Queridos querubines míos, hoy vengo a contaros una historia… Una historia que reza así:

Tralalalalalalaaaaaaa (Insertar aquí música de arpa con carácter de ensoñación)

«Un día cualquiera, digamos hoy mismo, vas andando tranquilamente por la calle -tan feliz de estar en el mundo porque qué chipirifláutico es todo- cuando de repente los ves en el escaparate de una tienda. Son los vaqueros perfectos.

Es repentino, porque los acabas de ver de forma inesperada; ¡es fantástico!, porque es lo que querías desde hace años; y es, es… es una mierda porque esa talla no es la tuya y son los últimos de los últimos por la eternidad. Pero tú los quieres, son especiales por algo en concreto que es importante para ti -fíjate tú- así que los compras para, una vez estando más tranquila en casa, decidir arreglarlos y adaptarlos para hacerlos idóneos para ti.

Tienes miedo, así que los cuidas y mimas mientras estudias las posibilidades que plantean. ¿Quizás perdiendo un par de kilos pueda evitar hacerles ese apaño? No tienes ni idea, y como no tienes ni idea, pues te pones a probar cosas a lo loco. Hasta que un día, de tanto esfuerzo, darle vueltas al asunto y andar -metafóricamente hablando- de arriba para abajo… ¡Oh! Te encajarán de maravilla.»

Fin.

Bien, pues esta tontunada de historia que os acabo de contar es más o menos lo que pasará con vuestros TFG (Trabajo Final de Grado) y TFM (Trabajo Final de Máster). De hecho, las fases por las que pasaréis serán las mismas. ¿Conocéis la película de «Del Revés» (Inside Out), de Pixar? Pues será como si todos los monigotes estuvieran borrachos y pulsasen todos los botoncitos a la vez. Divertido, ¿eh?

tfg miedo

Pero, tranquilidad, porque realmente no hay nada por lo que preocuparse. Al fin y al cabo, es tu TFG, ¿y quién sino tú sabe mejor lo que está haciendo?

Obviamente, el hecho de que sea algo exclusivamente tuyo, tiene tanto cosas positivas como negativas -y es que no podemos trabajar por ti- pero estamos segurísimas de que si  te pones a ello lo sacarás más que de sobra.

No obstante, y para aportar nuestro granito de arena, he aquí algunos consejos para que te sea más llevadero y ameno:

tfg got

1. Una vez tengas el tema del TFG o TFM asignado, organízate. Marca qué es exactamente aquello sobre lo que quieres trabajar y cuáles son sus puntos clave.

2. Planifícate. Distribuye tu tiempo de tal forma que puedas investigar en los distintos aspectos de tu trabajo de forma adecuada y tranquila.

tfg homer

3. Documéntate. Lee, lee, ¡lee! Estamos en la era de la información, saber es poder :)

4. Resume. No siempre «más es mejor». Profundiza en el tema destacando los aspectos más importantes, ya sabes, lo de subrayar hasta los pies de página… está de más.

5. Respiiiiiira. Tómate tu tiempo libre. Sal a pasear, ve al cine, y duerme bien. El cerebro necesita descansar. (¿Gatitos en youtube?)

tfg viernes

6. Come bien y sano. Sabemos que el estrés nos juega malas pasadas y acabamos echando mano a lo que más cercano tengamos, pero los malos hábitos y los excesos también nos pasan factura.

7. Trabaja, trabaja, trabaja. La inspiración nunca viene si no es trabajando.

8. Disfruta de lo que haces, al fin y al cabo, es tuyo.

9. Enorgullécete de tu trabajo. Que todo lo que lleves hecho te anime a llegar al final.

10. ¡Cómete el mundo! Es tu prueba de fuego, y la vas a pasar con creces. Échale cara al asunto y demuéstrales lo que vales ;)

fuck yeah

Así que ya sabes, relax, que solo es tu TFG/TFM.

Y si aún así estás que te estiras de los pelos, aquí tienes un vídeo de gaticornios, porque los sueños gatunos también pueden hacerse realidad :3