Lifestyle

Donde estén las fiestas de los pueblos que se quite el Coachella

¿Os acordáis cuando hace tres años los adolescentes no cagaban con el Tomorrowland? Pues ahora el objeto de deseo es el Coachella. Para todos aquellos afortunados que permanecéis ajenos al postureo, el Coachella es un festival de música que se celebra en California cada año y que reúne a todas las celebrities estadounidenses –y a algunas del otro lado del charco también–. Su fama no trasciende a la música únicamente sino que también engloba a la moda ya que numerosas revistas y páginas web recogen looks inspirados en el archiconocido festival. Yo, que soy provinciana hasta decir basta, flipé un poquito con el fenómeno Coachella, sobre todo porque lo importante de los festivales suele ser la música y todavía sigo sin saber que grupos tocan allí. Trasteando encontré una serie de cosas que hacen al Coachella el mejor acontecimiento del año, y como buena amante de la estepa castellana he decidido gritar a los cuatro vientos que las fiestas de los pueblos le dan mil vueltas al festival californiano.

  • El dinero

El pase al Coachella cuesta entre 500 y 1000 euros, no digo más. Por ese dinero llamas a los de Supersubmarina para que hagan un directo en tu salón y con lo que te sobre contratas a Lori Meyers. Ir a las fiestas del pueblo te sale gratis, siempre encontrarás a algún primo de un amigo que te llevará a cambio de cerveza. Probablemente tendrás que aguantar una música de mierda en el coche pero nunca llueve a gusto de todos.

giphy (1)

  • El alcohol

Tras investigar he encontrado los precios estándar de las bebidas: una cerveza o un mini–cubata cuestan 8 euros. ¿Cómo te has quedado? A las fiestas de los pueblos uno suele ir preparado, compras una litrona en los chinos de la plaza por 2 euros como mucho o una botella de Vodka Knebep del Mercadona y listo. Corres el riesgo de morir al día siguiente por la resaca monumental que provoca esa aberración pero quien sufre es tu hígado, no la cartera.

giphy

  • La comida

Más de lo mismo, los señores del Coachella te sablan 5 euros por una porción cochambrosa de pizza. ¿Quién quiere eso cuando te puedes colar en la casa de la abuela de tu mejor amigo para prepararte un bocata de chorizo? En el peor de los casos siempre nos quedará el puesto de comida ambulante, por tres euros te compras un bocadillo de bacon y queso más grande que la polla del negro de WhatsApp.

tumblr_mgke9fHM6i1r573jpo1_250

  • Los looks

Las Kardashian van divinas de la muerte con sus flores en la cabeza, sus vestidos ibicencos impolutos y sus botines de felpa pero a la hora de la verdad eso no es práctico. Bailas, saltas, te manchas con el bocata de chorizo que has robado, te tiran un cachi encima, te enrollas con ese que te pone ojitos encima del banco que destiñe, su ex te empuja y te vuelven a tirar un cachi encima, vas a mear y te manchas los zapatos, te tropiezas y te caes sobre el barro y para acabar la velada te queman la blusa con un cigarro. Al final tu fabuloso vestido solo vale para trapos. Únete a la gente guay y hazte con una camiseta en la que ponga «si quieres que te haga caso relléname el vaso».

tumblr_mlqx34t8sT1qzp6lvo1_400

  • La música

Si hay algo que me maravilla de las fiestas de los pueblos es ese momento en el que todos dejamos nuestra ideología política al margen para cantar a coro El Vals del Obrero. No importa si te llamas Borjamari, si tienes rastas hasta el culo o si llevas más oros que Diego El Cigala, todos ¡¡¡¡¡¡insistimos!!!!!!! Después toca hacer pogo mientras suena Fiesta Pagana y si la verbena es de orquesta –que mola mucho más que un DJ– estás de suerte, podrás sacar tu sangre latina al ritmo de cumbias. ¿Quién dijo que la banda sonora de Pasión de Gavilanes se perdió en el olvido?

OblongHonoredElk

  • Los famosos

Vale, California tiene a Kylie Jenner, al hijo de los Beckam, a algún que otro angel de Victoria’s Secret, a Paris Hilton o a la adorable Taylor Swift, pero nosotros tenemos al tío que preñó a la sobrina del panadero. Es muuuuy fuerte encontrarte en la plaza del pueblo al tío con el que te enrollaste años atrás, a la chica con la que tu amigo perdió la virginidad en una noche de borrachera o a tu mejor amiga de la infancia, pero sin duda lo que más mola son las celebrities typical spanish. Está el borracho del pueblo, la mete-fichas oficial, el pagafantas de turno, el que siempre acaba dándose de hostias, el que sigue montándose en los coches de choque toda la noche aunque tenga 25 años o la que acaba dormida en la calle (yo).

635651355728955328-1076242564_giphy

Si no te he convencido te pido por la virgencita que este verano prepares tu ruta de pueblos –y tu hígado– para ver con tus propios ojos que las verbenas tienen un color especial.

Compartir:

Login