Cultura

Razones por las que Lady Bird me ha robado el corazón

Por fin ha llegado a la cartelera Lady Bird, una de las películas más esperadas. Primero porque en sus primeros pases consiguió las notas más altas de la crítica, segundo porque está dirigida por la talentosa Greta Gerwig que ha demostrado tener una sensibilidad única y tercero, y no por ello menos importante, porque en las entregas de premios que hacen de antesala de los Premios Oscar no se ha ido con las manos vacías. Ganando, por ejemplo, el Globo de Oro a Mejor comedia.

No existe cosa más decepcionante que esperar mucho de una película y que al final no sea para tanto. La sensación es de engaño, como si te hubiesen timado con algo que no te esperabas. Menos mal que en Lady Bird esto no pasa, por lo menos en mi caso. La película contiene muchos factores por los que hay que verla y seguir de cerca a su directora. Procedo a enumerarlos:

  • Es honesta y real.

Retrata de la forma más natural y certera la complicada etapa de la adolescencia y sobre todo ese último año de colegio/instituto en el que ves que la libertad se acerca y no sabes por dónde tirar. Solo sabes que quieres huir y probar cosas nuevas.

  • No cae en la idealización del amor.

¿Cuántos de aquí están hartos de las películas sobre adolescentes que encuentran el amor y es maravilloso? (Estoy levantando la mano aunque no me veáis). Con Lady Bird esto no pasa. Te muestra cómo es realmente el amor adolescente en el colegio/instituto, los errores que se cometen, los tropiezos, pero sobre todo te enseña que esto al fin y al cabo es un continuo aprendizaje. Lo importante es la experiencia y lo que aprendas de ella. Al fin y al cabo somos una caja llena de historias.

1506558027397_254970_cops_4

  • Fuera estereotipos o topicazos.

Se tratan temas como la homosexualidad, la preocupación de los adolescentes, el amor, la relación con la familia, la amistad femenina, los colegios religiosos e incluso el perfil de la típica  chica guapa del insti sin convertirlo en una caricatura o en un tópico.

  • Nunca te olvidas de quién eres.

Por mucho que quieras huir o desprecies lo que en ese momento eres, llegará un momento en la vida que te darás cuenta que nunca podrás renegar de tus raíces porque están intrínsecas a ti. Por eso, cuando te vayas siempre echarás de menos todo aquello que dejaste atrás. El ser humano es pura nostalgia, ¿no?

000f2cfe-800

  • Las madres no son perfectas, son humanas.

Una madre puede quererte mucho y ser egoísta, orgullosa e incluso, rencorosa contigo. Pero nunca dejará de ser tu madre ni de protegerte o preocuparse por ti.

  • Y por último, pero no por ello menos importante, una protagonista arrebatadora.

Lady Bird no sólo es ingeniosa, sino también perspicaz, valiente, constante, atrevida, inconformista e inteligente. Conoce sus límites pero eso no lo impide intentarlo una y otra vez, recibiendo negativas que no acepta, probando cosas nuevas sin importarte las consecuencias, atreviéndose a dar ella siempre el primer paso. Y sobre todo, no es perfecta, la película nos muestra una y otra vez sus errores y nos hace partícipes de su egoísmo y egocentrismo, pero no por ello dejamos de empatizar con ella. Lady Bird, es vida. Lady Bird somos todos nosotros de adolescentes.

Espero que encontréis suficientes razones para verla y que la disfrutéis tanto como lo he hecho yo. Y sobre todo, espero que no os decepcione.

Laura A.P

 

Compartir:

Login