¿Quién fue el lumbreras que decidió que el mejor momento para hacer una limpieza a fondo es en Primavera? A quién se le ocurrió pensar ¡Oh primavera, tú que nos traes las alergias, la que nos alteras, la que nos provocas una astenia que nos quita las ganas de vivir…Tú, Oh, primavera mía, tú serás la estación idónea para poner la casa patas arriba y limpiarla a fondo!

the-x-files  frustrated annoyed x files xfiles

A quién se le ocurriría

 

Siempre hay algún listo tocapelotas que asegura que si limpias habitualmente, la limpieza en profundidad no es necesaria. Gracias, pero es que resulta que no todos somos Mary Poppins y eso de coger el trapo nos da mucha pereza, así que ya siento si una se conforma con pasar el plumero y  fregar el suelo. Si eres de las mías, es muy probable que necesites una estación entera para limpiar y organizar el estropicio montado durante el resto del año.

 

Chasquear los dedos no funciona, lo he probado.

Pero ¿cómo se hace una limpieza primaveral en condiciones? Google, como siempre, nos deleita con su sabiduría:

  • Ventila bien la casa.  Yo no sé cómo será en el resto de España, pero en el Norte cuando hace sol aprovechamos para salir a la calle. Esto quiere decir que los diluvios y las ventiscas son los fenómenos idóneos para quedarnos en casita limpiando, básicamente porque nos da por saco salir a la calle. ¿Adónde quiero ir a parar? Pues que mejor no abrir la ventana si no quieres que se forme un remolino en tu habitación. ¿Consejo? Procura no levantar mucho polvo.

 

 

  • Usa un producto específico para cada mueble y para cada cosa y tú asientes, sabes que tiene razón, coges el primer producto que pillas, lees la etiqueta y dices ¡si esto vale para todo! Y ale, todo limpito en un plis plas.

 

 

  • Tira lo que no necesitas. GRACIAS. Ya sabemos que hay que tirar lo que no necesitamos pero ¿Realmente qué es lo que no necesitamos? ¿Acaso vas a tirar esa camiseta que te hizo tu amiga con el cartón de un paquete de tabaco?, ¿Vas a desaprovechar esos bolis que no pintan pero que tú ves que tienen tinta? No pintan por el frío pero verano escribirán de maravilla.

 

happy smile britney spears smiling smiley

 

  • Reorganiza tu armario. Aquello de  guardar lo de Invierno y sacar las prendas más frescas no es aplicable a los tiempos que corren. Puede que esto sirviera hace unos años, pero ahora que lo mismo te hace 6 grados que 25 yo no sé tú, pero yo, la chica del Norte…prefiero dejar los abrigos bien cerquita, por si acaso.

 

  • Ya que estás en el armario, saca lo que no te pones y dónalo. Qué fácil es decirlo ¿Para qué quieres esa chaqueta raída? Pues para hacer limpieza ¿Qué ya tienes dos más del estilo y en este momento no llevas ninguna de ellas? Es que no  sabía dónde estaban, ahora que ya lo sé… ¿Y esos pantalones que no te pones porque hace tres años que no te entran? Para cuando adelgaces ¿no? ¿Y ese gorro de Papá Noel que te regaló un desconocido en un bar? Da igual que no te lo hayas puesto nunca porque crees que es una horterada, pero quién sabe, tal vez para la siguiente Navidad…

 

Sí, es feo pero me lo quedo

 

  • Una vez que ya has ventilado la casa cinco minutos, limpiado los muebles, cristales y baño con el mismo producto,  que no has tirado nada y que tu armario sigue tan desorganizado como anoche…toca barrer y fregar el suelo. Primero la escoba y luego la fregona, hasta ahí todo correcto ¿No? Sí, hasta que te das cuenta que se te ha olvidado barrer un rincón, ese que casualmente es el que más polvo acumula y cuyas pelusas, y al pasar la fregona, forman un potingue asqueroso que te impide seguir fregando pero que tampoco sabes cómo solucionar.

 

Entre tú y yo, te contaré algo que Google no te dirá jamás: la limpieza primaveral no es más que una excusa para pasarte tres horas hojeando álbumes de fotos que no veías desde la última primavera, para cantar frente al espejo sin miedo a parecer idiota porque lo estamos limpiando y para limpiar hay que mirar al espejo y para limpiarlo hay que cantar porque hace más amena la tarea. La limpieza primaveral es la lucha entre el hombre y la suciedad, el momento idóneo para poner tu música preferida a tope sin temor a las quejas del vecino, para mover el culo mientras pasas el trapo y para utilizar la escoba de micrófono.

Pero por encima de todo, te confesaré que este tipo de limpieza sirve, por encima de todo, para reencontrarte con joyitas como esta:

Jpeg

 

Ahora si me disculpáis tengo mucho que jugar…digo que limpiar.