1. Sandwich proteico bien lleno de lo que haya en la nevera.

Mi especialidad para cuando no me apetece pensar. Cojo un par de rebanadas de mi pan favorito (que con los valores que tiene se puede tomar de desayuno, de cena o de lo que te apetezca) y lo lleno con todos los restos que queden por la nevera de mis últimas comidas. Una loncha de pavo, unas hojas de rúcula, medio filete de pollo…

Este pan de algarroba de Prozis es una locura. Lo metes un poco en la plancha y mmmmmmm. Te recomiendo pillar además algo de queso Eatlean (yo lo compro en Diet Premium) para que se funda en la planchita. Locura.

 

 

2. La cena más fácil ever:

Mezclo una lata de atún (escurrida) con medio bote de queso cottage de Lidl que es una maravilla (2% grasa). Si estoy espléndida le meto algunas aceitunas picadas y a veces una gota de vinagre balsámico (en Carrefour venden una de la marca Vulpi que no tiene azúcar  y está de muerte). Si eres fanático del aguacate, si le echas un poco también estará muy rico. Yo me lo echo todo en un cuenco en 1 minuto, y listo. Cena preparada. Atún con huevo duro funciona igual de bien.

 

3. Huevos revueltos.

Yo hago mi propio a versión porque me encanta cómo quedan jugosos. La movida es, cojo dos huevos y los bato en un cuenco. A esos huevos le añado una pizca de sal y un chorro de leche (semidesnatada). Los echo en la sartén y les voy dando vueltas mientras echo un buen puñado de queso proteico Eatlean hasta que se funde. Una de mis cenas favoritas, y más sencilla imposible.

Si quieres algo para acompañar, unas rodajitas de tomate con aceite y sal le van de lujo.

 

 

 

4. Mini pizzas de berenjena al horno.

Esto ya os lo contamos en otra ocasión y podéis ver la receta con detalle aquí. 

 

5. Hamburguesa casera.

Porque hamburguesa no siempre significa cochinada. Puedes hacértelas en casa la mar de ricas. Yo suelo usar este pan específico de hamburguesa de Prozis y luego dentro lo que pille. Bien de ensalada en vez de patatas, y listo.

Las hamburguesas las compro de diferentes sabores en Diet Premium, que tienen valores geniales.

 

6. Cena latina.

Las latas tienen que recuperar el lugar que se merecen. La mayoría son proteína de calidad y no tienen aditivos. A mi por ejemplo me encantan las de Mercadona: melva, pulpo, calamares, sardinas, zamburiñas…. ¡Todas están buenísimas!

 

7. Fajitas

El único problema de las fajitas es que las que suelen vender en el supermercado son bastante guarriperas, así que yo suelo hacérmelas en casa o pillarlas online (por ej de este tipo). Puedes hacértelas con harina de avena y mucho mejor. Para rellenarlas las ideas son infinitas, pero a mi me gustan bien cargaditas de verduras (pimientos, lechuga, cebolla…) y pollo en taquitos. De nuevo queso Eatlean (es que es un salvavidas)

 

 

8. Y si es finde… ¿por qué no una pizza?

Que te la puedes hacer tú y será todavía más sana, por supuesto. Pero para esos días en los que no te apetece ni pensar ni cocinar, ojo a ESTO. Aquí tienes nuestra opinión enterita. 

 

 

DESCUENTO: recuerda que si quieres hacer un pedido en Prozis, con el código WELOVERSIZE tienes un cupón descuento que te dejará los productos aún más baratos. Y ojo, porque en Diet Premium con el código WELOVERSIZE también tienes sorpresa ;)