Cultura

¡Cepeda se ha declarado! Paren las rotativas

Podrán hablar, podrán decir de todo. A estas alturas que más me da. Ya no actúo cuando canto contigo. Ya no actúo cuando te miro porque no puedo. No sé que es esto pero lo que sé es que lo es. Yotequieromas. Libre, sea cual sea nuestro camino.

¡Lo ha hecho! Cepeda se ha declarado y de qué manera dios mío de mi vida y de mi corazón.

Si no ves OT y no te va el salseo podrás pensar que este post no es para ti, pero es que Cepeda me representa y habla el lenguaje universal del amor. El de cagarla y apechugar, el de ser valiente y decir lo que piensa y encima decirlo así de bonito. Así que da igual que seas del team Ana Guerra o que no sepas ni siquiera quién es Roberto Leal, en este post vamos a hablar del amor con mayúsculas, que para algo es San Valentín.

Si todavía no sabes de lo que te hablo, te lo cuento. Última gala de OT, España entera pendiente del momento en el que Aitana y Cepeda cantan juntos “No puedo vivir sin ti” y va Cepeda y decide inventarse la letra y cantar a grito pelado “Yo te quiero más” en vez de “Siempre reinarás” Y la caga. La caga porque se traba y nosotros morimos de amor porque es humano. Porque nos imaginamos cómo en su cabeza todo estaba perfectamente montado para que Aitana flipase en colores con el cambio improvisado y de repente la lió petarda; como tú cuando llevas planeando semanas cómo declararte al chico que te mola. Como todo hijo de vecino que siente de verdad.

No contento con esto, pocos minutos después de que acabase la gala nos dejó un tweet maravilloso:

Vale, no eran imaginaciones nuestras, no ha sido una cagada, él era consciente de lo que quería decir.

Pero ahí no acabó todo. Esta mañana nos hemos despertado con el siguiente texto en su Instagram (cabe decir que pocas horas después ya tenía comentarios y likes que iban desde Noemí Galera a Paquita Salas, pasando por Amaia o La Vecina Rubia; pues eso, España entera)

A ver Luis Cepeda, no sabemos si te vas a convertir en el nuevo Álex Ubago o si tienes los cojones más grandes del mundo mundial. No sabemos qué narices pasa por tu cabeza ni somos quién para juzgarlo pero Olé tú!

Olé tú porque no te callas, porque la quieres libre, porque no buscas etiquetas, solamente sentir. Olé tú porque te da igual lo que diga la gente, porque te limitas a ser auténtico y dejar lo de actuar para Los Javis. Olé tú porque eres fiel a tus sentimientos independientemente de que España entera esté pendiente de cada paso que das. Y Olé tú porque eres como el resto de los mortales y porque te lanzas a la piscina aunque esté el de seguridad mirándote desde una grada (guiño, guiño).

No sabemos cómo va a acabar esta historia, ni si vamos a ser capaces de superar este momento de salseo máximo que nos estáis dando. Porque esto es así, es salseo puro y duro pero joder, ¡qué bonito es!

Independientemente de que todo esto haya surgido de un talent show, de que hayáis tenido cámaras pendientes de cada paso que dabais, de que en el fondo es vuestra vida y estaréis hasta el moño de que la gente se meta donde no la llaman, de que hay terceras personas metidas en el asunto que no han elegido ser mediáticas y eso es una putada; de que probablemente no leáis esto: enhorabuena.

Enhorabuena por echarle huevos y ser valiente. Ojalá más Cepedas en el mundo que se la jueguen delante de más de 2 millones de personas; que se traben diciéndonos que nos quieren y que luego, una vez calmados sepan decirnos que nos quieren libres.

Y ojo! Que yo sea una romántica y una kamikaze del amor no significa que todo valga. Una parte de mi inevitablemente piensa que todo esto es una locura y que la vida privada y sentimental de cada uno debería ser justamente eso: privada. Exponer de tal manera a una persona es un poco heavy Luis, pero probablemente yo haría lo mismo.

Feliz San Valentín amigos.

Compartir:

Login