Lifestyle

La moda de quedarse en casa ahora se llama Nesting

Ahora lo llaman nesting, pero para que nos entendamos viene a ser básicamente quedarse en casa en vez de salir a darlo todo los fines de semana y a mi me parece lo más siempre y cuando no se nos vaya de las manos. Además los expertos dicen que ayuda a rebajar la ansiedad.

Me podéis llamar sosa pero nada más lejos de la realidad. ¿Por qué narices el plan de un sábado por la noche tiene que implicar ponerse estupenda y salir a beberte hasta el agua del cubo de las fregonas?

¿Soy la única a la que hacer eso sábado sí y sábado también le parece un truño? Evidentemente que salgo y que me agarro mis cogorcitas de vez en cuando pero chica, como que no me motiva de la misma manera ya. Creo que hay mil opciones válidas e igual de divertidas que no implican sudar dentro de un garito con tachunda de fondo.

Ahora bien, esto del nesting (que viene de nest, en inglés: nido) hace referencia no solamente a los planes nocturnos, también a los diurnos; viene a ser un poco hacerse la marmota cada vez que tenemos un huequito libre y por ahí como que me cuesta más pasar. A mi me gusta un buen plan al aire libre, con sus cañitas, sus paseos, sus exposiciones y todo lo demás. Pero hay gente a la que no y lo veo totalmente lícito.

Photo by Alisa Anton on Unsplash

Photo by Alisa Anton on Unsplash

Dedicar tu fin de semana a organizar tu casa, regar las plantas o pintar muebles me parece estupendo y maravilloso pero si tus fines de semana solamente consisten en eso ¿lo veis igual de bien? Tengo mis dudas, por aquello de socializar más que nada. Pero ojo, ¡cada uno es cada uno!

Es cierto que yo cada vez necesito más a menudo un respiro para mis cosas y valoro mucho más los días en los que no tengo ningún plan y mi única obligación es cuidarme y darme mimos: organizar los trastos, darme un baño relajante, darme cremitas y darle bien a Netflix acurrucada con una mantita. Ahora bien, como todo, una vez al año no hace daño. Quedarse en casa y repetir este plan día sí y día también no sé yo si no sería un coñazo máximo.

¿En qué quedamos entonces? ¿Mola lo del nesting o no? Pues yo creo que todo en su justa medida tiene su puntito ¿no creéis? Encontrar el equilibro entre el relax y la paz de tu hogar y tu vida social debería ser la clave.

Imagen de portada: Photo by BRUNO CERVERA on Unsplash

Compartir:

Login