Lifestyle

5 frases de mierda que NUNCA debes decir

Estoy HARTA de las frases de mierda. Así, con mayúsculas chillonas. H.A.R.T.A.

Entiendo que la gente es muy Mr. Wonderful y que sí, hay que ser positiva que el pensamiento negativo atrae cosas negativas y bla bla bla… Y una mierda pa ti.  O como diría Homer: ¿No tocar nada? ¿No tocar nada? Y UNAS NARICES.

Estos son 5 ejemplos de “frases de mierda”, que siempre son así como muy mindfulness y mucho marketing pero que son vacías totalmente de contenido real y que, así “sus” lo digo, tienen aplicación práctica cero.

 

  • 1.- Situación: Vas a comprarte ropa y la talla que has cogido te va algo justa. Y el/la/los/las/elcosmos que te acompaña, te dice: “Mujer, si de cara eres muy guapa te sobran sólo unos kilos”.  Pues igual lo que me sobra más que los kilos es tu opinión, fíjate. Porque igual tu eres la hostia de guap@ pero te canta la sobaquera la traviata y yo no te digo nada y lo tuyo molesta a los demás, no como mis kilos. Pero nada, yo y mi locura…
  • 2.-  Situación: has suspendido un examen y estás de bajón. Frasecita: “Bueno mujer, que no es la muerte de nadie, para el próximo seguro que apruebas” Hostia, pues me dejas mucho más tranquila con tu predicción fiable al 99,99%, fíjate. Claro, es que ¿por qué iba yo a querer  aprobar esta vez, pudiendo repetir el examen?

  • 3.- Situación: Estás triste. Has tenido mal día, mala semana, mal mes o llevas mucho tiempo sin una buena racha. Lo que sea… Frase de mierda: No estés triste mujer! Que ideaza, no se me había ocurrido. El nobel te van a dar.
  • 4.- Situación: Trabajas de cara al público y te viene alguien que es imbécil integral o, en su defecto curras con un/muchos imbéciles o tu jefe es un imbécil. Por lo que sea ese día está mas imbécil de lo normal y tú tienes menos paciencia que un niño. Frasecita: “Bah, pasa de todo y mándale a la mierda”. Touché. Tienes razón ¡qué coño! No necesito dinero, puedo vivir haciendo la fotosíntesis. Mañana le escupo en el café y sigo tu superconsejito del día.

 

5.- Situación: Te duele la cabeza que te mueres. Tienes un catarrazo del 15. Te has dado un trastazo con la pata de la cama en el dedo meñique y lo tienes como una morcilla de burgos. Vamos, que estás mal físicamente. Consejo estelar: “Piensa que siempre puede ser peor” Estoy convencidísima de que gracias a tu frase, mi dolor ya ha bajado. Es más, necesitaba muletas para andar pero ahora ya puedo bailarte Paquito el Chocolatero.

 

BASTA YA.

 

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login