Nunca había oído hablar de ella, y aquella tarde aciaga de domingo mi amigo me dijo » Me he bajado una serie que me han recomendado ¿la vemos?» ”Vale, pero un capitulo y me voy que mañana madrugo». Ese fue mi fin. Lo siguiente que recuerdo es irme a casa a horas intempestivas canturreando Material Girl y habiendo llorado de la risa – literal- durante los cinco capítulos que nos ventilamos in situ. Y porque no teníamos más bajados. Desde entonces MUY FAN, oiga.
Diario-de-una-doctora
Diario de una Doctora es una serie austriaco-alemana que comenzó a emitirse en la televisión alemana en 2007 pero que no llegó a España –con esa rapidez que nos caracteriza- hasta 2009 de la mano de Cosmopolitan TV primero y Divinity más tarde en abierto. Es una serie de médicos -¡Sorpresa!- tan típica de la época pero con un ramalazo Bridget Jones muy acuciado y que, de la mano de su espectacular y divertida banda sonora, le da el gran toque de gracia a la serie.El arranque: Gretchen (Diana Amft) pilla a su prometido el día de la última prueba de su vestido de novia en plena faena con su enfermera. En ese momento, vestido de novia en ristre y chocolatina en mano decide dar un giro a su vida como mujer liberada, independiente y segura de si misma soltera de nuevo a los cuasi-treinta que no quiere saber nada de los hombres.
Gretchen Novia metro
Para ello:
1. Se va a vivir de nuevo con sus padres.
2. Retoma su carrera de cirujana
3. Decide obviar la comida y a los hombres.
Teniendo en cuenta que:

1. Su madre no entiende cómo con casi treinta aún no se ha casado y se lo hace saber cada vez que tiene ocasión.
2. Su jefe en el hospital es Marc Meier (Florian David Fitz) -guapo a rabiar y su primer gran amor de la adolescencia- cuyo deporte favorito era –y sigue siendo- ridiculizarla constantemente con apelativos del tipo «dientes de conejo”. Aun así, le amarás, créeme.

florian-david-fitz

(¿ves?, pues eso…sigo)

3. El Dr. Medhi Kaan (Kai Schumann) -archienemigo de Meier por oscuras razones – es el ginecólogo más guapo, atento, sensible, y comprometido que ha conocido, además de que la intentó salvar, y que le hace ojitos y encima le da chocolatinas…y, y, muchos ‘y-es’ más.

Medhi_Marc

Eso, y que el guión tiene muy buenas dosis de humor ácido looser-Jones-type incluyendo flashbacks a la más tierna adolescencia de Gretchen y Marc; efectivamente amiga, se masca una tragedia muy divertida.

 

GretchenKid

Pero amén de las idas y venidas de nuestro trío – Marc, Gretchen y Medhi – hay personajes secundarios que merecen especial mención y de los que te harás muy fan. Por poner dos ejemplos: Su madre – Bärbel Haase- que es una señora con aire tradicional que en un momento determinado se libera y dará grandes momentos y frases a la serie -cabe mencionar que su fuga con un jovenzuelo a living la vida loca-, y por la que yo tengo debilidad: la enfermera Sabine (Annette Strasser) a la que quieres por friki desde el minuto uno.

Bärbel Haase-Sabine

Al final son personajes con los que te diviertes, te ríes, a los que coges cariño y que en su mayoría envían un mensaje positivo en cuanto al enfrentarse a miedos y la aceptación de uno mismo. Y todo desde el humor. Diario de una Doctora sólo tiene tres temporadas –snif, snif… – aunque por Facebook hay peticiones de una cuarta. La primera temporada tiene momentos y anécdotas para llorar -de la risa claro -.  Para mí los consejos de ‘como posar en una foto para parecer delgada’ son el origen indiscutible del actual mundo selfie-morritos, ahí lo dejo. Y aunque en la segunda, en mi opinión decae un poco, en la tercera vuelve a tomar fuerza tanto en humor como la propia historia, con un final… que no te voy a contar, ¡Faltaría!

Gretchen diario-horz

 

Mientras tanto lo que si te voy a ir dejando es parte de su banda sonora en un estupendo PlayList de Youtube para así ir alegrándote el día. Porque la vas a ver. ¿A que sí?