Lifestyle

Yo voy a hacer huelga el 8 de marzo ¿y tú?

El 8 de marzo ya está a la vuelta de la esquina y es el momento de demostrar que sin las mujeres se para el mundo. La huelga feminista es una huelga general y laboral de un sector muy concreto de la población; un paro de 24 horas para todas las mujeres que se sientan interpeladas y que se extiende al ámbito académico, del consumo (sobre todo de todos esos productos gravados con lo que se conoce como “tasa rosa”) y de los cuidados (ese trabajo nada reconocido). Porque, amigas: lo personal es político y el feminismo va un poquito más allá de la simple búsqueda de la igualdad formal.

La huelga en España está convocada por la Plataforma 8 de marzo, que incluye a más de cien colectivos y organizaciones feministas de todo el territorio estatal. Pero son muchos los países en los que se están convocando iniciativas parecidas, por lo que podemos hablar de una huelga de carácter internacional que pretende cuestionar todo el sistema patriarcal. Ya no vale eso de “pero si estamos mucho mejor de lo que estábamos… se han conseguido muchas cosas”, no. Ahora lo queremos todo, porque la discriminación y la desigualdad sigue siendo real y estamos muy cansadas. 

Aquí tienes algunas de las razones que necesitas para apoyar la huelga feminista del 8 de marzo (son todas las que están pero no están todas las que son):

– Juntas somos más fuertes y tenemos en nuestras manos la capacidad de hacer historia. Las mujeres somos muy diversas y esa identidad colectiva y plural es nuestra mejor arma. Esta lucha es la lucha de todas, aunque existan diferencias discursivas porque los feminismos no son monolíticos.

giphy (13)

– El “Día Internacional de la Mujer” no puede quedar reducido a un día más de felicitación, lleno de ofertas rancias de manipedi y discursos conformistas desde algunas instituciones.

– Las mujeres, que somos más del 50% de la población mundial, hemos sido silenciadas y olvidadas.  Nos siguen asesinando, violando, acosando, ninguneando… lo que demuestra la existencia de un de una jerarquía de dominación basada en una masculinidad hegemónica construida. Hay que acabar con la lacra de la violencia machista, es una necesidad para TODOS Y TODAS.

Cuando denunciamos un acoso no nos estamos victimizando. Todo lo contrario, estamos hablando de una realidad, de una opresión sexual estructural que muchísimas mujeres sufren a diario y a la que hay que llamar por su nombre. No somos nosotras las que tenemos que avergonzarnos precisamente… La cultura de la violación es algo tan instaurado que se sigue culpabilizando a las víctimas porque claro, algo habrán hecho.

– Es el momento de hacer una revisión profunda y colectiva de las relaciones de poder, tanto en los ámbitos públicos como en la vida privada de cada persona. Exigimos no solo los mismos derechos que los hombres (obvio), sino la libertad para poder ejercer esos derechos.

giphy (12)

– “Ser mujer” nada tiene que ver con la genitalidad de cada persona. Tenemos que revisarnos también esa transfobia para conseguir hacer del feminismo un espacio seguro y diverso.

– “Ser mujer” tampoco tiene que ver con estereotipos sexistas. La idea tradicional de la feminidad nos encorseta en un deber ser “delicadas señoritas” que anula toda nuestra identidad.

– Tenemos que seguir luchando contra la brecha salarial, contra el techo de cristal, contra la invisibilidad de los trabajos feminizados y precarizados generalmente relacionados con los cuidados… Además, la conciliación laboral es un unicornio.

– Queremos poder volver a casa solas y tranquilas. No queremos tener que ser valientes. No queremos tener que avisar a nuestras amigas de que hemos llegado bien. No queremos desconfiar de cualquier persona que nos crucemos en la oscuridad.

– La cosificación del cuerpo femenino es un mal endémico de nuestra sociedad. Hay que combatir el canon de belleza único que nos asfixia y somete al escrutinio público, dejando en los márgenes de lo socialmente aceptado a las corporalidades no normativas.

– No es una guerra contra los hombres ni mucho menos, es una lucha por la emancipación femenina y por unas estructuras de vida más igualitarias y positivas para todas las personas. 

giphy (11)

Nos queremos vivas, libres, unidas y diversas. 

 

Gifs de Libby VanderPloeg.

Compartir:

Login