Os pongo en situación, queridas mías. Hijo de 6 años, una madre (la menda) hasta arriba de curro en el hospital en el que trabaja y un padre (mi señor marido) en paro actualmente por el quiebre de su empresa. ¿Resultado de la ecuación? Fácil y sencillo, mientras él encuentra algo se está encargando entre semana de las tareas del hogar, de llevar y recoger niño de clase, de hacer comida para la semana y todas esas cositas que antes hacíamos entre los dos. Él mismo lo dice: “necesito hacer algo porque si me quedo tirado en el sofá todo el día me vuelvo loco”, así que yo estoy encantada con los tuppers “made by Fran” y lavadoras colgaditas al llegar a casa.

Si sois madres ya sabéis que a veces surgen planes que uno no puede evitar: los cumpleaños de sus amiguitos. Cuando entras en el chat de WhatsApp de mamis y papis ya te entran ganas de pegarte un tiro, pero cuando tienes eventos cara a cara es peor. Puedes poner cara de vinagre cuando lees los mensajes de la madre de Juanito en el móvil, pero no puedes mirarle con asco cuando te lo suelta en persona. Total, que el sábado pasado me tocó asistir a uno de estos eventos-tortura.

Mientras los niños jugaban empezó la conversación que me sacó de mis casillas (aunque lo disimulé bien, no os penséis que soy una rancia).

– Jolines Lucía, últimamente no se te ve el pelo en el colegio eh.

– Ya… Es que estoy hasta arriba de curro.

– Pobrecito tu marido, le tienes esclavizado.

Aquí viene mi primera cara de “What The Fuck?”.

Resultado de imagen de what the fuck

– Bueno, tampoco es para tanto que el hijo es tanto mío como suyo, jejeje.

Interviene otra madre:

– La verdad es que Fran es un padrazo, qué suerte tienes.

Interviene la tercera en discordia:

– Ya te digo. Le pido yo a mi marido que lleve y recoga al niño todos los días y me manda a la mierda. ¿Y en casa es igual?

Mi expresión de horror va en aumento. Sólo soy capaz de responder “supongo que sí”.

– De verdad es que menudo padrazo es Fran. Le deberían dar un premio, porque vaya tela.

Resultado de imagen de okey shut up

¿Por qué si un tío hace lo que las mujeres llevan haciendo toda la santa vida es un padrazo? Joder, el hijo es de los dos, o al menos yo recuerdo que me preñé gracias a su esperma. Lo mínimo es que se implique en la crianza, y yo entiendo que no todas las familias tienen las mismas circunstancias, pero me parece un pensamiento sexista a más no poder.

Desde que soy madre y he coincidido con los progenitores de los compañeros de mi hijo en la guardería, cumpleaños, excursiones, comidas, fiestas o en la puerta del colegio, el 90% de las personas allí presentes eran MADRES. Yo mismamente me pasé el primer año de colegio de mi hijo llevándole y yéndole a buscar porque por horarios me cuadraba mejor que a mi marido. ¿Alguien me llamo madraza? NO. ¿Alguien me dio un premio a la mami más top del año? NO. ¿Alguien reconoció mi esfuerzo? NO. Se dio por hecho, como si por el hecho de tener coño fuese tu obligación criar a tus hijos y, además, a tu marido, ese pobre ser indefenso que no sabe freír un huevo ni tampoco llevar a los niños al colegio.

Señores y señoras, ya tenemos una edad y estamos en un momento histórico para dejar esas creencias atrás. Un hijo es responsabilidad de dos personas y ni mi marido es un padrazo por ejercer su rol paternal, ni yo soy menos madre por priorizar mi trabajo ahora mismo.

 

Anónimo