Buenos días y bienvenidos a la nave de weloversize. Por primera vez, y sin que sirva de precedente, vengo a hablar desde el corazón de un tema que no tiene nada que ver con penes o comida, que es más lo mío. Vengo a hablaros de algo que también forma parte, irremediablemente, de mí, y que es una de las pocas cosas, prácticamente junto con Los Beatles, los BSB, Almodóvar y la saga Harry Potter, que sigo desde hace años y de manera incondicional. Hoy vengo a contaros que soy fan fatal de la nave del misterio y que me encanta Cuarto Milenio.

Los temas de fantasmas, ovnis, posesiones, asesinatos rarunos y demás siempre me han apasionado, desde que era muy joven, por eso la noche de verano que escuché Milenio 3 por primera vez me sentí completamente fascinada, pero, de algún modo, también me sentí «en casa». Había un señor locatis al otro lado del auricular que hablaba con tanta pasión como yo solía leer mis revistas y libros sobre mis temas favoritos. Ese señor locatis era Iker Jiménez, entonces casi un desconocido, hoy en día ya todo un icono del mundo de la televisión y el número uno del misterio en nuestro país.

iker jiménez gif

Varios años después, dos canales nuevos de televisión aparecieron en nuestras vidas: Cuatro y La Sexta. Cuarto Milenio fue, desde el principio, una de las apuestas de Cuatro y casi diez años después se ha convertido en, como suele decir Iker, el buque insignia de la cadena. El único programa que ha sobrevivido… ¡porque es el mejor!

La nave del misterio tiene miles (si no millones) de seguidores en todo el mundo. Pero también tiene un montón de haters. Yo llevo la mitad de mi vida siendo fan y prácticamente el mismo tiempo dando explicaciones de por qué lo soy. ¿Es que te crees esas cosas? ¿No ves que Iker sólo os quiere vender la moto? Con lo lista que tú eres, ¿cómo te puede gustar un programa así? ¿No ves que en la televisión todo es mentira? ¿No ves que están todos locos? ¿No ves que Iker es un cantamañanas?

Pero yo llevo genial que me pregunten todas esas cosas, porque si algo he aprendido de Cuarto Milenio es que hay que hacerse preguntas, todo el rato. Cuestionar nuestros principios, cambiar nuestros puntos de vista, abrir nuestra mente… Muchas veces no tenemos respuestas para esas o para otras preguntas, pero lo importante es seguir preguntándose.

No obstante, yo hoy sí os traigo un montón de respuestas a una sola pregunta:

¿Por qué me encanta Cuarto Milenio?

1. Muy sencillo: porque me encanta pasar miedo. Es verdad que últimamente ya no hay tanto «miedo» como antes y que las miras del misterio también se han expandido, pero de vez en cuando nos sueltan un programón que nos cagamos las patas abajo. Y yo con eso disfruto.

iker terror gif

2. Porque Iker es un gran comunicador. Podría estar contando las tablas de multiplicar y yo no podría despegar los ojos de la pantalla. Iker Jiménez me hipnotiza, tanto en radio como en televisión. Su capacidad para narrar es única, y da exactamente igual lo que te esté contando: te va a crear curiosidad y va a llevarse toda tu atención.

cuarto milenio gif

3. Por las caras que pone Iker. Fans y haters reconocemos todos que Iker Jiménez se vuelca por completo en sus programas. Quizás a ciertas personas eso les parezca motivo de mofa, pero a mí no. A mí me encanta. Que una persona ponga tanta pasión en su trabajo es, primeramente, de agradecer, y segundo, algo realmente insólito. Así que muchas veces se agradece ver esa cara de fliparlo que suele poner Iker cuando le cuentan algo inquietante, nos ayuda a relajar la tensión de tanto misterio y a soltar alguna carcajadilla.

iker flipa

4. Porque los «segundos de a bordo» de esta nave son personajillos tan maravilloso como el propio Iker. Cada uno con sus peculiaridades y sus gustos, los personajes secundarios de Cuarto Milenio se han ganado también nuestro corazón. Desde el principio han estado al lado de Iker Jiménez su mujer, Carmen Porter, que lo mismo te da las noticias que te planta un exorcismo sobre la mesa, y Santiago Camacho, el rey de las conspiraciones. Igual que no podría imaginarme un Cuarto Milenio sin Iker Jiménez tampoco lo concebiría sin ellos.

cuarto milenio iker gif

5. El resto de colaboradores e invitados recurrentes también son seres extraordinarios. El doctor Cabrera, impagable. Manuel Martín Loeches, el hombre que lucha para que la ciencia venza. Javier Pérez Campos, el más valiente. Clara Tahoces, la más mágica. Antonio Piñero, el mejor, el verdadero sabio. Paco Pérez Abellán y familia, una maravilla. Sol Blanco Soler y Paloma Navarrete, que siempre nos dejan ojipláticos. ¡Menuda conjunción de personas interesantísimas!

colaboradores cuarto milenio

6. Por si fuera poco, también hay colaboradores sexys. Normalmente es Carmen Porter la que se lleva la atención del público con el tipazo que tiene y los modelazos que se nos calza. Ella es una gran apasionada de la moda y nunca lo ha escondido, hasta ha hecho sus propios diseños. Pero detrás de esas sobrias vestiduras, en la nave del misterio también hay sitio para empotradores. Normalmente, el público mariquita/mujer-hetera se divide entre los que adoran al doctor Gaona como el hombre más sexy del misterio y los que adoramos (me incluyo) a Diego Marañón, ese enigmático colaborador que vive en un bunker en el Cantábrico. ¡Que vengan aquí y nos den a todos un buen aldabonazo!

iker pregunta

7.  Enrique de Vicente. El maestro del misterio merece un apartado especial para él solo, porque es nuestro colaborador favorito. El de cualquier fan del misterio. Cada vez que Enrique de Vicente, director de la revista Año Cero, aparece en plató, automáticamente todos sabemos que ese va a ser un gran programa. Enrique sabe de todo. Lo mismo te habla del problema económico Chino, que de ovnis, que del 11S o de los anunnakis. Su gran ambición es derrocar el orden establecido e imponer un nuevo orden mundial y suele batirse en duelo con José Manuel Nieves, su archienemigo.

enrique de vicente vs nieves

8. Es el único programa que tiene su propio drinking game. Una de las partes más cómicas de la nave del misterio es el vocabulario específico que requiere. Palabrejos que todos los que seguimos Cuarto Milenio nos sabemos de memoria y nos encanta escuchar. Por eso algún fan se inventó este juego de mesa cuyas dos únicas reglas son: si escuchas una de estas expresiones, bebes, y si alguien bebe en plató, nosotros bebemos dos veces. ¡Borrachera del misterio asegurada!

cuarto-milenio-drinking-game

Pincha en la imagen y ¡descárgate tu propio tablero!

9. No predican fantasmas: nos hablan del buenrollismo, la confraternidad y la positividad. Hace años Iker Jiménez sufrió un cambio en su vida, tan importante que se extrapoló a su trabajo e inundó la nave del misterio. Mientras que al principio Cuarto Milenio era un programa mucho más oscuro, de repente un día nos llegó a todos La Luz. El nacimiento de su hija, Alma, transformó al Iker persona y al Iker personaje, y de repente le empezaron a interesar otros temas, también misteriosos, pero menos relacionados con lo paranormal. Desde entonces, él aprovecha cualquier ocasión para transmitir su opinión, sobre todo en su espacio de reflexión al final de cada programa, en el que suele cerrar cada Cuarto Milenio apostando por la felicidad, por la fascinación ante la naturaleza y ante el ser humano, por la unión de conciencias, por el cosmos… quizás esta sea la parte que dé pie a todos los haters a llamar a los milenarios «seguidores de la secta de Iker Jiménez».

iker misterio

Llegados a este punto, yo, como milenaria, también quiero dar mi opinión: es verdad que Iker tiene muchos seguidores. Y es verdad que he visto a muchos de esos seguidores cegados totalmente por el fanatismo haciendo y diciendo cosas bastante raras. También es verdad que el programa ha tratado temas que hacen a algunas personas que han perdido la esperanza o el sentido de la vida aferrarse a sus palabras. Pero no veo a Iker Jiménez como una persona que se sienta un mesías. Creo que es consciente de su fama y es consciente de la marea de personas que le siguen, pero no creo que se esté aprovechando de nosotros ni nos esté vendiendo humo. Yo fui la primera que rechazó ir a la exposición del programa porque me parecía demasiado cara, pero también he sido la primera que ha comprado libros suyos y de sus colaboradores. Cuarto Milenio no va de orientar, de dirigir a las masas, ni de predicar La Verdad. No olvidemos que es un programa de televisión, que es un formato de entretenimiento, y que su forma de entretener simplemente se basa en tratar temas escabrosillos o debatir algunos aspectos que, yo diría, nos interesan a todos. En Cuarto Milenio muy pocas veces se ha llegado a conclusiones. Simplemente se han abierto preguntas, y luego que cada uno sea libre de razonar y concluir lo que considere conveniente.