Lifestyle

Cómo comprarse una casa y no morir en el intento

Comprarse una casa. UNA CASA. Sólo el hecho de pensarlo asusta, ¿verdad? Pues queridas mías, un año llevo ya hipotecada y no he muerto por el momento. No sé si muchas os habéis planteado la opción pero aquí os traigo unos cuantos consejos por si os atrevéis a dar el paso.

En mi caso el precio del alquiler se estaba subiendo tanto que se comía el mísero sueldo que cobraba por aquel entonces y teníamos que subsistir con lo que ganaba mi pareja. Cada vez que actualizábamos nuestra hoja de cálculo con la economía doméstica (sí, tenemos una hoja de cálculo con todas las salidas/entradas de dinero que tenemos y es lo mejor para controlar gastos) nos echábamos a temblar con la cantidad de pasta que se estaba llevando la casera por un piso de mierda a las afueras de la ciudad. Así que un día nos dio por echar un vistazo de lo que se cocía por el mundo inmobiliario y cuatro meses después estábamos en la oficina del notario firmando nuestra hipoteca. ¿Cómo lo hicimos? Aquí os dejo unos consejillos:

Aléjate del centro. Estos es lo típico que nos dicen en todos los programas de casas rollo “vender para comprar”. Hay uno en concreto donde el asesor inmobiliario nunca encuentra una casa en el barrio que los propietarios quieren, aunque el barrio sea el más chunguele de la ciudad siempre dice que se está revalorizando y que el precio de las casas está subiendo. Vete tú a saber por qué. En este caso es una realidad. Si quieres comprarte una casa en todo el centro de la ciudad prepárate porque empezarás a hablar de miles de euros como si fuera calderilla. Mi consejo es revisar bien la zona en la que te gustaría vivir y poner en la balanza lo que más te interesa. Si prefieres ahorrar un poco aléjate del centro, si prefieres centro busca algo más pequeño y por ende más económico.

Piensa que es una decisión de futuro. Obviamente no compramos una casa para disfrutarla sólo unos años así que es importante pensarlo bien. En mi caso no me importaba casa o piso pero necesitaba un espacio donde poder almacenar todos los vestuarios y escenografías de las obras de teatro por lo que algo pequeño no me valdría. Por otra parte, mi familia vive en un pueblo a las afueras de Sevilla y cuando fuera madre estaba segura de que iba a necesitar su ayuda por lo que buscar algo lo suficientemente cercano de mis padres era un must have. Con todo esto lo que quiero decir es que te plantees tus posibles necesidades futuras, no las actuales.

No deseches una casa por su decoración actual. Durante mi búsqueda he visto de todo, casas a las que me hubiera mudado en el momento y casas decoradas por las mismísimas Gipsy Queen. La mía estaba llena de banderas de España y cuadros con santos varios, por no mencionar que toda ella parecía la Real Maestranza de Sevilla por sus colores rojo y albero. Tu piensa que cuando te den las llaves la casa va a estar vacía y una buena mano de pintura todo lo puede. Al final o que vas a tener es un lienzo en blanco para decorar. Créeme si te digo que desde que tengo la casa prefiero ir al A loja do gato preto que al Primark.

Infórmate bien de las ventajas que te ofrece tu Comunidad. Esto os lo digo porque en Andalucía ofrecen reducciones en los impuestos si la casa no sobrepasa cierto valor y si eres menor de 35 años. Al final donde se va un pastizal es en los impuestos y si hay ayudas pues bienvenidas sean. Supongo además que si esta ayuda existe en Andalucía habrá alguna similar en otras las regiones.

La tasación de la casa es lo más importante. Amigas, a la hora de concederte una hipoteca el banco va a mirar con lupa la tasación de la casa ya que si por algún motivo tu dejas de pagar, el banco se quedará con ella y necesitan estar seguros de que no van a perder. Las tasaciones pueden venir impuestas o no por la entidad bancaria que elijas. Si no te imponen un tasador te aconsejo que tantees varios. Hay algunas empresas que incluso de pueden hacer una aproximación online. Al final sólo vas a pagar una tasación (vale una pasta y no estamos para repetir) pero más vale asegurarse de que no va a haber sorpresas.

EL BANCO. Lo pongo así con mayúsculas porque es lo que más quebraderos de cabeza va a traerte seguro. Que si hipoteca fija, que si variable, que si mixta… Que si 80% del valor de la tasación, que si 80% del valor de la venta… Que si te obligan a tener con ellos la nómina, el seguro de casa, seguro de vida…

Relájate y mira todas las opciones. El tema hipoteca es un puto mundo paralelo y hay mil opciones. Simplemente estudia qué te ofrece el banco y asegúrate de que puedes pagarlo ahora y también si sube la cuota.

Aquí es donde la tasación se convierte en fundamental. La mayoría de los bancos te dan el 80% de lo que cueste menos, ya sea de la tasación o de la venta. En mi caso opté por ING (soy People in progress) y ellos me daban el 80% de la tasación fuera cual fuera el precio real de la venta. Mi tasación fue superior al precio de venta así que me dieron el 100% de lo que yo pagué por mi casa.

Luego viene el tema seguros y nómina. En mi caso nuestras nóminas ya estaban en ING así que fue sencillo pero si te vas a otro banco que no sea el tuyo habitual es probable que te pidan domiciliar la nómina. Los seguros ya son otro rollo. Ahora te van a obligar tener tanto seguro de casa como seguro de vida. Mamá, si muero recibirás mi casa en herencia.

Vas a necesitar unos ahorrillos. Aunque te den el 100% de la venta, los impuestos y los gastos de notaría van aparte. Créeme si te digo que es lo que más duele gastar, pero es totalmente imprescindible. Normalmente te dicen que debes tener entre un 10 y un 20% de lo que te vayas a gastar en la casa. En mi caso fue bastante menos por la reducción que os he comentado antes pero los 10.000 euretes no te los quita nadie. Por eso es necesario tener algo ahorrado o pedirlo prestado, según sea el caso.

Tras todo este rollazo me gustaría animaros a dar el paso si os lo podéis permitir. En mi caso estamos ahorrando dinero con la compra de la casa. Pagamos bastante menos de hipoteca que de alquiler y al final la casa es una inversión (holi, tengo 28 años y hablo de inversiones). Nosotros hemos llegado a dos conclusiones:

  1. Esta casa nos va a permitir acceder a algo mayor en un futuro.
  2. Si queremos cambiar de ciudad/país alquilamos la casa y con el alquiler pagamos la hipoteca así que lo comío por lo servío como se dice en mi tierra.

Compartir:

Login