Como ya sabréis si vivís en este mundo, estamos a punto de celebrar el quince (¿decimoquinto, mejor?) aniversario del programa de televisión que nos hizo a todos soñar con ser cantantes. El nuevo milenio catódico arrancaba en España con dos formatos televisivos que cambiaron por completo nuestra forma, ya no solo de ver la tele, sino de concebir el mundo. Me estoy refiriendo a Gran Hermano y a Operación Triunfo. Mientras que Gran Hermano se presentó como un experimento sociológico que consistía simplemente en meter a gente diferente en una casa y observar cómo reaccionaban (porque en la casa todo se magnificaba, tía), Operación Triunfo vino no solo para mostrarnos el día a día de un grupo de jóvenes en una casa, sino para enseñarnos una moraleja genial: tus sueños se pueden hacer realidad… siempre que te esfuerces, luches por conseguirlos y te superes a ti mismo día tras día.

Operación Triunfo se estrenó el 22 de octubre de 2001 en La 1 de Televisión Española. Durante su primera emisión alcanzó el 22% de share, y siguió sumando adeptos a lo largo de la competición hasta llegar a los 12 millones de personas (68% de share, algo impensable hoy en día) que vieron la final del programa. Que no se nos olvide que OT nació como un programa para seleccionar al representante de España en Eurovisión, pero fue tan fuerte lo que vimos durante aquellos meses que lo de ir a Eurovisión se quedó prácticamente en un segundo plano.

Cuando se estrenó OT1 en España yo tenía quince años.

Eso quiere decir que ahora tienes... ¡30!

Eso quiere decir que ahora tienes… ¡30!

No es que sea yo una Amy Winehouse de la vida (de hecho no puedo serlo, como acabáis de calcular, tengo treinta años) pero desde muy pequeña a mí siempre me gustó cantar. Solía cantar en casa, creyéndome Christina Aguilera y tal, y también cantaba en un coro. Cuando me enteré de que emitirían en la televisión un programa sobre gente que quería ser cantante me hice fan desde el minuto uno, y desde le primer día me superenganché a este programa. Me veía todos los programas, me compraba las revistas, ¡me compraba los discos!, tenía posters en mi habitación, lloraba cada vez que lloraba Bustamante, reía cada vez que Alex hacía alguna tontería, rechinaba los dientes cada vez que Juan Camus desafinaba, me volvía loca cada vez que las miradas de Chenoa y Bisbal se cruzaban, me emocionaba cada vez que Rosa interpretaba su tema de la semana y, por supuesto, canté hasta la saciedad, y aún hoy sigo cantando, el gran himno de la amistad y el amor a la música que es Mi música es tu voz. 

Cuando RTVE anunció que para celebrar el quince aniversario de este programa de televisión iba a reunir a todos los concursantes de la primera edición nos quedamos muertos. «Bisbal no querrá venir», decían algunas malas pécoras, «seguro que se llevan fatal», pensaban otras pécoras peores. La verdad es que no he estado muy al tanto de los rollos o malos rollos que haya podido haber entre los triunfitos, pero reconozco que me hacía una ilusión tremenda volver a verlos a todos juntos, y volver a revivir con ellos una etapa de mi vida llena de ilusiones, porque al fin y al cabo OT también cambió mi vida: me acabó vendiendo el mensaje de que yo también podía ser una estrella y hasta llegué a montar un grupillo de música.

Para celebrar este reencuentro, La 1 emitirá a partir del 16 de octubre una serie de tres documentales, además del concierto en Barcelona el día 31 de octubre, al que lamentablemente Juan Camus no acudirá. La que tampoco acudirá será la menda, que por muy fan de OT que haya sido, una también es pobre y no se puede permitir esos lujos, pero quiero pensar que un concierto como este se grabará y luego podremos comprar el DVD o algo. No habría perdido la calma y habría llevado todo esto del reencuentro con madurez, como se le presupone a una señora de treinta años, si no hubiera sido porque YA PODEMOS VER EL VÍDEO CON LOS PRIMEROS OCHO MINUTOS DEL DOCUMENTAL Y ME DA EL PARRAQUE DE MI VIDA.

– ¿Qué camisas llevabas en 2001, Carlos Lozano?

– ¿Es la misma casa en la que grabaron el programa chachi de La sexta ese de ‘A mi manera’?

– ¿A vosotros también se os han saltado las lágrimas cuando Manu Tenorio y Alejandro han empezado a cantar ‘Hay un amigo en mí’?

– ¿Es Alex imitando a Bisbal y diciendo «este no va a llegar a ningún lao» lo mejor del vídeo?

– No, porque luego Bustamante dice «el que más mérito tiene de que lo queramos es Javián».

– ¿No es lo más grande del mundo que nos abran su corazón y nos cuenten ahora todo lo que no nos pudieron contar hace quince años?

– ¿No es «todo el que entró ahí, yo creo que estamos pa psicólogo» la frase que mejor define a Gran Hermano, y sin embargo se la escuchamos decir a Nuria Fergó, que parecía tan normalita?

– CHENOA Y BISBAL SE ABRAZAN

– ROSA CONFIESA QUE LE DUELE LA ROSA GORDA QUE FUE

– GENO SALE SUFRIENDO COMO GENO

– NINA HA PACTADO CON EL DEMOÑO PARA MANTENERSE EXACTAMENTE IGUAL PERO CON MENOS VOLUMEN DE PELO

– Si lo dice Chenoa, será que es verdad: ¡ES QUE OT1 FUE OT1!

 

¿Vosotros también estaréis pegados a la tele el próximo 16 de octubre con un paquete de kleenex en la mano?