Lifestyle

Pues yo no quiero que se vaya el frío

Pues yo no quiero que se vaya el frío, ea. Ser del sur implica tener veranos larguísimos y aunque el buen tiempo es delicioso, cuando eres bicho nórdico de espíritu, las lluvias y el fresquíviri son seducción pura y dura.

giphy

Que sí, que el chiringuito y la playa están dabuten, pero a mi ponme mi manta peludita del Primark, una serie de Netflix en bucle y un chocolatito Paladín/Hacendado y más feliz que una perdiz.  Además, escuchando ese sonidito celestial de las gotas de lluvia en la ventana, pensando en: ay qué bien que los pantanos se están llenando. Y si tienes a alguien con quien acurrucarte en el sofá (ya sea madre, padre, primo, prima, pareja, ligue, gato… cualquier cuerpo que de calor humanoanimal es válido) pues genial, y si no, PUES MÁS ESPACIO DIVINO.

La sociabilidad humana disminuye en los meses frío, dicen… pero yo es que como en las quedadas de toda la vida en el piso de Fulanito y Menganita “a cenar y a lo que surja”, no me lo paso en ningún sitio. Esas fiestas caseras en las que terminas quedándote a dormir porque del cachondeo ya no hay quien coja el coche, ya sea por borrachera o por puro agotamiento… eso es VIDA.

giphy (1)

Y la mesa estufa, parfaváh, ¿qué me decís de la mesa estufa? Esa fábrica de pies ardientes gloriosa. Los potajes contundentes, las sábanas de pirineo y dormir con quince mantas encima. Las medias térmicas que combinan con todo, porque yo soy de esas personas que llevan más pantalón corto/falda en invierno que en verano gracias a ellas. Los churros, las torrijas, LAS CHIMENEAS. La viejuventud y la oda al hogar. Y tengo que mencionar otra vez al Primark por sus maravillosos monopijamas de animalitos en los que te adentras una vez y ya son parte de tu epidermis…y NO, este post no está patrocinado, si lo estuviera ya estaría yo comprándome 40 kilos de decoración monísima y va a ser que no *tristesa infinita*

Así que, por estas fechas, cuando ya estamos de recogidas de nórdicos, cambiando los cojines de pelo del sofá, sacando las bermudas del fondo del armario y silenciando los grupos de wasap de “KDD Playita” pues una como que escucha llover de repente y se sobrexcita. Porque cuando vives en una de las capitales más calurosas de España, la gente es muy novelera y ya está sacando las chanclas de la piscina comunitaria en cuanto sale un rayito de sol en marzo y mira, como que no, como que yo todavía estoy soñando con la bata y las pantuflas.

giphy (2)

Y mientras escucho llover estoy escribiendo esto y acabo de percatarme de que se me ha mojado otra vez la ropa. Cuarta vez este mes. Que hartura… en verano la ropa se seca en nada. Y me acabo de acordar de ese top de crochet tan mono que apenas me puse el verano pasado. Y del salmorejo. El salmorejo fresquito se merece otra publicación aparte. Y estoy pensando que tampoco es tan terrible que vuelva el solecito, mojito, terracita… y muchas cosas acabadas en ito-a….

Y vosotros… ¿sois más de frío o calor?

Clara Rivera

Compartir:

Login