Cultura

Ya no hacen series como Blossom

 

Hoy he recordado algo. Más bien, me he acordado de alguien. Alguien que estuvo presente en mi niñez y adolescencia. Era diferente, hablaba de todo sin problema y le encantaba bailar. Algunos decían que era fea, pero yo la veía maravillosa. Quería tener su estilo, sus miles de sombreros, su habitación… Me pasaba las tardes con ella y su familia y hoy me he dado cuenta de lo bien que me vendría volver a verla. Y sí, queridas y queridos, estoy hablando de la inigualable Blossom Russo.

Blossom (que la interpretaba Mayim Bialik) era la protagonista de una serie con su propio nombre, ¡olé ella! (Y como decía su padre Nick en un capítulo tenía el nombre por la maravillosa Blossom Dearie. ¡Olé!).

Eran los 90 y nuestra tele estaba llena de series que nos explicaban cómo era la vida en un instituto americano, con sus taquillas en el pasillo, sus animadoras, sus bailes decorados con papel higiénico… Pero ella, Blossom, no era como las demás. No era tan rubia como las Gemelas de Sweet Valley, no tenía un grupo de música como California Dreams ni tan popular ni tan guapa como se suponía que era Kelly Kapowski.

Blossom tenía mucho más estilo que ellas (y muchos más sombreros), se cuestionaba todo y se enfrentaba a la adolescencia y sus problemas con todo el optimismo que podía. Vivía con su padre músico y sus hermanos (Joey, el guapo y con pocas luces, y Tony, exdrogadicto). Su madre se había marchado de casa y siempre, siempre estaba con ella su gran amiga, de palabra irrefrenable, Six.

Durante cinco temporadas la vimos crecer y cómo ella y su familia se enfrentaban a todo. En esa casa se hablaba de sexo, de los problemas de la drogadicción, de relaciones, del paso a la edad adulta, pero siempre nos recordaban que: “Toma nota, nena. Recuerda que hoy el sol brillará”.

Las diferentes cabeceras por temporadas de la serie. 🙂

Y entre tanta rubia y tanto quaterback, Blossom era un respiro: sus bailes frente a la cámara casera, sus conversaciones con Six, sus líos en casa… ¡Y sus estilismos imposibles! Ay, Blossom… ¡Vuelve! Necesitamos una Blossom de nuevo. Que vaya al instituto vestida como le dé la gana, que se ponga sombreros si quiere, que se enfrente a lo que le echen y que nos lo cuente como sólo ella lo hacía. Y si ya nos cuentan cómo sería la Blossom adulta yendo con sus sombreros a la oficina, juntándose con la familia en Navidad y debatiendo con Six sobre los problemas de la treintena… Nos quedaremos pegados a la pantalla que sea (Netflix, por favor, ¡escúchanos!)

¡Que vuelva Blossom!

0710-blossom-landscape-1200x630

Así son ahora Blossom, sus hermanos y su amiga Six. 

Imágenes de Blossom (NBC, 1991)

Compartir:

Login