Cuando compré los pasajes para ir a Japón no era consciente del país al que iba, pensaba que durante toda mi estancia visitaría templos sintoístas y lugares relacionados con el manga, pero no, Japón es un país fantástico con muchas cosas que hacer al estilo chicas Weloversize.

Así que aquí tenéis un listado de cosas divertidas que hacer en Japón:

  • Disfrazarse de Geisha o en su defecto ponerse un traje tradicional japonés.

La geisha es una artista tradicional japonesa, cuyas tareas son entretener en fiestas, reuniones o banquetes tanto exclusivamente femeninos o masculinos como mixtos.

Kyoto mantiene la tradición de las geishas así que allí podéis encontrar con facilidad un centro para disfrazaros y pasear por las calles de Gion y Pontochō, clásicas de las geishas. Deberéis disponer de  3 o 4 horas para el maquillaje, vestido, colocación de peluca, fotografía y paseo, el precio está entre 100 y 200 euros.

La versión low cost sería ponerse un traje tradicional japonés, también existen varios lugares. Ésta fue la opción que yo escogí por un precio de 500 yenes, algo más de 3 euros. Fue divertidísimo hacer el tonto un rato.

  • Bañarse en un Onsen

Son los baños de agua termal de origen volcánico que se pueden encontrar por todo el país.  Los baños se separan entre mujeres y hombres y se entra sin ningún tipo de ropa. Se trata de un lugar relajante (y sexy) después de un día de turismo.

Es posible que si llevas tatuajes no os dejen entrar, ¿el motivo? en el antiguo Japón sólo llevaban tatuajes la gente perteneciente a la mafia. Actualmente puede que hagan la vista gorda en algún Onsen.

  • Comprar productos de belleza muy muy extraños

6ae7ca45d3a70eae3a1de70a22c3b449

Existen tiendas enormes con productos de belleza muy estrambóticos. Por ejemplo, yo encontré un aparato que promete hacer los ojos más occidentales, también vi, aguantadores de papada y adelgazador de rostro entre otros aparatos, lo difícil es saber para qué sirven. Esto lo podéis encontrar en tiendas Don Quijote, muy populares en Japón.

  • Ir a un karaoke

Y darlo todo, volverte loca cantando tus canciones favoritas de Heidi, Bésame Licia, Candy Candy… y además como son salas individuales no tienes porque tener vergüenza de dar un poco el cante.

Un buen karaoke sería el Karaoke Kan situado en 30-8 Udagawa-cho, Shibuya-ku, Tokyo. Este es el que aparece en Lost in Traslation.

  • Practicar tu japonés

Los japoneses no saben prácticamente ingles así que el idioma que utilizas por antonomasia será el lenguaje universal de los gestos. Pero si eres atrevida puedes practicar tu japonés. Aquí una ayudita:

Dar las gracias: arigato

Hola: Konnichiwa

Por favor: Onegai shimasu

Si: hai

No: iie

Disculpe: Sumimasen

  • Hacerse fotos con japoneses

Los japoneses adoran las fotos, así que con un simple Can I take a picture with you? no tendrán problema alguno en hacerse un par de fotos. Además podrás hacer el japonés poniendo los dedos en forma de victoria.

Si como decía en el punto 5 tu víctima no sabe inglés siempre podrás hacer el gesto de hacer una foto señalándolo.

  • Comprarse mascarillas sanitarias divertidas.

¿Las vas a utilizar? si no trabajas en el ámbito sanitario seguro que no, pero son baratas y tan cuquis.

En mi viaje a Japón me explicaron que la gente lleva mascarilla por dos motivos principales: evitar contagiar algún virus y evitar que te contagien algún virus.

harajuku-japan-japanese

En el caso de las chicas hay otras posibilidades: taparse porque no les ha dado tiempo de maquillarse antes de salir de casa o si son muy guapas taparse para evitar que las miren y acosen (un japonés nunca os tocará, sólo os mirará con mirada lasciva).

  • Vivir el mundo Hello Kitty

Japón es el país Hello Kitty por antonomasia, al final y al cabo fue en el país nipón donde se vendió el primer producto Hello Kitty en 1974.

Encontrareis todo tipo de merchandising Hello Kitty por todo el país, desde trajes tradicionales japoneses, a bolis, pasando por palillos japoneses y millones de cosas inimaginables.

No olvidéis pasar por la tienda Sanrio World en el Barrio de Ginza, Tokio.

  • Visitar un Maid Cafe

Son cafeterías con camareras vestidas de maids, unos vestidos fusión entre sirvienta francesa del siglo XIX y los vestidos que usan las heroínas de los animes.

El público objetivo de estas cafeterías son los otakus (fańaticos del anime, el manga, los videojuegos o la informática) pero es divertido pasarse y ver el ambiente.

maid-cafe

En mi caso estuve en un Maid Café en Akihabara, donde me pusieron unas orejas de gato y cuando decidí lo que quería tomar tuve que maullar.

  • Visitar el Museo Ghibli

Se trata de un museo comercial dedicado a las pelíulas de animación de los estudios Ghibli.

¿Has visto la película El viaje de Chihiro, La princesa Mononoke o El castillo ambulante? Pues aquí encontrarás todo lo relacionado con esas pelis. Puedes ver a mi Vecino Totoro (mi preferido), el gato-bus,…

  • Practicar el shopping en las tiendas Uniqlo

Uniqlo es el Zara japonés, a buen precio y que encontrarás por todo Japón. Además tienen talla hasta la XXL, aunque creo que se trata de la XXL para chicas japonesa.

  • Visitar un Love Hotel

Como su propio nombre indica son hoteles del amor y te serán de utilidad tanto si conoces algún japonés sexy como si lo quieres visitar con tu pareja.

Son hoteles totalmente anónimos, no te pedirán ningún documento y no serás visto por nadie. La habitación se elige a través de una máquina expendedora que muestra todas las habitaciones disponibles, o por un empleado que se oculta detrás de una pared. Además si recibes una llamada indiscreta no hay porque preocuparse, algunas habitaciones disponen de ruidos de fondo como si estuvieras en la calle, el metro, etc,…

  • Shopping por la Calle Takeshita

5485077339_b622077ac0

Se trata de una calle estrecha y de unos 400 m de largo en Tokio, llena de tiendas y cafeterías dirigidas a los adolescentes, es un símbolo de Harajuku y el lugar de nacimiento de muchas de las tendencias de la moda tokiota.

  • Comer sushi

Come sushi y otras delicias niponas hasta que te salga por las orejas, es saludable y allí tiene muy buen precio.

En Japón cada restaurante está especializado en un tipo de producto, es decir hay restaurantes especializados en sushi, otros en carne de Kobe (dicen que la mejor del mundo), ramen…

  • Pasear por el Parque Yoyogi un domingo por la mañana

Es el lugar de encuentro de las tribus urbanas de Tokio, aquí podréis encontrar una Gothic Lolita, un grupo de rockabillys o un imitador de Naruto, todo muy normal.

  • Correr por los toriis del templo Fushimi Inari

Un torii es un arco tradicional japonés que se encuentra en las entradas de los santuarios sintoístas, marcando la frontera entre el espacio profano y el sagrado. En el templo Fushimi Inari hay centenares de toriis donados por particulares o empresa.

¿Y por qué correr? Para sentirse la protagonista de la película Memorias de una Geisha.

 

  • Cenar en algún restaurante temático

Tokio tiene una enorme variedad de restaurantes temáticos, podéis ir a Alice Restaurant (metro Jr Shinjuku salida Este) y sentir que estáis en el cuento de Alicia en el País de las Maravillas. Al restaurante que aparece en Kill Bill, de nombre Gonpachi situado en Nishi-Azabu, o al Gundam Café si sois más frikis.

  • Hacer una visita al barrio de la serie Campeones

Se trata de un barrio de Yotsugi en Tokio, poco turístico y un poco apartado donde podréis encontrar muchas estatuas de Oliver y Benji, ya que es un barrio dedicado a esta serie noventera.

¿Vosotras de quién erais, del bueno de Oliver o del sexy de Benji? Yo de Benji.

  • Probar un váter japonés

¡Quedé totalmente fascinada! Puedes calentar el asiento, algo agradable en invierno pero que no mola nada si es un váter público, porque da la sensación de recién utilizado. Tiene chorritos, tanto delantero como trasero para salir bien limpita del baño, y otros botones interesantes. El botón que más me gustó fue el ruidito de agua que puedes apretar para que el resto de usuarios no se entere si te has tirado un pedito o ha caído algo sólido al agua. ¡Increíble!

  • Visitar un café de gatos

Muy de moda en Japón, son las cafeterías en las que mientras tomas tu bebida puedes acariciar, cepillar y jugar con gatos. Se paga por hora de estancia en el local y debes lavarte las manos antes de empezar

También existen otras versiones de este tipo de cafés: cafés con buhos, cafés con conejos…

  • Ver la tele japonesa

Porque es una experiencia en sí misma, podrás ver programas como un Karaoke en el que cantan mientras les masturban:

O el sopla cucarachas: dos oponentes una cucaracha, un tubo y a soplar hasta que alguno de los dos se la trague.

Una manera diferente de ver Japon, ¿verdad?

Autor: Nuria S del blog Muero por viajar