Lifestyle

A las delgadas las insultan, pero a las gordas nos dejan tranquilas: el mundo al revés de la jefa de Dolores Promesas

La directora creativa de Dolores Promesas dice en una entrevista que a veces te insultan por tener una 36. Y no le falta razón porque anda que no nos hartamos de decir que tan mal está decir que te sobran unas hamburguesas, que que te falta un cocido. Pues bien, qué alegría, mujeres unidas de todas las tallas contra los cánones de belleza, contra los estereotipos… AH, NO, que eso solo era un titular dentro de una entrevista llena de respuestas sin sentido:

Me da muchísima rabia cuando cuelgas una foto y te dicen: “¡Qué delgada estás! ¡A ver si te comes un bocadillo de chorizo!”. Si pones a una mujer de una talla 48, nadie le dice que deje de comer bocadillos de chorizo. ¿Por qué te tienes que sentir agredida?

Oye Alicia, ¿en qué te basas para decir que a las gordas no nos insultan? ‘NADIE LE DICE QUE DEJE DE COMER BOCADILLOS DE CHORIZO’ . Y se queda tan ancha, tú. Ella, que claro, sabe mucho de gordas y debe estar super implicada en la lucha contra la gordofobia desde su marca que solo fabrica hasta la 44 por temas de patrón (qué cansaditas de esta excusa estamos, amigas).

¿Qué necesidad había de hablar sobre a quiénes insultan más? Es que no te has enterado de que esto no es una lucha de gordas contra delgadas, si no de mujeres, TODAS, contra las presiones de la sociedad, de los cánones de belleza impuestos por los señores durante años. ¿Por qué para defender una causa tienes que despreciar otra? Según Alicia Hernández a las delgadas se les castiga y a las gordas no se nos dice nada. En serio, que es que con esto casi me hago pis. No creo que haga falta explicar mucho y le invito a leer sobre privilegios.

La entrevistadora, de hecho, se queda un poco sorprendida y le dice que le resulta curioso que diga eso porque la creencia habitual es que es a las personas gruesas a las que se les insulta más. Pero ella no contesta, sigue con su discurso de que a las delgadas se les insulta más. Para qué matizar, para qué tratar de unir a todas las mujeres. Supongo que una persona que afirma estar harta de “lo de tallas especiales y mujeres reales”, no tiene gran intención de enterarse de qué va el body positive y prefiere mantenerse en mostrarse enfadada con cosas que tenemos superaditas (obvio que todas somos reales).

Para luego cagarse en las tallas especiales, ¿por qué? ¿por el patrón? o es que ¿acaso ella también cree que lo que mola es hacer tallas para todas en vez de crear secciones de gordas? Igual es por eso que prefiere no hacer nada de nada para las mujeres de más de una 44, por no hacer tallas especiales ¿sabéis? ¿Os imagináis a una gorda con el mismo vestido que Paula Echeverría? YO SÍ, LA VERDAD.

Tengo esperanza en que Alicia reflexionará sobre la sarta de tonterías que ha dicho en la entrevista (incluido lo de que el feminismo extremo está castrando a los hombres) y sobre todo, sobre la forma tan rápida que ha tenido para ningunear y despreciar los insultos y el acoso continuo que sufrimos las mujeres gordas.

Podría haber sido una oportunidad maravillosa para hablar de las opresiones estéticas que sufrimos todas, Alicia, y no solo la has desperdiciado, si no que te has reído de nuestra lucha.

 

 

Compartir:

Login