Amor & Polvos

El nuevo invento que promete convertir tu chichi en ‘súper chichi’

Cada vez son más las empresas que se apuntan a sacar más y más productos pensados y “diseñados” para el bienestar de nuestra queridísima vagina, y la lista de estos es cada vez más larga.

Si hiciéramos un top ten de productos absurdos o dañinos para la vagina sin duda este estaría entre los primeros muy de la manita de las duchas vaginales, aunque este si me apuras, es bastante peor.

¿En qué consiste este método?

El que se ha puesto más de moda se llama Jamu Stick, consiste en una especie de barra el cual como dice en su web está formado por ingredientes 100% naturales y elaborado de una forma súper “secreta”.

Aquí tenéis el santo grial de los chichis

Su modo de uso es  introducir la barra dentro de tu vagina y la tienes unos 30 segundos, y con eso se supone que ya es suficiente.

Este producto no solo te promete dejarte el chichi bien exfoliado, si no que parece el santo grial de los productos para la higiene íntima. Promete acabar con el mal olor y el problema de flujo (me encantaría saber qué es exactamente un problema de flujo) y que si tienes los músculos del suelo pélvicos debilitados ¡También te los recolocará!

Te asegura que sin lugar a duda y si lo utilizas de forma frecuente, unas 3-4 veces por semana, tu vagina recuperará su equilibrio natural.

Además te promete que tu vagina se volverá una SÚPER VAGINA, y a la hora de tener relaciones sexuales vas a notar muchísimo la diferencia, ya que el tono de tus músculos habrá cambiado por completo, mejorando así tu sensibilidad.

Todo esto y más señoras por el módico precio de 28$ donde además puedes elegir el color de tu querido nuevo mejor amigo.

¿Qué es en realidad esto?

Bien amigas mías, como os decida, este tipo de productos van muy dirigidos a esa idea que se ha ido instaurando a  lo largo de los años sobre el “buen funcionamiento” de nuestra querida vagina y alrededores.

Tu vagina no solo tiene que estar depilada pulcramente, sino que además tiene que oler a florecillas silvestres y a poder ser eso del flujo meehh mejor que no, que eso mancha y es una cochinada y si ya nos ponemos a hablar de la regla, apaga y vámonos.  Ahora además tiene que estar bien exfoliada  ¡No vaya a ser!

Para ello, las grandes empresas ya se han dedicado a sacar infinidad de productos “especiales” porque por lo visto tenemos ahí una zona supermegaultra sensible y necesita de mil cosas específicas porque si no, literalmente “puede que no estés protegiendo adecuadamente tu zona íntima”

Ante esto, y después de hablarlo con muchas ginecólogas, que saben un poquito más de esto que las empresas que quieren encasquetarnos a cal y canto esos productos, nos cuentan que esto es una gran MENTIRA.

Si querida mía, esos jabones con ese pH tan estupendo, esas toallitas, esos desodorantes, etc. Lo que están haciendo es cargándose tu flora vaginal, y que si sigues haciéndote esas limpiezas tanto internas como externas, te estás exponiendo a no solo destruir tu flora vaginal, si no a abonarte al club de las cándidas, infecciones de orina, etc.

Por eso, cuando me hablaron de la exfoliación vaginal y de este producto en concreto, solo pude echarme las manos a la cabeza.

Para empezar exfoliar las mucosas y más de esta zona es una absoluta barbaridad, que solo estropeara la flora vaginal e incluso la piel, porque no olvidemos que este producto hay que usarlo unas 4 veces a la semana.

¿Tú te exfolias la cara 4 veces a las semana?, pues eso, una barbaridad.

Para seguir, la promesa de fortalecer el suelo pélvico, te recuerdo que este aparato solo hay que llevarlo 30 segundos en tu interior, entonces a mí que me expliquen como en ese tiempo te tonifica nada.

Los ejercicios de Kegel que son los que fortalecen los músculos hay que hacerlos de una forma determinada, con unos productos específicos y con unos pesos determinados, no por meterte cualquier cosa en la vagina vas a fortalecerla.

Así que podemos decir con total tranquilidad que este producto no solo no es nada recomendable, sino que además promete cosas que son totalmente mentira.

¿Cómo cuidar realmente tu vagina y tu vulva?

  • No te depiles íntegramente
  • Usa solo agua tibia en la zona de fuera para lavarla, nada más
  • Usa ropa interior de algodón o incluso duerme sin ella
  • Si quieres fortalecer tu suelo pélvico usa bolas chinas de acorde al tono en el que se encuentre tu musculatura y siempre haciendo los ejercicios de Kegel, lo ideal es que antes de esto consultes con una físio de suelo pélvico.
  • Nada de duchas vaginales ni de productos que lleven perfumes

Recordar que muchas veces los rituales más sencillos y con menos productos para algunas zonas son siempre los mejores y en este caso sin duda.

Aida Vallés Psicóloga especializada en Sexología y Terapia de Pareja

correo: info@aidavallesconsulta.es    instagram: @aidavallesconsulta_

Compartir:

Login