No sé como tomarme que, a las pocas horas de publicarse el famoso vídeo de Nacho Vidal, varios amigos me lo hubieran enviado  con comentarios tipo «A ti, que te gustan estas cosas», «Ya tienes tema para post» o «Muy tú». Al ver la cara del señor del pene descomunal me asusté un poquito, pero intuyo que mis colegas se acordaron de mí por la falta de tapujos y lo claro del mensaje, y no porque yo me pase la vida hablando de cochinadas.

 Yo, que no entiendo a mis amigos.

Yo, flipando con mis amigos.

Mi opinión: esto quizás sea un spot del Salón Erótico de Barcelona pero me da la sensación de que pasará como con el famoso «Soy Edu, Feliz Navidad», que todos lo recordamos pero sin tener ni idea de qué compañía telefónica anunciaba.

El que sí se promociona estupendamente es «Megapollón» Vidal. No hay medio en el que no se hable de su manifiesto follador y hasta el momento no he leído ninguna crítica, que seguro que las habrá. Pero es que la jugada es muy buena: en un momento en el que estamos todos con los pelos de punta por las catástrofes mundiales, él da una solución de lo más fácil: «FOLLEMOS». En esta nueva versión del «Haz el amor y no la guerra», los detractores lo van a tener MUY difícil: serán tachados de retrógrados, de estrechos mentales e incluso de defensores de la guerra y la esclavitud infantil. JAQUE MATE.

¿Demagogia? Obvio, ¿Efectista? A rabiar ¿Efectivo? Pues ya lo estamos viendo.

Paz, amor y pollas (por Nacho Vidal)

Rihanna aplaudiendo la iniciativa de Nachete.

GUERRA VERSUS SEXO. Sexo de todos los tipos y colores, no se dejan nada fuera. Y que vivan las orgías, los vibradores, las mamadas y las enculadas. Y todos entusiasmados con los brazos en alto, imaginamos que los cañones se convierten en falos gigantes (como el del propio Vidal) y que los soldados fornican desaforados en las trincheras. Ya está, todo solucionado. Joder ¿cómo no se nos había ocurrido antes?.

«Solo cuando cada polla y cada coño de este planeta sea respetado, merecerá la pena vivir en él. Evolucionemos. Amemos. Follemos». Y lo leo y me parece hasta poético.

Pero lo de mezclar la evolución, con el amor y con el follar no me convence. Más que nada porque, al menos yo, cuanto más evoluciono, más me amo y menos follo. Alguno que me quiere follar, ni es evolucionado, ni me ama. Los evolucionados, ni me aman, ni me follan y, en general, con la evolución (si a las apps y las redes se les puede llamar eso) menos relacionados están amor y follamiento.

Paz, amor y pollas, por Nacho Vidal.

Yo, con la evolución, el amor y el follamiento.

El texto del vídeo, estupendo, qué buen ritmo y esas comparativas…Sólo me sobra lo de «chorreantes» después de «coños». Las imágenes, cuidadas, acertadas. La música, discreta, en su sitio. Lo que me chirría es el mensajero. Estas afirmaciones tan crudas e irreverentes son creíbles e incluso elegantes cuando el que las pronuncia es creíble e incluso elegante.

Me falta un contraste, me falta que el que diga estas bestialidades, nunca las haya pronunciado antes en público, que lo suelte solo hoy porque está indignado y le hierve tanto la sangre que es capaz de vomitar coños, pollas y folladas. Me imagino a Perez-Reverte, a Anne Igartiburu, a María Casado… y la cosa cambia.

Que ellos no promocionarían una convención erótico-festiva, pues está claro. Pero por soñar que no quede. Ahí sí me plantearía que quizás la violencia y todos los males del mundo se pudieran eliminar a golpe de teta, de lengua, de culo.

De momento parece que no, pero al menos han hecho un buen anuncio, que sirve para que se hable de algo divertido y que probablemente inspire a alguien para pelearse menos y follar más.

A mí, de momento, me han inspirado un post, que ya es algo.