Querido diario

Estar viva es sexy: la historia de Tanit

Soy Tanit Tubau, tengo 29 años y desde los 9 convivo con el señor Crohn, una enfermedad autoinmune que a parte de putearme un poco (un poco demasiado), me ha enseñado cual es la actitud que hay que tener para sobrevivir.

Me han operado más de 15 veces, mi cuerpo está lleno de preciosas cicatrices que cuentan, sin necesidad de pronunciar ni una palabra, todas las batallas que he ganado.

También soy portadora de una ostomía, palabra que sale subrayada en rojo por el corrector ya que ni él sabe de que estoy hablando. Una ostomía se practica cuando te desconectan el intestino del recto y lo desvían hacía una bolsa que llevas en el abdomen. Esto pasa cuando te han extraído el colon o/y el recto.

He pasado momentos horribles y otros increíbles, siempre he creído que todo tiene su parte positiva y me he obligado a verla incluso cuando todo estaba oscuro.

Fue con la intención de contagiar estas ganas de salir adelante lo que me hizo abrir mi blog www.ungramodelocura.com y después escribir mi primer hijo-libro titulado A veces puta y otras maravillosa donde muestro mi manera de ver la vida, esa que a veces es muy puta y otras simplemente maravillosa.

En él hablo de cómo aprovecho y celebro mis instantes de salud, de las personas que me han soltado la mano durante el naufragio, porque las ratas son las primeras en abandonar el barco, de las que me han cedido su salvavidas porque creen en mí, de la quimio que me hicieron para silenciar mi volcán, del matrimonio forzado que contraje con una máquina que me alimentó por vena durante un año entero a la que bauticé como Luis Mario, cuando mi vida era un auténtico culebrón venezolano, de fuegos artificiales, brindis deseados y solidaridad, pues un euro de cada libro es donado al Hospital Clínic para que sigan investigando a favor de nuevos tratamientos para las enfermedades inflamatorias intestinales.  

Después de mi larga experiencia como drama queen y como wonder woman (pero sin armadura-corsé que corta la respiración) sigo escribiendo libros, organizando eventos benéficos, colaborando en causas solidarias (no solamente para el Crohn) y dando conferencias o “chapitas” como las llamo yo. Me gusta compartir mis ansiadas ganas de comerme el mundo con patatas (después de tomarme un protector estomacal) y convencer a los demás de que todo es posible, miradme a mí, creían que no tenía ninguna posibilidad y aquí me tenéis, intentando que aquellos que os sentís como yo me he sentido veáis la luz, poneros gafas de sol y protector, porque esta luz es de las que broncean.

Hace un año empecé con un proyecto llamado Estar viva es sexyTrato de mostrarme tal y como soy: sin complejos y sintiéndome sexy, porque mis “defectos” forman parte de mí y no me avergüenzo de ellos, al contrario, me hacen sentir afortunada porque a pesar de todo sigo aquí. Enseño la bolsa para que la gente sepa lo que es, para que se acepte y para que las personas que tengan que llevarla para poder vivir no sientan ni miedo ni angustia por lo que dirán.

Los complejos no sirven para nada, solo para impedirnos ser nosotras mismas, para autocensurarnos y avergonzarnos. ¿De qué tenemos que escondernos?

Ojalá tú, que estás leyendo esto, y sin necesidad de tener Crohn, ni bolsa, tires tus miedos a la basura (estas cosas no hay ni que reciclarlas, no queremos que vuelvan, queremos que se extingan) y te muestres a los demás con orgullo y satisfacción.

No hay nada más sexy que destaparse y decirle al mundo: ¡estoy viva! #EstarVivaEsSexy

Tanit Tubau

Compartir:

Login