Lifestyle

Los que no hacemos dieta después de Navidad somos la resistencia

Que en Navidad comemos como si no hubiera un mañana, eso se sabe.  Comidas familiares, con amigos, de empresa, y sino pues hay que acabarse las sobras o los 20 tuppers que te ha dado tu madre de zarzuela y canelones. Y claro pues casi todo el mundo coge unos kilos.

Peeeero. Cuando llega el día 7 de enero, justo después de Reyes hay que eliminarlos en el menor tiempo posible. O sea que si los hemos cogido digamos en unas dos o tres semanas, hay que quitárselos de encima sí o sí en media hora más o menos.

 Por lo tanto como este año Reyes cayó en sábado, el domingo estaban los gimnasios llenos de gente haciendo cardio como locos. ¡En domingo! Que eso todo el mundo sabe que es pecado, ya que hasta Dios cuando hizo el mundo el domingo descansó. O sea que no sé si vais a perder los kilos rápido o no pero que vais a ir de cabeza al infierno eso ya os lo aviso de antemano. Y allí no hay gym porque al demonio lo que le gusta es joder, como a mí. Pero bueno como hace mucho calor, pues podréis ir desnudos más tranquilamente sin los kilos de Navidad encima.

 Y luego la legión de personas que te acosan en Instagram ofreciéndote dietas. Que parecen soldados adiestrados para matar (kilos, claro está). Que me imagino a su jefe teniéndolos a todos encerrados en un castillo durante las fiesta y diciéndoles: “Esperad, esperad, esperad…” . Y el día 7 les grita con todas sus fuerzas. “¡Ahoraaaaa!”.  Y salen todos como locos con sus anuncios y sus mensajes agradables que nadie les ha pedido.

“Hola, gracias por seguirme” (perdón un inciso, yo no te sigo, te has equivocado). Pero claro ellos a lo suyo y siguen:

  • ¿Quieres quitarte los kilos de navidad en solo siete días?
  • Pero chica ¿has mirado mi perfil?, no ves que yo ya llevaba acumulación de la navidad pasada y de la anterior también, como me vas a quitar 20 kilos en 7 días ¿estamos locos?
  • Puedo ayudarte a cambiar tus hábitos.
  • ¿En serio puedes ayudarme a dejar de trabajar 8 horas? Vale acepto, acepto.
  • Solo tienes que tomarte tres batidos verdes al día y andar 8 horas por lo menos.
  • Ah pues entonces no, cari prefiero ir a trabajar y comer ensalada, gracias.
  • No, no, pero de verdad puedo hacer que cambie tu vida vas a ser mucho más feliz, estarás mucho más contenta.
  • ¿Ah sí? ¿Me vas a dar 10 millones de euros y un vikingo?
  • No, son batidos.
  • Oye y un psiconanalista no te iría bien…

Y me bloquean.

 A ver que yo no digo que no nos tengamos que quitar los kilillos que hemos subido, más que nada porque un kilo y medio más os puede matar, os lo digo por vuestra salud, eh, de buen rollo. Pero si ayer te metiste siete canelones, dos trozos de panettone, y tres de turrón acompañados de un litro de vino para que bajaran, aún no has hecho ni la digestión o sea que eso no ha subido a tu báscula, no puedes bajarlo PORQUE NO EXISTE.

Y se puede hacer de una forma tranquila, sana, volviendo a comer normal, dejando el turrón y los cubatas, haciendo deporte. Vaya cada uno como le de la gana, pero en serio hay que hacerlo con esa ansiedad y ese desasosiego y quitárselos en menos de una semana porque sino ¿qué? No te cierran bien los vaqueros, pues ponte leggins que por siete días tampoco vas a morir digo yo. Y la ansiedad también es mala, hombre ya. Y sino una goma en los pantalones como hago yo y listo.

Así es que no se, de verdad, que si os queréis quitar los kilos de Navidad, o los del año pasado, pues genial, pero digo yo que tampoco hace falta volverse loco perdido y hacer lo que sea para que desaparezcan.  Unos masajitos drenantes que siempre son agradables, vete de rebajas siete horas que eso quema que no veas, una verdurita que apetece después de tanto exceso etc. Y los kilos  van desapareciendo a su ritmo. Y siempre es mejor,  porque no se recuperan tan rápido, o eso dicen.

Compartir:

Login