Ayer por la noche publicamos una foto en Instagram tratando de dar visibilidad a algo que nos pasa o ha pasado a casi todas: que se te quede un pelillo del chichi/culo atrapado en el pegamento de una compresa y te mueras de dolor.

A estas alturas creo que ya sabéis que eso precisamente es WeLoversize. Tratar de verbalizar en voz alta esas cosas de las que nadie habla y normalizar situaciones que son tabú en esta nuestra sociedad.

Pues bien, fue publicar la imagen y perder (hasta el momento) más de 600 seguidores. Muchos se fueron sin hacer ruido, pero otros quisieron dejar constancia de sus argumentos para hacer unfollow:

  • Esta foto es innecesaria. Si queréis dar visibilidad que sea a cosas serias.
  • Esta foto me da asco.
  • También es natural cagar, y a nadie le gusta ver fotos de personas cagando.
  • Esta foto es vulgar.
  • Me dan grima sus pelos, que se hubiera depilado al menos.
  • Se os ha ido la cabeza. Lo que hacéis por llamar la atención.

Que oye, tan libres somos nosotras de publicar una compresa peluda como ellas de dejar de seguirnos, hasta aquí todos de acuerdo. Pero los argumentos utilizados nos han llevado a reflexionar.

Nuestra intención al publicar esta fotografía no era que la gente la viera fea o bonita, ni que la peña la cuelgue en el salón de su casa enmarcada (o sí, eso ya según gustos). Nuestra intención era provocar una reacción, y sin duda en eso hemos triunfado. Porque a veces la fotografía es una herramienta que invita a la reflexión. ¿Por qué algo que en realidad nos ha pasado a casi todas nos provoca al verlo una mala sensación? ¿No os dice eso nada?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

-6 followers per penjar aquesta foto 🙋

Una publicación compartida de Núria Estremera (@nuriaestre) el

A las personas que lo ven innecesario nos gustaría contarles una cosa. A WeLoversize nos llegan cada semana varios mensajes de chicas (niñas y no tan niñas) acomplejadas por cosas como tener pelos en el culo, tener los labios vaginales diferentes a los que salen en el porno o tener una teta más grande que la otra. Hablamos de complejos que llegan a imposibilitarles tener relaciones sexuales o desnudarse con normalidad. Y esto sucede porque seguimos ocultando fotos de mujeres con pelos en el culo porque ‘son innecesarias, porque dan asco, porque son vulgares’. Seguimos creando complejos de cosas que en realidad TODOS tenemos.

Este tipo de reacciones solo nos reafirma en lo necesario que es dar más cabida a este tipo de realidades en las redes sociales. Si incomoda es que hay debate. Y si hay debate es que es necesario.

PD: la foto es de Nuria Estremera y aquí tenéis su Instagram que es una maravilla. 

Redacción WeLoversize