la serie cómica “Veep”, sin conocérsele escándalos fuera de la pantalla. Un ejemplo claro de quien ha conservado la coherencia a pesar de haber sido una estrella infantil.

19750636

¡ Ay, las gemelas Olsen! Las envidiamos por tener a un tío como John Stamos y luego las adoramos por su línea de ropa, tan cuqui. Pero Mary Kate se vio inmersa en la anorexia durante varios años (de la cual se recuperó) para, finalmente, apartarse de los focos y centrarse en sí misma. Hace un mes contrajo matrimonio con Olivier Sarkozy, hermanastro del ex presidente francés. Ashley sigue dedicándose por completo al mundo de la moda y ambas están consideradas de las más ricas en la Lista Forbes.

19750691

Continuando con la serie “Padres forzosos”, Jodie Sweetin, que interpretaba a Stephanie, del clan Tanner salió peor parada. Fue terminar la serie y engancharse al alcohol y a las drogas de manera compulsiva, llegando a declarar que gastaba hasta 700 dólares por semana en cocaína y metanfetamina. Afortunadamente, consiguió recuperarse y publicó un libro autobiográfico “UnSweetined”, para concienciar a otras personas en su situación.

19750709

Le decíamos a  nuestros padres que programasen el VHS porque no queríamos perdernos las andadas de Kirk Cameron en “Los problemas crecen” y ahora resulta que, tras convertirse al cristianismo, es un ferviente homofóbico, llegando a condenar las uniones de personas del mismo sexo, lo que le ha supuesto un rechazo de parte de la comunidad de Hollywood.

19750721

Salíamos de clase y corríamos escopetadas a casa para mirar embobadas al rubio de Mark-Paul Gosselaar en “Salvados por la  campana” y ahora, aunque tenga ciertas entradas, sigue conservando ese puntillo entre dulce y malotillo que nos vuelve locas sin haber protagonizado ninguna movida y siendo  una cara muy conocida dentro del panorama televisivo estadounidense.

Y vosotras, ¿ conocéis más casos de estrellas que siguen brillando y aquellas que fueron fugaces pero de las que aun nos acordamos? Porque, definitivamente, está claro que no todos crecemos por igual.

Compartir:

Login